'Ejército pagó el 99 % del puente peatonal que se cayó'

'Ejército pagó el 99 % del puente peatonal que se cayó'

Contraloría además asegura que se pagó por una obra diferente a la edificada.

notitle
09 de febrero 2015 , 05:36 p.m.

Un informe preliminar de la Contraloría evidencia varias irregularidades en el contrato entre el Ejército y la firma Construtec para levantar un puente peatonal, que colapsó el primero de febrero en el Cantón Norte de Bogotá cuando se probaba su resistencia.

Fueron al menos seis graves irregularidades en la contratación y ejecución del puente que al caerse dejó como saldo a más de 20 uniformados lesionados.

La evaluación sostiene que a pesar de que el contratista registraba graves retrasos, el Ejército giró el 99 por ciento de recursos.

"Tal situación torna ineficaz el manejo del recurso público, por cuanto se giró el 99,58 por ciento del valor del contrato sin que a la fecha se logre satisfacer la necesidad que justificó la contratación", dice el informe.

Según el organismo encargado de verificar cómo se gasta la plata del Estado, se detectó que las dos prórrogas que se dieron de plazo para la entrega de la obra no correspondían a razones de fuerza mayor sino a problemas de planeación.

El organismo de control fiscal asegura, además, que los estudios previos que se hicieron para el contrato no cumplen los requisitos, pues tasaron el valor del contrato según lo que se pagó por la construcción de otro puente peatonal "cuyo diseño dista del construido, lo que evidencia debilidades en la elaboración de los estudios previos".

El organismo afirma que el valor del contrato del puente que colapsó incluía el costo de trámite de permisos y licencias, "los cuales no se requerían por tratarse de una obra privada".

La Contraloría asegura, también, que la interventoría del contrato manifestó verbalmente "que no había autorizado pruebas de carga y que no estuvo presente en la obra el día del colapso".

Lo más grave es que los auditores encontraron que no hay pliego de condiciones, oferta del contratista, actas de interventoría y otros documentos que sustentaran la supervisión de la obra.

El contrato, que se suscribió por más de 3.195 millones de pesos y por el que inicialmente el puente debía ser entregado el 20 de diciembre del 2013, tuvo cuatro prórrogas.

La primera, hasta el 5 de marzo de 2014, se justificó en que había dificultades técnicas y variación en las obras viales por parte del IDU.

La segunda prórroga, hasta el 25 de junio del 2014, habló de la necesidad de permisos especiales con el contratista del IDU para desplazar la maquinaria hasta la obra.

La tercera prórroga se hizo hasta 31 de octubre del año pasado y se basó en demoras en los tiempos de fabricación e importación de los tirantes y construcción del mástil del puente.

La última prórroga fue hasta el 29 de diciembre y estuvo motivada por las "malas condiciones climáticas e imprevistos relacionados con hundimiento del terreno de la torre grúa que implicaron obras adicionales".

El Ejército preparaba la declaración de incumplimiento del contrato y citó a audiencia el 14 de enero, la cual se aplazó para el 3 de febrero. Dos días antes el puente se cayó. La obra se entregó por contratación directa.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.