Teoría apunta a que sicario que mató a Pizarro habría sido rematado

Teoría apunta a que sicario que mató a Pizarro habría sido rematado

A 25 años del crimen, nuevo dictamen de peritos permitiría vincular al proceso a escoltas del DAS.

notitle
06 de febrero 2015 , 08:11 p.m.

“El modus operandi utilizado en uno y otro magnicidios, en los que después de cometidos los crímenes se dispara contra los autores materiales con el fin de acallarlos, fue el mismo”, dice el único fallo de la justicia colombiana sobre el crimen del candidato presidencial Carlos Pizarro Leongómez.

Esa hipótesis, con la que coincide la Procuraduría delegada para los magnicidios de 1989 y 1990, cobra fuerza con la segunda necropsia, realizada en noviembre del año pasado, del cuerpo de Gerardo Gutiérrez Uribe, ‘Jerry’, el sicario que mató a Pizarro.

Según el examen de los peritos de la Fiscalía, ‘Jerry’ –cuyo cuerpo fue exhumado en un cementerio de Antioquia– tiene en el cráneo dos impactos de bala, que le ocasionaron la muerte de manera inmediata.

El primero de ellos entró de derecha a izquierda y podría explicarse como el producto de la reacción de los escoltas que intentaron evitar que se siguiera disparando contra el candidato.

Pero hay un segundo disparo, que hace dudar de esa teoría. Tiene trayectoria de atrás hacia adelante y sería clave para demostrar la versión de los testigos que aseguran que Gutiérrez Uribe, luego del mortal atentado a bordo de un avión que iba de Bogotá a Barranquilla, soltó su arma y se acostó en el piso pidiendo que no lo mataran. Esos testigos dicen que, cuando ya estaba en el piso y sometido, un escolta del DAS le disparó dos veces en la cabeza.

Entrenado por Castaño

Según el expediente, el propio Carlos Castaño, máximo jefe de los paramilitares, entrenó al sicario, que era primo del hombre que un mes antes había matado al líder de la UP Bernardo Jaramillo.

El crimen se escenificó una y otras vez durante 20 días en la mansión de los Castaño en Medellín, llamada Montecasino, que ahora está en manos de la justicia.

El escolta que le disparó a ‘Jerry’, según los testigos, fue Jaime Ernesto Gómez, la única persona investigada por esos hechos. En varios documentos, la Procuraduría sostuvo que había evidencias para vincular formalmente al proceso a Gómez y al cuestionado jefe de inteligencia del DAS Alberto Romero, que también aparece en la investigación por el magnicidio de Luis Carlos Galán. Romero murió en 2012, cuando acababan de llamarlo a declarar en el caso.

El dictamen de las nuevas necropsias de ‘Jerry’ y de Pizarro ya fue entregado a fiscales de la Dirección de Contexto, que trabajan en la hipótesis de que hubo responsabilidad de agentes estatales en el crimen.

Como parte de la investigación se ordenaron más de 15 testimonios, en Colombia y el exterior.

Además, se examina la viabilidad de hacer una nueva reconstrucción del asesinato en un avión similar al del vuelo en que murió Pizarro, en abril de 1990, apenas meses después de que firmó la paz, como máximo jefe del M-19, con el gobierno de Virgilio Barco. En 2010 se hizo otra reconstrucción, pero en un avión diferente, y por lo tanto los resultados no son concluyentes.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.