Lo último en la moda del cuero

Lo último en la moda del cuero

Comodidad y sofisticación inspiran a los diseñadores de la Feria Internacional del Cuero en Bogotá.

notitle
06 de febrero 2015 , 03:20 p.m.

“La moda se acerca a lo práctico, a lo común y corriente, y se distancia de lo excesivo”, asegura Ángela Useche, directora de tendencias de la Asociación colombiana de industriales del calzado, el cuero y sus manufacturas (Acicam).

Así introduce los estilos y tendencias que se presentaron en la reciente edición de la feria especializada de calzado, manufactura en cuero, insumos, maquinaria y tecnología IFLS, que se realizó durante esta semana en Bogotá. En su versión número 31 participaron 500 expositores impulsando el trabajo de fabricantes y empresarios de la industria.

Son cuatro corrientes que se centran en los compradores, “cada vez más complejos y astutos. Son personas que saben lo quieren y buscan practicidad y comodidad”, asegura Useche.

Por eso no es raro encontrar en esta feria los eternos tonos oscuros y prendas básicas, junto a estantes donde hay una explosión de colores primarios, con estampados urbanos que brillan con sofisticación. Hay suelas gruesas y dentadas para botas estilo militar con enormes herrajes y piezas clásicas donde los visos metálicos crean un elaborado sentido de la estética y la comodidad.

Les contamos los puntos que sirven de inspiración a diseñadores y productores del país.

Vestirse como una persona común

Los 'norcome' son un movimiento que empezó en Estados Unidos a finales del año pasado. Este estilo se inspira en la gente común, que se viste con prendas básicas para pasar desapercibida. En terminos de tonos, se manejan colores básicos como el negro, gris, azul oscuro y, en algunos casos, violeta y beige. “La idea es manejar un total look: si me visto con negro, todo de negro, o con café de pies a cabeza”, comenta Useche. En calzado para mujer se imponen las botas y botines, y también las suelas dentadas no tan gruesas. Tanto en hombres como en mujeres se usan los tradicionales zapatos de amarrar y las sandalias son válidas para cualquier ocasión. Los bolsos son sencillos y sin bolsillo, tipo balde.

Bolsos en piel y calzado con suela dentada.

Valorizando el lujo y la sofisticación

El lujo se vuelve un tema un poco más elaborado. Detrás de las grandes propuestas hay un interés por respaldar causas sociales, ambientales y nuevas tecnologías. La idea no es seguir la tendencia del momento, sino encontrar esos íconos del diseño que, con el tiempo, se vuelven clásicos de las grandes marcas, donde los colores bases son el vino tinto, azul oscuro y negro, que se combinan de forma muy sutil con el azul petróleo, blanco y tonos metálicos como el plateado y el dorado.

“La idea es llamar la atención con prendas muy formales, nunca deportivo ni casual”, asegura Useche. Pieles de pelo corto, gamuza y el terciopelo adquieren relevancia con todo tipo de objetos con pequeños detalles en pedrería. “Las faldas hasta las rodillas, las tipo lápiz y los vestidos serán muy comunes”, comenta Useche.

Tacones delgados para ellas y mocasines para ellos. Los herrajes artesanales también son parte de esta tendencia en la que desaparecen las plataformas.

Bolsos elegantes y sofisticados de 'Divina Castidad'. Ana María García / EL TIEMPO

Escapar del peligro cómodamente

Inspirada en realidades utópicas y catastróficas, 'Habitantex' es una tendencia que se enfoca en la seguridad, protección y supervivencia, llena de productos simples y funcionales. Los colores que predominan en este estilo son el negro, gris oscuro, café oscuro, violeta y el rojo. Para las mujeres, los tacones serán anchos y para los hombres las botas estilo militar con suelas dentadas gruesas son claves. “Las chaquetas son abullonadas y, tanto en estas como en el calzado y la marroquinería, predominan los herrajes grandes”, explica Useche. Bolsos con muchos bolsillos, zapatos con gran cantidad de correas, hebillas o cadenas dan esa sensación de solidez y protección, esencial en este estilo.

Las camisas y camisetas son muy sencillas y predominan los cueros de becerro, carnazas, cueros grasos y todo tipo de accesorios con muchas capas que acentúen un tono guerrero en los atuendos.

 

Las botas de la marca 'Electro', que viene de Portugal. Foto: Ana María García / EL TIEMPO

En busca de contraste e innovación

Para quienes siempre están buscando algo que los sorprenda y realmente quieren llamar la atención sin perder sofisticación,“esta tendencia se enfoca en darle un nuevo uso al calzado y ropa que usualmente ha sido considerada como deportiva; los atuendos buscan generar muchos contrastes en cuanto a colores, materiales y texturas”, asegura Useche.

Priman las paletas de colores primarios rojo, verde y azul complementados con el verde y el naranja.

Las conocidas zapatillas deportivas pueden usarse para ejercitarse, pero también para irse de fiesta o a la oficina “Los leggins se mantienen y los pantalones, pero ya no tan entubados sino con cortes rectos y los abrigos oversize serán el complemento perfecto”, asegura Useche.

En cuanto a textiles y acabados, predominan pieles de pelo corto, gamuzas, napas y charoles. Para los hombres, los mocasines también serán una opción, y la marroquinería trae bolsos con motivos de arte urbano y serigrafía.

“Aquí se rescata lo tradicional pero no de cualquier manera, puede una bolsa de papel o con material de canasto convertirse en un lindo bolso; la idea es convertir algo común en un objeto con valor agregado”, asegura Useche.

 

Línea urbana llena de contraste, por Marisol Prada. Foto: Ana María García / EL TIEMPO

Modernos ecos de las zarinas

La realeza rusa, el cruel clima con sus bajas temperaturas y las mullidas alfombras de nieve fueron la inspiración para la colección ‘De Rusia, con amor’, que presentó Julia de Rodríguez en el marco del International Footwear and Leather Show, que terminó ayer en Bogotá.

Sin el boato y pesadez de aquellas épocas, la diseñadora de la marca bogotana Augusta Rodríguez logró traer a estos tiempos modernos la elegancia y el porte real usando pieles de caída ligera, fluida y liviana.

“Son cortes básicos pero que marcan las tendencias de la moda con mucha elegancia, lo cual nos hace recordar a los zares y zarinas con sus pieles. Son cortes simples pero adornados”, explica Augusta. Y, con adornados, se refiere a finos detalles en pedrería, al toque de los cristales de Swarovski, a la sutileza de un encaje que pone su punto de nobleza a algunas de las prendas.

“Esta vez experimentamos pintando las pieles en un trabajo muy minucioso”, explica Juliana Rodríguez, gerente de la marca.

Las modernas zarinas de Julia de Rodríguez dejan los largos vestidos para llevar pantalones con variadas alturas: desde los muy de moda culottes (a media pierna y anchos) hasta los estilo breeches o pantalones para montar a caballo, pasando por los rectos y los bota ancha. Lo mismo pasa con las faldas: largas ceñidas o a la rodilla con vuelo.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.