Familia de menores masacrados en Caquetá ya había sido intimidada

Familia de menores masacrados en Caquetá ya había sido intimidada

Los niños, de 4, 10, 14 y 17 años, fueron asesinados en la vereda El Cóndor.

notitle
07 de febrero 2015 , 08:59 p.m.

Desde la pasada Navidad, en la vereda El Cóndor de Florencia, muchos presumían que una gran tragedia acechaba a una de las familias que se habían asentado en la zona. (Lea también: 'Daremos con responsables de masacre de niños en Caquetá': Policía)

Desconocidos rociaron con gasolina e intentaron prenderle fuego a uno de los ranchos levantados cerca de la vía que conduce de la capital del Caquetá al municipio de Suaza (Huila).

El secretario del Interior del Caquetá, Hugo Rincón, le contó a EL TIEMPO que ese fue el último antecedente que se conoce de las intimidaciones que recibió un campesino del sector, al que le masacraron a tres hijos y a un nieto en la madrugada del pasado jueves.

Las menores asesinados, de 4, 10, 14 y 17 años, estaban solos en casa cuando dos hombres a bordo de una motocicleta llegaron hasta la casa y preguntaron por sus padres. Cuando no los encontraron, acostaron a los niños y les dispararon a la cabeza.

Otro de los menores, de doce años, fue quien pese a sus heridas logró dar aviso de lo que había ocurrido a un pariente que vivía cerca. Los asesinos, antes de emprender la huida, escribieron con carbón en el piso rústico de la vivienda las letras ‘FAC’, lo que posiblemente se trataría de una movida para despistar a las autoridades y hacerles creer que se trataba de las Farc.

Alcanzó a denunciar

Según Rincón, tras el ataque de diciembre el padre de los niños alcanzó a poner la denuncia del hecho ante las autoridades. La gobernadora del Caquetá, Martha Liliana Agudelo, quien se reunió con el labriego el pasado viernes en la funeraria Basílica de Florencia, contó que el padre también le dijo que había realizado denuncias de las intimidaciones que recibía, aunque en el momento de profundo dolor que atravesaba no le dio mayores detalles.

“Parece que es una venganza por tierras. Hay la hipótesis de que los estaban presionando para que salieran de allí”, subrayó la mandataria.

Rincón detalló que se trata de una familia de campesinos que llegó a la zona proveniente del municipio de Milán. “Venían a buscar un mejor futuro, y llegaron a trabajar y a criar niños”, dijo.

En el sector de El Cóndor hay varias parcelas de campesinos, con ranchos similares al atacado el miércoles. Los labriegos trabajan en cultivos de pancoger, para el sustento de las familias del sector, y también para vender las cosechas en el mercado de Florencia los fines de semana.

El pasado miércoles, en la mañana, los padres de los menores habían salido a Florencia para matricular a los niños en alguna escuela del municipio, y por eso los cuatro estaban solos por la noche.

Para despedirlos, se realizó una misa en la catedral Nuestra señora de Lourdes, y, posteriormente, el sepelio en el cementerio Central de la capital del Caquetá. Mañana habrá una marcha.

Alerta por ataques a menores

La Defensoría del Pueblo anunció que promoverá una convocatoria para evitar que los menores sigan siendo víctimas de la violencia. Y destacó el informe Forensis, de Medicina Legal, del 2013, que registra a 1.115 niños y adolescentes víctimas de homicidio en el país.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.