Con estaciones de gas en carretera, EPM busca acercarse a Urabá

Con estaciones de gas en carretera, EPM busca acercarse a Urabá

Este año abrirán 10 estaciones GNV en carreteras para que carros hagan recorrido abastecidos de gas.

notitle
09 de febrero 2015 , 08:46 p.m.

Antes de finalizar el año en las carreteras de Antioquia habrá, al menos, cuatro estaciones de gas natural vehicular (GNV), adicionales a las que están en las ciudades principales del país.

La idea de las directivas es que los conductores de vehículos, que tienen su motor apto para recibir gas, puedan salir del valle de Aburrá y terminar los recorridos con ese combustible en sus tanques.

Actualmente, en el área metropolitana de Medellín, se encuentran 15 estaciones EPM de GNV. La primera por fuera de esta región fue inaugurada la semana pasada en el municipio de Apartadó, en Urabá.

Esa estrategia de masificación comprende también la presencia del grupo empresarial en otros departamentos como Caldas, Risaralda y el Quindío.

En total, confirmó, Juan Esteban Calle, gerente general de EPM, serán 10 estaciones de suministro de gas vehicular por las vías de Colombia, y cerca de la mitad estarán en corredores que conduzcan de Medellín a la costa Atlántica y al Urabá antioqueño.

“Nosotros entramos por Antioquia, que es nuestro territorio natural, pero necesitábamos tener buena cobertura en los municipios. Vamos a llegar con gas domiciliario a 105 localidades antes de que termine el año y eso nos permite comenzar a construir esos corredores de movilidad sostenible, que son estaciones de gas vehicular asociado a el despliegue de infraestructura”, enfatizó Calle.

En la recién abierta estación de Apartadó, EPM invirtió 1.300 millones de pesos y en la estrategia de expansión esperan aportar recursos no inferiores a los 14.000 millones.

Cerca de puerto Urabá

Carlos Arturo Díaz, vicepresidente de Gas en EPM, explicó que siendo Urabá la región con mayor desarrollo de Antioquia, era fundamental que la firma de servicios públicos llegara con todo su portafolio. “Urabá es un puerto que da solución importante en la conectividad de los puertos en Buenaventura, costa Pacífica y Atlántico”, dijo.

De acuerdo con Díaz, para poder llevar gas domiciliario a Urabá los vehículos que parten del valle de Aburrá hacia Urabá carecen de autonomía para poder llegar a su destino dependiendo del gas.

“Pensamos poner estaciones intermedias para que la gente tenga autonomía, que puedan salir de Medellín y llegar Urabá, Cali o a la costa”, agregó Díaz.

Esperan los directivos construir una estación en Santa Fe de Antioquia y otra en Cañasgordas, occidente de Antioquia.

De esa manera, pretenden unir la capital antioqueña con la región de Urabá y establecer el primer corredor de gas en el primer semestre de este año.

El otro corredor del departamento, pensado para el segundo semestre de 2015 y el año entrante, estará conformado por estaciones de GNV en Bello, Yarumal y Valdivia.

Este, además de beneficiar a los viajeros a la costa Caribe, favorecerá a los transportadores que trabajan para el proyecto hidroeléctrico Ituango, que tendrán una carretera que comunica la obra con el Bajo Cauca, creada para mayor facilidad en la movilización de maquinaria desde Cartagena y el Atlántico.

“La idea es permitirle a flotas corporativas, transporte público y particulares, que puedan recorrer a Colombia con gas natural vehicular”, acotó Calle.

Quieren vencer mitos

Uno de los obstáculos que tendrá que superar EPM en su propósito de expansión del gas vehicular es la desmitificación de los males del sistema.

Al año la compañía pública convierte 3.500 carros al sistema de GNV. En el país tienen 520.000 vehículos y, en Medellín el año pasado llegaron a 50.000.

“La iniciativa la están tomando los transportadores porque se dan cuenta que hay que manejar alternativas. Hay beneficios de pico y placa y en algunas partes descuentos en otros servicios”, añadió Díaz.

Aclaró que los concesionarios están produciendo vehículos a gas y despachan a quienes los piden.

“Ahora con sistemas a gas como transmilenio, metroplús y vehículos de Emvarias circulando en situaciones topográficas extremas, se han ido acabando los mitos y se ratifica que esto funciona en cualquier parte”, concluyó.

Once empresas le apuestan a exportar desde la Zona Franca

La zona franca de Urabá se anticipó al progreso que esa región viene teniendo. Luego de cinco años de iniciar la comercialización de los espacios, ya 11 firmas se han establecido para lograr los beneficios tributarios y buscar posibilidades de exportación.

El proyecto Zona Franca de Urabá abrió sus puertas en el año 2010, en el municipio de Apartadó, ante el escepticismo del empresariado nacional.

De la mano de la actual Gobernación departamental, dicen las directivas de complejo empresarial, han logrado desvirtuar los temores para asentarse en Urabá.

Maria Isabel Sierra, directora regional de Zona Franca, destacó como uno de los aspectos que jalonó la llegada de industrias, la suscripción de alianzas público privadas con entidades como la Agencia de Cooperación Internacional (ACI), los gremios Analdex y Andi, así como la Cámara de Comercio de Urabá.

“En principio no se vieron las ventas en un proceso complejo por lo difícil de atraer la inversión de los empresarios a la región. Había paradigmas que romper como las vías, escasez de puertos y cadena logística”, dijo Sierra.
Zona Franca, que esperan sea un complemento del Puerto Antioquia, también en Urabá, es una sociedad privada creada por un grupo agroindustrial y exportador que lleva más de 30 años operando en esa región.

“Al momento se tienen en funcionamiento las primera etapas de 15.000 metros y en 2015 salen a preventa los espacios ubicados en una tercera etapa”, añadió Sierra.

Entre los modelos de empresas que hoy funcionan en el complejo están los del sector logístico, manufactura, de servicios como lavanderías especializadas y distribución de materiales.

También hay una unidad estratégica de salud, con dependencias como oncología, bancos de sangre, y cardiología.

“Hoy es otro el panorama. La Gobernación de Antioquia trae empresarios vía terrestre para mostrarles lo qué está pasando con la región. Hacemos todo un recorrido para que conozcan los proyectos y acabar con mitos como que la vía no tiene condiciones carreteable o que por el túnel no pasan grandes contenedores, entro otros”, acotó.

Las firmas establecidas en Zona Franca de Urabá, a 340 kilómetros de distancia de Medellín y 739 de Bogotá, por carretera, tienen beneficios como el 15 por ciento de renta, el no pago de IVA y eliminación de aranceles sobre las materias primas, partes e insumos para el desarrollo de su objeto social.

“Con las visitas y recorridos, así como la presentación de proyectos les damos a los empresarios tranquilidad para que lleguen a Urabá”, concluyó Sierra.

VÍCTOR ANDRÉS ÁLAVAREZ C.
Enviado especial de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.