Millonarios usan fachadas para esconder compra de propiedades en N.Y.

Millonarios usan fachadas para esconder compra de propiedades en N.Y.

Investigación del New York Times incluye al exgobernador Pablo Ardila como uno de ellos.

notitle
09 de febrero 2015 , 08:13 p.m.

Millonarios y multimillonarios de todo el planeta, algunos con dudoso pasado judicial, se estarían amparando en las laxas leyes existentes en ciudades como Nueva York (EE. UU.) para esconder parte de sus capitales en la compra de lujosas propiedades.

Esa es parte de la conclusión de un exhaustivo reporte publicado por el diario estadounidense The New York Times, en el cual se documenta cómo individuos con pasados oscuros han adquirido apartamentos y condominios en Manhattan por medio de compañías fachada, con las que pueden ocultar sus identidades. (Lea: la fortuna que ocupan los edificios)

Según el diario estadounidense, la investigación tardó más de un año en completarse y se enfocó principalmente en el Time Warner Center, el edificio de condominios ubicado frente a Central Park que se inauguró en 2003.

De acuerdo con la publicación, entre los propietarios de apartamentos en el Times Warner Center aparecen figuras y celebridades de Estados Unidos, como el cantante Ricky Martin, el mariscal de los New England Patriots, Tom Brady; el cantante Jimmy Buffet y la presentadora Kelly Ria.

Pero el New York Times también encontró una creciente proporción de extranjeros ricos, de los cuales al menos 16 han sido sujeto de investigaciones en sus países de origen.

Los casos oscilan van desde violaciones ambientales hasta fraude financiero. “Cuatro propietarios han sido arrestados y otros cuatro, multados por actividades ilegales”, señala el diario, que también afirma que al menos un 26 por ciento de los propietarios son extranjeros, la mayoría de los cuales utilizaron compañías fachada para realizar las compras.

En algunos casos fue imposible identificar al comprador real, pues las compañías fachada estaban a nombre de terceros o ya habían desaparecido.

En su investigación, The New York Times explica que el crecimiento de compradores extranjeros está atado a leyes aprobadas en los últimos 15 años que permiten el flujo de capitales sin mayor escrutinio y a una estrategia comercial de los constructores que se enfocó en atraer a multimillonarios de otros países.

En el Time Warner al menos 200 de los apartamentos figuran a nombre de compañías fachada. Anualmente, afirma el reporte, en Nueva York se gastan unos 8.000 millones de dólares en compras de propiedades avaluadas en más de 5 millones de dólares. El año pasado, la mitad de esas transacciones se realizaron a través de empresas ficticias.

“El edificio no sabe de dónde viene el dinero. Eso es algo que no nos interesa”, le dijo al diario estadounidense Rudy Tauscher, exadministradora del Time Warner Center.

En su historia, The New York Times identifica a ciudadanos de seis países que tuvieron o tienen propiedades en el Time Warner Center, y que enfrentaron problemas con las autoridades. Uno de ellos es el exgobernador de Cundinamarca Pablo Ardila.

Según el diario, en el 2004 Ardila les confesó que él y sus padres habían creado una compañía fachada (shell company) para adquirir una propiedad de 4 millones de dólares en el Time Warner Center.

Ardila fue arrestado en el 2007 por enriquecimiento ilícito y mientras aún estaba en la cárcel, dice el periódico, la empresa fachada vendió el inmueble ganando en la transacción unos 2 millones de dólares.

Pero según el New York Times, la dirección de la compañía fachada fue trasladada de Colombia a Miami y a nombre del agente inmobiliario John Ballesteros, a quien identifican como un amigo de la familia.

De acuerdo con el diario, cuando las autoridades colombianas realizaron una exhaustiva investigación para dar con los bienes de Ardila, no pudieron hallar el apartamento de Nueva York.

El artículo cita a Elizabeth Úngar, de Transparencia Internacional, diciendo que pese a los acuerdos internacionales, los jueces en Colombia tienen muchas dificultadas a la hora de repatriar capitales en el extranjero.

El diario menciona que Ardila fue puesto en libertad tras dos años y nueve meses y sin que se le condenara –hubo vencimiento de términos–, pero añade que, según la Fiscalía, todavía es investigado.

Junto al de Ardila, el periódico mencionó los casos de magnates en China, México, Rusia, Malasia, China y Kazajastán que adquirieron propiedades en el lujoso edificio pese a sus problemas con la justicia.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.