Presidente del Concejo de Manizales busca derogar impuesto al teléfono

Presidente del Concejo de Manizales busca derogar impuesto al teléfono

Piensa que es innecesario. El Secretario de Hacienda dice que ha logrado recaudos para la seguridad

notitle
06 de febrero 2015 , 08:23 a.m.

“El impuesto al teléfono es la privatización de las primeras obligaciones del Estado, ofrecer seguridad es una de las esenciales. Por tal motivo, admitir tal impuesto es una injusticia mayúscula que no podemos permitir”, aseguró el presidente del Concejo de Manizales, Francisco Javier González.

Una de las tareas que planteó González para este año es discutir y derogar este gravamen, por eso la corporación presentará un proyecto de acuerdo para debatir en el primer periodo de sesiones ordinarias.

Se trata de un tributo que se presentó en el 2005 durante la administración del alcalde Luis Roberto Rivas para financiar la seguridad de los ciudadanos. Este fue rechazado ese año y aprobado en el 2006.

Desde entonces su recaudo estuvo a cargo de la sociedad ‘Manizales Segura’, establecida para “servir de apoyo logístico a los organismos de socorro y seguridad”.

No obstante, desde ese mismo año esta figura se vio envuelta en polémicas por el cobro del impuesto al que se opusieron las personas y por el que se interpusieron acciones de nulidad.

Adicional a esto, años más tarde se iniciaron investigaciones en contra de varios funcionarios de la sociedad por celebración indebida de contratos y otros delitos de responsabilidad fiscal y penal.

En el 2012, por una acción popular, un juez ordenó liquidar a ‘Manizales Segura’ pero no le puso fin al impuesto, y solo hasta diciembre del año pasado el Concejo aprobó la liquidación. El recaudo del gravamen pasó a manos de la Alcaldía.

Ahora, la puja será por ‘tumbar’ el cobro del impuesto al teléfono por estar cuestionado judicialmente. “Los mismos jueces del Tribunal Administrativo de Caldas, mediante acciones populares que se interpusieron en su momento, indicaron que es un impuesto que, vergonzosamente, violaba la moralidad administrativa”, dijo el concejal y argumentó que esta es la única ciudad que lo tiene.

El presidente del Concejo indicó que la derogación del impuesto “no golpea las finanzas del municipio” y añadió que, al contrario, le aliviará la carga económica a las personas de estratos cuatro, cinco y seis, sectores que deben pagarlo.

Por su parte, el secretario de Hacienda de Manizales, Manuel González, aseguró que el impuesto representa un recaudo anual al municipio de entre 2.500 a 3.000 millones de pesos y recordó que “la facultad de suprimirlo o no es del Alcalde”.

El Concejo lo que puede hacer, explicó, es un debate en torno al tema, que además “es bienvenido”. “Sería interesante escuchar los argumentos del presidente para analizar esto y sacar una conclusión”, dijo el Secretario.

De otro lado, el funcionario señaló que si llegara a darse dicha opción de acabar con el impuesto, no bastaría con suprimirlo sino que tendría que definirse una fuente de financiación alterna.

Y frente al planteamiento de que esto no afectaría financieramente a la Alcaldía, el Secretario afirmó que no son dineros despreciables para contribuir a la seguridad, pues son menos los ciudadanos que están en mora (aproximadamente el 13 por ciento) y solo por uno o dos meses.

Finalmente, el presidente del Concejo indicó que seguirán buscando la derogatoria, “ojalá la alcancemos”, dijo.

 

Mónica Arango Arango
Corresponsal de EL TIEMPO
Manizales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.