Gobierno se compromete contra la mutilación genital femenina

Gobierno se compromete contra la mutilación genital femenina

A propósito del Día Internacional contra la Ablación, su lucha quedó en Plan Nacional de Desarrollo.

06 de febrero 2015 , 10:11 a.m.

El Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018, aprobado esta semana por el Conpes y que será radicado el próximo viernes en el Congreso de la República, incluyó la lucha contra la mutilación genital femenina practicada por algunas comunidades indígenas en el país.

El hecho se da durante la semana en que se conmemora el Día Internacional de Tolerancia Cero con la ablación o la mutilación genital femenina.

La práctica, por la cual se corta parte de los genitales de las niñas, trae, además de consecuencias emocionales, serios problemas para la salud, concretamente por complicaciones urinarias, menstruales y obstétricas.

El Plan Nacional de Desarrollo plantea: "Garantizar los recursos humanos y financieros para que los pueblos y comunidades indígenas desarrollen procesos de diálogos intergeneracionales, atención y seguimiento a casos de mutilación genital femenina y prácticas nocivas que afectan a las mujeres y niñas de los pueblos indígenas, con el objeto de propiciar su erradicación”.

La responsabilidad, que deberá ser asumida por el Ministerio de Salud, significa un paso muy importante para la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), que rechaza la práctica.

Alberto Wasorna, vocero de la Onic, dice: “la Comisión de Derechos de los Pueblos Indígenas hizo una concertación con el Gobierno, durante la que se apoyó la erradicación de este proceso que atenta contra la vida y que es una prioridad”.

La ablación es un problema que afecta la salud y pone en riesgo la vida de unos tres millones de niñas todos los años en el mundo. Más de 130 millones de mujeres de los 29 países de África y el Oriente Medio han experimentado alguna forma de mutilación en sus genitales.

Precisamente, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) llamó la atención sobre la necesidad de que se dediquen mayores esfuerzos para la erradicación de esta práctica en Colombia, el único país de América Latina y el Caribe donde se conoce su existencia.

Colombia lleva seis años en la lucha de la erradicación de la mutilación genital, que se practica principalmente por los pueblos embera que se encuentran en 16 zonas del país.

En el 2007 hubo una denuncia de la Personería Municipal de Pueblo Rico (Risaralda) por casos de mutilación genital femenina a niñas embera que causaron su muerte.

El hecho dio paso al acuerdo “La cultura debe generar vida y no muerte”. En el 2012 se logró la declaración pública de las autoridades indígenas embera, a través del Consejo Regional Indígena de Risaralda – CRIR, de la suspensión de este tipo de prácticas, con el consecuente compromiso de trabajar en procesos de difusión interna de esta decisión, de formar a las mujeres para que conozcan sus derechos y los de sus hijas, y a las parteras para que renuncien a realizar la práctica.

Estos compromisos siguen vigentes. Sin embargo, la decisión de las comunidades embera de Risaralda no es extensiva al resto de los pueblos embera del país y se requiere que el país destine mayores recursos para llegar a las más de 16 zonas donde se encuentran los embera.

En 102 pueblos indígenas existentes en Colombia, la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) estima que las mujeres representan más del 50 por ciento de su población, que son particularmente afectadas por el conflicto interno y por la violencia.

SALUD

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.