A los 'pilos' les ha ido bien en su primer mes

A los 'pilos' les ha ido bien en su primer mes

Estudiantes beneficiados con becas para la universidad en Bogotá recibieron orientación profesional.

notitle
08 de febrero 2015 , 08:26 p.m.

Las clases ya empezaron para los beneficiarios del programa ‘Ser Pilo Paga’, con el que el Gobierno Nacional otorgó 10.000 becas a estudiantes de escasos recursos que obtuvieron los mejores resultados en las pruebas Saber.

El sábado –en una feria de orientación profesional– el presidente Juan Manuel Santos y la ministra de Educación, Gina Parody, les dieron la bienvenida a los cerca de 4.100 becados que iniciaron su cuarta semana en universidades de Bogotá y Cundinamarca. (Visite el especial: historias de un sueño posible)

“Ustedes son motivo de orgullo y alegría para Colombia, ya que gracias a su constancia en el estudio alcanzaron excelentes resultados y hoy están matriculados en una de las 33 universidades acreditadas en alta calidad”, dijo el presidente Santos.

Aunque un mes es poco tiempo para sacar conclusiones, durante el evento muchos de aquellos ‘pilos’ se mostraron satisfechos con los beneficios del Programa y calificaron como exitosa su experiencia. Algunos, incluso, le están cogiendo cariño a la ciudad de la que no habían recibido las mejores referencias.

“Llegué a Bogotá con miedos, sobre todo por la seguridad. Pero ahora me doy cuenta de que es más por los cuentos que a uno le meten. Ahora me siento muy feliz y afortunada porque pude estudiar lo que quería y en donde quería”, contó Loren Vásquez, quien llegó desde Villavicencio estudiar relaciones internacionales en la Universidad Javeriana y dice que ha recibido apoyo de compañeros y profesores.

No todos lograron estudiar lo que querían o en las instituciones de su preferencia, pues aseguran que la convocatoria fue repentina y el tiempo apenas les dio para inscribirse y aplicar a un par de universidades. “Yo quería estudiar psicología, pero no puedo ser desagradecido con una ayuda como la que nos están ofreciendo, del ciento por ciento. Por eso, aunque estoy estudiando administración de empresas y las matemáticas no me gustan, voy a exigirme al máximo para ser un profesional integral”, expresó Juan Diego Peña. Él, que vive en Bogotá, y dice haber sido apático con algunas promesas del Gobierno, confiesa que cuando vio que la beca y sus beneficios eran una realidad entendió que ‘ser pilo paga’.

“El día que vi en televisión que les entregarían viviendas a familias de escasos recursos, no me interesó la noticia y estuve incrédulo. Ahora que uno de esos proyectos me toca, veo la magnitud del asunto y hasta me siento apoyado por personas importantes como el Presidente, quien me hizo sentir apadrinado al tomarse unos minutos para hablarnos sobre nuestro nuevo proceso”, señaló.

También hay quienes desmienten la supuesta discriminación hacia los becados, que se promulgó a través de redes sociales hace unos días. “No he sentido discriminación, somos estudiantes como cualquiera. Sentir que por tener dinero puedes juzgar a otros que no lo tienen es una problemática social que no podemos negar, pero que va más allá de las universidades, es algo cultural”, aseveró Carolina Tanzano, quien entró a la Jorge Tadeo Lozano a estudiar ingeniería química.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.