Explosiones en Bogotá, ¿retaliación de bandas de microtráfico?

Explosiones en Bogotá, ¿retaliación de bandas de microtráfico?

El alcalde Gustavo Petro señala que tenían metralla y que posiblemente iban dirigidos contra un CAI.

notitle
06 de febrero 2015 , 08:31 a. m.

“Esta mañana al pasar revista de la zona, un policía encontró un paquete sospechoso en una bolsa negra y observó que tenía una luz titilante roja. Vino antiexplosivos y determinó que podía ser un explosivo”, dijo el comandante de la Policía de Bogotá, general Humberto Guatibonza.

Autoridades inspeccionando el sitio en el que fueron detonados de manera controlada dos explosivos. Foto: Rodrigo Sepúlveda.

El oficial confirmó que se investiga si el explosivo estaba dirigido al CAI móvil que normalmente se ubica en ese sector, y que según él ha realizado un trabajo intenso en contra de los delincuentes que operan en el sector.

Personal antiexplosivos de la Policía mantiene acordonado el sector de la calle 27, entre carrera 5.ª y 3.ª, en torno a la plaza de toros La Santamaría. Los paquetes estaban en la calle 27 con carrera 5.ª Personas que trabajan y viven en el sector de influencia fueron evacuadas. Hacia las 9:30 a. m. se restableció el tráfico por la carrera 5.ª.

Cuando se realizó la explosión controlada de los dos paquetes, se presentó ruptura de vidrios en el sector.

 

Sandra, una residente del sector dijo que la detonación de los paquetes se sintió muy fuerte en toda la zona, sobre todo el segundo. "Yo estaba abajo en ese momento y me asusté. Los vidrios se rompieron en varias partes, los de mi torre también", comentó.

Los paquetes "tenían un mecanismo parecido a un activador de explosión, con una luz roja titilando", dijo Guatibonza.

Por su parte, el alcalde Gustavo Petro señaló en Twitter que los paquetes detectados en La Macarena "contenían metralla e "iban destinados posiblemente contra el CAI de la Policía".

Al sector también acudieron unidades de Bomberos de las estaciones de Chapinero y el Centro Histórico. Según el informe preliminar, 10 edificaciones aproximadamente tuvieron ruptura de vidrios y presentan peligro para los transeúntes. No hubo personas heridas.

 

Retaliaciones de bandas de microtráfico

Según el alcalde local de Santa Fe, William Borja, desde hace seis meses las autoridades ha venido recibiendo amenazas luego de que por presión de la comunidad se aumentaron los operativos policiales para evitar el hurto y el atraco a personas así como el accionar de bandas de microtráfico que operan en la zona.

Este diario ha denunciado a través de varios artículos la situación de inseguridad que viven los residentes de este sector de Bogotá en los últimos años.

En varias ocasiones representantes de las Torres del Parque y los barrios La Macarena y Bosque Izquierdo, se reunieron con representantes de la Policía del sector para pedir mayor atención en los temas de seguridad.

Una de ellas se realizó el 21 de agosto del 2014. En ese momento los residentes afectados pudieron dar a conocer todas sus preocupaciones por los constantes robos y atracos que se vienen registrando en la zona. Meses después el mismo general Humberto Guatibonza sostuvo una reunión para escuchar de nuevo las quejas de los residentes y poner en marcha un plan de acción.

Uno de los hechos más graves que se presentó en la zona fue la muerte del señor Luis Garavito, quien falleció luego de ser atacado con arma blanca y quedar herido en la cabeza, cerca de la avenida Circunvalar con calle 23, lo que despertó aún más la preocupación de los residentes.

“Ojalá que tengamos la motivación, la fuerza y la capacidad para conmovernos y movernos a organizar un acto de resignificación en el mismo lugar de su muerte. Necesitamos unirnos para enfrentar las difíciles condiciones en que estamos viviendo y para sacarnos el miedo del cuerpo”, dijo Luz Helena Sánchez, de la asociación Habitando el Territorio, quien también ha venido denunciando la oleada de atracos y robos en el sector.

Para Diana López, administradora de varios edificios del sector, el panorama de la zona es crítico. “Lo peor es que la Policía no cuenta con las herramientas ni el personal necesario para garantizar la seguridad de los habitantes del barrio y de la comunidad en general, pues en muchos casos andan a pie por las calles pendientes de La Macarena o en bicicleta, como es el caso del comandante del CAI móvil ubicado cerca de la plaza de la Perseverancia”.

Los comerciantes del sector también se han visto afectados por la ola de inseguridad porque señalan que la zona cuenta con muchos atractivos turísticos, que se han visto afectados por los rumores de robos y atracos.

​BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.