Caso alemán, ejemplo para crear gerencia del río Bogotá

Caso alemán, ejemplo para crear gerencia del río Bogotá

Eberhard Holtmeier explica cómo podría funcionar un modelo para salvar al río Bogotá.

notitle
09 de febrero 2015 , 05:33 p.m.

Uno de los mayores retos ambientales para el país es crear y poner en funcionamiento el modelo de gestión para la recuperación del río Bogotá. No es una tarea fácil. Se trata de crear una gerencia que pueda coordinar a más de 47 entidades y de conseguir cerca de 6 billones para las obras de saneamiento, reforestación y participación ciudadana.

Otras cuencas hidrográficas del mundo han enfrentado estos mismos desafíos. Pero, tal vez, el caso más parecido es el de río Emscher en Alemania. Así lo cree Eberhard Holtmeier, el director de calidad de la Cooperativa del Río Emscher (responsable de la recuperación del afluente), quien en su visita al país encontró varias semejanzas entre los desafíos que hoy enfrenta el río bogotano y los retos que hace 30 años encararon en el país germano.

Aunque hoy, al Emscher todavía le siguen vertiendo aguas residuales, ya se ha avanzado en 1.189 km de alcantarillado, 303 bombas de bombeo, 60 plantas de tratamiento y más de 305 kilómetros de río se han re-naturalizado.

La meta alemana es que en 5 años el río esté completamente renovado como un ecosistema, que incluso, tenga zonas para la recreación. Las aguas residuales irían por un conducto paralelo de cerca de 400 kilómetros. Hasta el momento van 285 km de avance.

Holtmeier fue invitado a Bogotá por el proyecto GIZ de Cooperación Alemana en Colombia para para dar a conocer la experiencia que podría replicarse en nuestro país. El TIEMPO conversó con el experto sobre cómo fue la gestión para sacar adelante uno de los proyectos ambientales más costosos de Europa.

¿Cómo funciona el modelo de cooperativa para la gestión del Emscher?

La cooperativa es de naturaleza pública y reúne a 196 socios entre las industrias y las ciudades de la cuenca. Tenemos una ley nacional que determina nuestras limitaciones y funciones. Hay discusiones constantes con cada entidad sobre cómo se va a impedir el vertimiento de las aguas residuales al río, pero no es discutible el hecho de que la cooperativa tiene que impedir esa contaminación. Nosotros desde 1889 funcionamos como cooperativa y en 1990 arrancamos con el proyecto de restauración.

¿Cuánto cuesta la financiación de todo el proyecto de reestructuración del río?

Después de los análisis, estimamos que el proyecto total cuesta 4.500 millones de euros. Todavía estamos dentro del presupuesto, pero todo el tiempo hemos estado haciendo reajustes. Sin embargo, además del cambio en las exigencias ambientales, también se ha aumentado el ingreso por impuestos.

¿Cómo ha sido el esquema de financiación? ¿De dónde vienen los recursos?

En un 80 por ciento la financiación ha venido de las contribuciones ciudadanas. Los impuestos al consumo han sido la clave. Por cada metro cúbico que se consume en una casa se cobra tres euros por el servicio de agua y otros tres euros adicionales por el alcantarillado, una parte de ese recaudo va para el proyecto del río. Cada municipio hace el recaudo y lo transfiera porque es socio de la cooperativa. El otro 20 por ciento viene de recursos del Estado.

¿Cómo han logrado que los ciudadanos realmente se comprometan a pagar por la recuperación del río?

En Alemania hay un consenso claro: sabemos que no podemos contaminar más el río. Desde que nací recuerdo que todos hemos tenido esa conciencia. También hacemos proyectos de intervenciones artísticas cerca del río, llevamos a los estudiantes, involucramos a los niños, para que desde pequeños entienden las ventajas de vivir cerca a un cuerpo de agua sano.

¿Cuáles son las recomendaciones que le da al río Bogotá?

Creo que es clave para la gerencia del río Bogotá que desde el principio se determine quién va a hacer qué, dónde va haber puntos de inflexión.. para que cuando se discutan las decisiones más importantes se sepa quién debe responder por ellas. Lo más importante es tener una planeación muy clara. En Alemania solo nos permitimos cometer los errores más costosos solo en el principio. También es muy importante que se trate de reducir los enlaces entre instituciones, para que realmente el proyecto avance.

BOGOTÁ

laubet@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.