Vocación suicida

Vocación suicida

Columna de opinión de Ernesto Cortés Fierro

06 de febrero 2015 , 09:36 a.m.

 La vida es el bien más preciado con que cuenta el ser humano. No hay otro igual. Pero eso no lo entienden los amigos de la guerra ni los criminales ni los traficantes de esclavos, mujeres y niños; tampoco lo entienden los Gobiernos dictatoriales, que quieren exterminar a sus contradictores ni las religiones que matan en nombre de un dios.

Pero en nuestra ciudad no necesitamos hacer una guerra o pertenecer a un grupo criminal o a una secta que desprecie la vida. Diariamente, damos muestras de ello con nuestros comportamientos suicidas. Y digo 'damos' porque confieso que yo también lo he hecho. Lo hago cuando quiero ahorrarme una cebra y cruzo por la mitad de la avenida. Siento vergüenza.

¡Cómo no va a ser suicida lanzarse a una autopista atestada de carros por evitar el puente peatonal! Cuando existían las llamadas 'estrellas negras', daba tristeza contar hasta tres de ellas bajo una estructura de estas, diseñadas para todo lo contrario: proteger la vida de los peatones.

Por solo 1.800 pesos

¡Cómo no va a ser suicida desplazarse en bicicleta por una avenida sobre la que circulan buses y camiones, mientras la ciclorruta permanece más sola que un día de censo!

Al menos los ciclistas deberían hacer uso de ellas donde existen, porque también es cierto que las últimas administraciones poco o nada hicieron por ampliarlas o mejorarlas.

¿En qué cabeza cabe que después de las tragedias que registramos a diario -y las que no conocemos- de conductores ebrios que matan niños, mujeres, viejos, ciclistas, motociclistas... todavía sigamos viendo centenares de conductores sorprendidos en estado de alicoramiento, manejando felices? ¿Por qué no aprendemos? "Tú no sabes lo que pesa un muerto", frase célebre que le pronunció el abuelo a García Márquez y que no me canso de repetir.

Tener vocación suicida es saltarse la estación de TransMilenio por ahorrarse un pasaje de 1.800 pesos. Ya le ocurrió a un adolescente que por andar en esas fue arrollado y murió.

Pero seguimos. A diario vemos la misma escena en distintas estaciones, como si no nos bastara la tragedia ajena. Y no me vengan con el cuento de que la pobreza nos obliga a eso. Pues no, aunque pobre, no hay quien crea que vale la pena jugarse la vida por 1.800 pesos, lo mismo que cuesta un tinto.

Tampoco vale la pena jugarse la existencia en una riña callejera por culpa de unos tragos mal tomados o por conducir a altas velocidades en piques clandestinos.

Claro, muchos dirán que una mala señalización, falta de policías en un puente o la escasa iluminación también nos pueden costar la vida. Pero ese es otro tema. Aquí hablo de nuestro comportamiento como ciudadanos en la calle. Es tal la cantidad de acciones suicidas que tenemos, que no caben en este espacio.

Y hasta el uso del chat en el celular está contribuyendo a esta vocación mortal. Y si no, hagan memoria. Este año van cerca de 200 muertes de peatones por no mirar al momento de cruzar una calle. Doce personas son atropelladas a diario en Bogotá. El 53 por ciento de las vícitmas de accidentes de tránsito son peatones, según reveló este diario en un reciente informe.

El señor de la guerra, el criminal o la secta satánica, tendrán sus propias convicciones para despreciar la vida. ¡Vaya uno a saber! Pero lo que no se entiende es que nosotros lo estamos haciendo de manera consciente, a sabiendas de que estas acciones nos pueden salir caras, y después, no habrá quien sane las heridas, pero en cambio, sobrarán las lágrimas de nuestros deudos.

Columna de opinión octubre 23

Es el momento de reflexionar y cambiar nuestra conducta positivamente y transformar a Bogotá. El cambio también depende de nosotros.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
EDITOR JEFE DE EL TIEMPO
@ernestocortes28

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.