¿De qué le sirve a Colombia el sorteo de la Eliminatoria a Rusia-2018?

¿De qué le sirve a Colombia el sorteo de la Eliminatoria a Rusia-2018?

Técnicos de las selecciones que no clasificaron con el antiguo calendario, dan su punto de vista.

notitle
06 de febrero 2015 , 08:52 a.m.

La decisión de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) de sortear el calendario de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018 (el próximo 25 de julio en San Petersburgo)  genera algunas preguntas inevitables. ¿De qué le sirve eso a Colombia?  ¿Tiene ventajas sortear la eliminatoria? ¿El antiguo 'fixture' no era favorable?

El calendario de partidos de la eliminatoria suramericana se estableció desde la clasificación para el Mundial de Corea y Japón 2002. Desde entonces, Colombia sabía de antemano, por ejemplo,  que debería iniciar contra Brasil de local y cerrar contra Paraguay, de visitante, dos circunstancias no menores.  Colombia, entonces, no pudo clasificar a tres mundiales consecutivos: Corea y Japón, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Sí lo hizo para Brasil 2014, cuando la selección anfitriona no disputó la eliminatoria.

Por supuesto muchos factores incidieron en esas eliminaciones: malas campañas de local, puntos cedidos ante rivales directos, salida de entrenadores, etcétera. Sin embargo, desde el punto de vista del calendario, hay algunos motivos deportivos que hacían de esa eliminatoria una carrera complicada y poco favorable, en opinión de algunos, aunque para otros, el calendario no es determinante.

‘Había dificultades climatológicas’: Rueda

Reinaldo Rueda estuvo al frente de la Selección Colombia de mayores para la eliminatoria del 2006. No estuvo en todo el camino. Su llegada fue para la quinta fecha, en la visita a Perú.  Colombia  hizo 24 puntos y quedó  a uno del repechaje, que logró Uruguay. Para Rueda, uno de los aspectos más difíciles de esa eliminatoria era el orden de algunos partidos que afectaban principalmente por las condiciones climáticas de los países.

Reinaldo Rueda (d), junto a Alexis Mendoza cuando dirigieron la Selección Colombia. Foto: Archivo Particular.

“Desde lo futbolístico, siempre hay categoría y momento de los rivales, pero a  veces los desplazamientos geográficos eran  traumáticos. Por ejemplo,  para el 2006 le tocó a Francisco Maturana y a mí después con Ecuador, vivir ese 'fixture' de jugar en Barranquilla y 72 horas después en  La Paz, Bolivia. Eso es súper exigente. A parte del rival, son las condiciones climatológicas, el contraste tan grande de pasar del  nivel del mar a 3.300 m, cuando fisiológicamente el plantel no se ha recuperado”, dijo Rueda.

Esas condiciones, además de los extensos desplazamientos que por orden de calendario ya se sabía que debían hacer, desgastaba también a las selecciones, según Rueda.  “Nosotros tuvimos dos viajes largos: salir de Bogotá o Barranquilla para ir a Maracaibo (Venezuela), volver a Bogotá, bajar a Buenos Aires para visitar a Argentina…  El otro, jugar con Paraguay en Barranquilla y luego ir a jugar en la costa, con Brasil (en Maceió), y Brasil que es un país, tan grande”, comentó Rueda.

En la eliminatoria que dirigió Rueda a Colombia, se recuerda que en la última fecha debía vencer a Paraguay, como lo hizo (0-1), pero que Uruguay no venciera a Argentina, en Montevideo. Ganaron los charrúas 1-0. Ese tipo de situaciones también generaron incomodidades. En Colombia,  por ejemplo,  se decía que argentinos y charrúas tenían pactado el resultado. Rueda vivió esa situación.

“Indudablemente que eso hizo carrera, era algo latente, pero eso va a existir siempre,  es algo cultural, del latino, de generar suspicacias, sea cual sea el orden de los partidos. Siempre en las últimas fechas, más en la última,  se va a dar eso, da para todo tipo de comentarios maliciosos.  El 'fixture' de muchos años se prestaba para esas suspicacias y comentarios. Cambiar el orden era una inquietud latente desde hace varios años, es saludable para el futbol suramericano que se haga esta flexibilidad para ir a sorteo”, dijo Reinaldo Rueda, quien actualmente hace un trabajo  técnico para la Conmebol, en el Suramericano Sub-20 de Uruguay.

‘Arrancar con Brasil era difícil’; Lara

Otro de los aspectos que se podría calificar como eventual ventaja con el sorteo de la eliminatoria es la posibilidad latente, aunque no garantizada, de evitar a Brasil en la primera jornada, como le tocó a Colombia en las eliminatorias del 2002, 2006 y 2010, menos en la del 2014 porque Brasil era el país sede y no la disputó.

Eduardo Lara, actual técnico de Boyacá Chicó, y quien dirigió a Colombia en parte de la eliminatoria a Sudáfrica 2010, en reemplazo de Jorge Luis Pinto, opina que ese es uno de los puntos determinantes que podrían ser ventaja, de acuerdo a como salga al sorteo.

“Antes uno siempre sabía que arrancaba con Brasil, y eran los mimos partidos para la selección. Ahora hay que esperar que en el sorteo nos toque un calendario que no sea tan fuerte como el que teníamos, porque arrancar con Brasil era difícil. Aunque hay que enfrentarlos a todos, no es lo mismo arrancar con otro equipo no tan fuerte; es mejor con otro que permita sumar tres puntos de entrada”, dijo Lara, a quien sin embargo no le tocó comenzar la eliminatoria. Su debut fue contra Paraguay, en el cierre de la primera vuelta, pero inmediatamente comenzó la segunda vuelta de visita a los brasileños. Empataron 0-0.

A Lara, como a Rueda o como a Francisco Maturana, les tocó finalizar la eliminatoria en Asunción, aunque para el 2010, Colombia llegó a la última jornada sin opciones de ir al Mundial de Sudáfrica, luego de perder como local, en Medellín, contra Chile. A Lara no le tocaron las suspicacias de la última fecha cuando también cerraban Uruguay contra Argentina. “Siempre se ha rumoreado eso, pero creo que los dos (Colombia y Uruguay) no hicieron una buena eliminatoria y daba para entrar uno u otro (Uruguay jugó repechaje, clasificó e hizo un gran Mundial). Si uno no tiene afujías en cuanto a puntaje, está uno tranquilo. Si uno tiene base y sacó sus puntos de local, porque lo ideal para ir al mundial es ganar de local y ver que saca por afuera, no tendría problema y no dependería de otras cosas”, aseguró.

En todo caso, a Lara le parece clave el hecho de que cambie el orden de los partidos. “Ahora es algo novedoso y cuando hay cambios es importante. Ya es esperar el sorteo y esperar que no toque arrancar ni cerrar con equipos fuertes, como Chile, por ejemplo”, puntualizó.

Eduardo Lara (d), cuando dirigió la Selección Colombia, junto a Mario Alberto Yepes. (Archivo EL TIEMPO)

‘No hay ventajas’

De manera tajante, Diego Barragán, preparador físico de Colombia en la eliminatoria a Corea y Japón 2002 (el técnico era Luis Augusto García),  restó importancia al sorteo de la eliminatoria. Sostuvo que lo importante es hacer los puntos: “El 'fixture' siempre será igual. Si uno sueña con clasificar al Mundial tiene que hacer una cantidad de puntos de local y otra de visitante, eso independiente de los rivales. El sorteo lo veo más por el lado del 'show', esto se juega todos contra todos y hay que hacer los puntos”, aseguró.

En cuanto a cambiar el orden de los juegos y, eventualmente, evitar a un rival fuerte de entrada, Barragán le restó importancia, ya que, según opina, los  rivales difíciles lo serán en cualquier momento.  “Siempre Brasil, Argentina y Uruguay serán  las favoritas y  son rivales que en cualquier instancia, sea en la  primera fecha, en la mitad o en la última, serán complicados”, puntualizó.

Por su parte, Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, aseguró, tan pronto se anunció la decisión del cambio de formato, que no se podía hablar de ventajas o desventajas ahora, hasta no conocer el orden de los partidos tras el sorteo.

“No hay ventajas para nadie. Esta decisión solo da equilibrio frente al inicio de las competencias. No se puede analizar ahora porque es un sorteo el que va entregar el desarrollo de la eliminatoria. El calendario anterior tenía aspectos positivos y negativos, pero ahora será al azar. Es un tema de transparencia y claridad en el que nadie sabe el orden de sus partidos”, le dijo Bedoya a EL TIEMPO, y subrayó que nada asegura que se puede comenzar nuevamente con Brasil o terminar con Paraguay, o algo más complicado incluso.

Sin duda, Colombia dependerá de su buena campaña de local y mantener su fortaleza en condición de local, en Barranquilla, donde se clasificó al Mundial de Brasil. Mantener esa sede y un horario en el que se le pueda sacar provecho al calor, será clave.

Por eso, ante los rumores de un posible ‘pacto de caballeros’ para cambios de sede, como por ejemplo que no sea Barranquilla por el calor, Bedoya aseguró:  “Hay un reglamento en la eliminatoria, es una fase de la copa del mundo en la que el local pone su horario y su sede. El ‘pacto’ es para poder definir cuestiones como que algunos no jueguen en determinada altura”, precisó.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.