Crece el flagelo de los celulares 'chiviados'

Crece el flagelo de los celulares 'chiviados'

Ciudades como Valledupar, Cúcuta y Cali, entre las afectadas. Aprenda a reconocer esta modalidad.

notitle
07 de febrero 2015 , 05:51 p.m.

Si el cáncer de la telefonía móvil es el hurto, un mal generalizado y con pocos síntomas de ser controlado en todo el país, existe otra enfermedad, menor, pero que con la fuerza del tiempo se puede convertir en una dolencia crónica.

Se trata de la falsificación de celulares, una modalidad que comenzó con fuerza en ciudades cercanas a las costas Atlántica y Pacífica, pero que ya está haciendo metástasis en el centro del país.

Así se ha comenzado a detectar luego de sendos operativos realizados por la Policía en Bogotá y Medellín, en los principales centros de acopio y venta de móviles hurtados, en donde se incautó un alto porcentaje de estos equipos falsificados.

Se calcula que en Colombia entre el 15 y el 20 por ciento de los celulares que se venden al año son falsificados, según el Mobile Manufacturers Forum (MMF). El mercado negro de réplicas de teléfonos originales generó, en el 2013, 6.000 millones de dólares en pérdidas en el mercado global, según dicha organización.

‘Nokla’ o ‘SunSang’

¿Cómo es un celular falsificado? La MMF indica que es un teléfono que “se vende como una copia idéntica de la marca original o similar a la misma. Esto incluye, por ejemplo, los productos que adoptan una etiqueta que consideran divertida y graciosa, jugando con las letras de la marca establecida (por ejemplo, ‘Nokla’ o ‘SunSang’)”.

No se consideran falsificaciones los teléfonos genéricos que, si bien comparten características de los originales, no pretenden copiar la marca ni inducen al consumidor a creer que está adquiriendo un equipo original.

Los falsificadores copian la apariencia del teléfono original para que parezca genuino. Sin embargo, existen pequeños detalles que delatan a un celular cuando no es original.

EL TIEMPO investigó qué particularidades ayudan a reconocer imitaciones del iPhone 6 y del Galaxy S5.

Según las autoridades, ciudades como Valledupar, Cúcuta, Bucaramanga, varias de la Costa Atlántica, Cali, Buenaventura, Popayán, Tolima y de Antioquia son las más afectadas por el fenómeno.

“Aprovechan el desconocimiento de las personas, principalmente, para hacerles creer que están haciendo un gran negocio al comprar un móvil de una marca reconocida a un mejor precio”, explicó uno de los expertos consultados por EL TIEMPO.

Para las autoridades es complejo el control de la entrada de este tipo de productos, dado que usan las redes de contrabando o son nacionalizados con otras partidas arancelarias o marcas distintas.

El ‘galasi’ que circula en el mercado

En las zonas donde se venden teléfonos falsificados, como la calle 13, de Bogotá, una de las marcas más afectadas por la mafia de las imitaciones es Samsung. El Galaxy S5 y el Galaxy Note 3 son las referencias más copiadas.

Los falsificadores han logrado copiar detalles mínimos de la caja y de los aparatos de la marca coreana, lo que dificulta reconocer si son originales o no.

Los expertos consultados por EL TIEMPO sugieren no comprar equipos que carezcan de sellos de seguridad y que no incluyan un holograma de identificación de la marca en la cara delantera. En el mercado negro de Colombia, son populares dos modelos falsificados, que se conocen como AA, que vale 200.000 pesos, y el AAA, de 300.000 pesos. Aunque lucen casi idénticos al Galaxy S5, cuentan con componentes de baja calidad. Por ejemplo, la cámara trasera es de solo 3 MP, cuando debería ser de 16 MP, y la delantera es VGA, la más pobre de las resoluciones. La pantalla es de menor desempeño y brillo y no dispone de tecnología Gorilla Glass, que protege contra golpes y rayones. Al igual que en la imitación del iPhone 6, el lector de huellas no funciona.

En cuanto al procesador, es de menor rendimiento, lo que compromete la funcionalidad del equipo. A ello se suma que la batería es de poca duración y baja calidad. Con relación al software, los celulares falsificados incorporan versiones antiguas de Android, hasta de tres o cuatro años atrás, y no incluyen aplicaciones de uso común preinstaladas.

Ojo con el teléfono ‘aifon’ 6

Es uno de los modelos más pirateados. Con ayuda de Apple Latinoamérica, se pueden detallar varias de las características de estos equipos falsificados.

Observe los detalles de la caja en la que viene empacado el producto. En las versiones falsificadas, el logo de Apple suele aparecer en letras doradas, mientras que en el original son de color gris. Revise que en la cara inferior del empaque se encuentre una etiqueta con las especificaciones técnicas.

En la cara superior de la caja, Apple incluyó un relieve con la silueta del teléfono. En la versión falsificada, el realce es apenas perceptible. En cuanto al material de los manuales que acompañan el producto, cerciórese de que están impresos en papel de alta calidad –lo notará por la textura lisa y el brillo–.

Si el equipo que quiere adquirir no viene empacado y sellado, debería descartarlo de inmediato. Sin embargo, en caso de que se lo ofrezcan sin caja o de que le permitan probarlo antes de concretar la compra, fíjese en la nitidez de las letras impresas en la parte trasera del teléfono. Además, el logo de Apple debe ser opaco. En algunas versiones falsificadas, la figura de la manzana refleja la luz como si de un espejo se tratase.

Otro aspecto para revisar es la calidad de los botones. En las imitaciones, se sienten duros al tacto y emiten un sonido (clic) claramente perceptible. Los originales son silenciosos y suaves.

Si ya compró el iPhone 6 y duda de la originalidad del producto, compare la calidad de imagen de la pantalla de su teléfono con otro de la misma referencia. En las réplicas, las letras no se ven con tanta nitidez y los colores no son vivos. Las transiciones en el celular falsificado no son tan suaves como en el original.

Ojo con este detalle: como la mayoría de teléfonos falsificados vienen de China, puede que algunas aplicaciones, como la tienda App Store, desplieguen sus textos en caracteres chinos –incluso si el resto del sistema operativo muestra sus contenidos en inglés–.

Excepto en algunos casos, el lector de huellas del iPhone 6 no funcionará si no es original.

Por último, si le ofrecen un iPhone 6 por un precio muy bajo –hay imitaciones que cuestan menos de 300.000 pesos–, no debe comprarlo. Este teléfono vale entre 1’500.000 y 2’200.000 pesos.

Recomendaciones

1. Sitios oficiales

Compre en tiendas autorizadas. Acuda a centros reconocidos, tiendas de cadena, distribuidores certificados o tiendas oficiales.

2. Comparar

Antes de comprar, indague cuál es su precio regular en otros puntos de venta. Si le ofrecen un modelo por un valor mucho menor, dude.

3. Detalles

Infórmese sobre el número de modelo específico, colores disponibles, sus funciones, el ‘software’ y el ‘hardware’ incluidos y garantía ofrecida.

4. Funciones

Algunos teléfonos falsos incorporan funciones que no incluye el original, como por ejemplo Dual SIM o sintonización de canales de TV.

5. El Imei

Es importante que verifique el Imei, el número de identidad del teléfono. Puede hacerlo en www.imeicolombia.com.co.

6. Garantía

Los teléfonos falsos no tienen garantía, pero sí los originales. Esta cubre el dispositivo, el ‘software’ y los accesorios por un año o más.

TECNÓSFERA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.