Crisis en la familia: el 84 % de los niños nace fuera del matrimonio

Crisis en la familia: el 84 % de los niños nace fuera del matrimonio

El cardenal Rubén Salazar habló con EL TIEMPO sobre los hogares modernos. Rechazo a la adopción gay.

notitle
07 de febrero 2015 , 05:52 p.m.

El alejamiento de la institución familiar como soporte de la infancia y la adolescencia en el país inquieta a la Iglesia católica colombiana. Así lo señaló el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, en el marco de la Asamblea Plenaria de Obispos, que concluyó este sábado en Medellín.

La cita, en la que participaron cerca de 96 obispos del país, tuvo como eje central a la familia, siguiendo la línea del papa Francisco, que en octubre pasado convocó un sínodo extraordinario sobre ‘Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización’, tema que se retomará en octubre en el sínodo ordinario.

En diálogo con EL TIEMPO, el cardenal Salazar señaló que “las cortes están asumiendo funciones y atribuciones que no les corresponden” respecto a la adopción para parejas homosexuales, e insistió en que es necesario un mayor acompañamiento de la familia a los niños y adolescentes para que estos logren una inclusión clara en la sociedad. Respecto a los avances en La Habana (Cuba), Salazar advirtió que la paz no se logrará solo con una firma.

¿Por qué la asamblea enfocó su discusión en la familia?

El año pasado, en octubre, se organizó un sínodo extraordinario sobre la familia, y este año, en octubre también, se realizará el sínodo ordinario. Nosotros, dentro de la Conferencia Episcopal, tenemos un plan de evangelización trazado para varios años, y nos correspondía precisamente empezar a estudiar, de una manera más concreta, aquellos espacios en los que se vive la fe. Y el primero de ellos es la familia.

La homosexualidad dejó muchos titulares luego del sínodo. En Colombia, la discusión esta semana fue por la posibilidad de adopción para ellos. ¿Cómo lo trataron en la asamblea?

Esta discusión indica la situación que tenemos en el país; las instituciones no están cumpliendo propiamente con su tarea. El Congreso sería el ámbito normal donde tendrían que discutirse este tipo de cosas y donde tendrían que tomarse las decisiones. Las cortes están asumiendo funciones y atribuciones que no les corresponden. El que dependa prácticamente de una persona (conjuez) que sea válida o legal la adopción de parte de una pareja homosexual me parece un exabrupto de lo que significa una ley tan importante para el país. Creo que habría que hacer un llamamiento al Congreso para que asuma con mayor seriedad su rol en estos campos de la legislación.

¿La Iglesia mantiene su posición de rechazo?

Nosotros aquí no trabajamos desde un punto de vista de ideología, sino a la luz de nuestra fe. Nos parece que un niño adoptado por una pareja homosexual se va a ver privado de aquellos elementos fundamentales que le van a permitir crecer sano. No va a tener la riqueza que tiene la familia fundada sobre el matrimonio entre varón y mujer. Puede ser que no tenga traumas, que se logre desarrollar sanamente. Esos son asuntos científicos en los que no me atrevo a opinar. De todas maneras, se le está privando al niño de una riqueza fundamental, que es la paternidad y la maternidad, la feminidad y la masculinidad. (Encuentre aquí noticias sobre la adopción gay)

¿Cómo ve la Iglesia la situación de la familia en el país?

Se está viviendo un momento difícil. Infortunadamente, en Colombia tenemos situaciones serias, como el hecho de que el 84 por ciento de los niños que nacen hoy lo hacen por fuera del matrimonio. Esto indica que hay una crisis en la institución familiar.

¿Qué es lo que más los preocupa?

Pienso que el principal problema es que niños y jóvenes no están teniendo un soporte claro en la institución familiar. El niño y el adolescente necesitan a alguien que los acompañe, que los guíe, que los proteja cuando se enfrentan solos a medios de comunicación tremendamente agresivos y a una sociedad que también está en crisis. La institución familiar no está en este momento prestando el acompañamiento que necesitan niños y jóvenes para poder crecer y, ya como adultos, entrar de una manera clara en la sociedad.

En el sínodo extraordinario se habló de la comunión para divorciados. ¿Cuál es la posición de la Iglesia en Colombia frente a este tema?

No fue un tema de discusión en nuestra asamblea plenaria porque no es prioritario en este momento. Existe una situación a la cual debemos hacerle frente, pero eso tendrá que hacerlo el sínodo que se reúna en Roma, de donde saldrán las disposiciones de una guía clara frente al mismo. Nosotros constatamos que es una problemática que debemos mirarla con ojos de pastores. Tenemos que acercarnos a ellos para acompañarlos, para tratar de comprender sus situaciones y ayudarlos a descubrir la luz que les da el encuentro con Dios.

La Iglesia ha tenido un papel activo en los diálogos de paz entre Gobierno y Farc, pero al contrario de ese avance surgen crímenes y violencia a diario en el interior de la familia...

Todo esto nos hace tomar conciencia, una vez más, de que la eventual firma de un acuerdo de cese del conflicto armado en La Habana (Cuba) no significa automáticamente la paz. Debemos trabajar todos, y ya, por construir un país mucho más sano, más fraterno, más solidario para que podamos construir la paz. Ese cese de hostilidades en La Habana significaría un paso muy importante, pero la consolidación de la paz la tenemos que construir entre todos.

¿Cuál es el resultado final de esta asamblea?

El resultado va en ofrecer a los organismos de la Conferencia Episcopal de Colombia una serie de sugerencias, de elementos para que sigan elaborando las líneas que deben regir en el campo pastoral, en el de la evangelización de la Iglesia en el país. Nosotros aportamos en el campo de la reflexión, de la sugerencia, de descubrir caminos nuevos que podemos empezar a recorrer.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.