Reseña: Titanfall, la apuesta de EA Games para la Xbox One

Reseña: Titanfall, la apuesta de EA Games para la Xbox One

El videojuego innova en un género en el que se creía que todo estaba inventado.

notitle
05 de febrero 2015 , 09:17 p.m.

La gran oferta de videojuegos, sin importar de la saga que seamos seguidores, es abrumadora. Prácticamente pasan títulos que no tendremos la oportunidad de jugar, muchos de ellos muy buenos, pues nos terminamos enfocando en los de mayor relevancia y popularidad.

Entre la oferta de juegos First-Person Shooter (FPS por sus siglas en inglés) lanzados en 2014, hubo uno muy esperado, que prometía ser revolucionario, pero que probablemente haya quedado relegado entre los Call of Duty y los Battlefields. Se trata de Titanfall.

El juego presenta un motor gráfico perfectamente logrado, con unos detalles bien definidos, que corren fluidamente sin esforzar en ningún momento la plataforma o el desarrollo de la acción.

El sonido es otro aspecto que resalta en este título: nos transporta inmediatamente a un campo de batalla futurista en el que las reglas de combate han cambiado.

 


A pesar de parecer un juego más de primera persona apenas lo iniciemos, pronto descubriremos que los pilotos de Titanfall cambian por completo el estilo de juego. Saltan en el aire, corren por los muros, se cuelgan de ellos. Escalan salientes y demás movimientos de 'Parkour' que agregan una mecánica completamente diferente y fresca a este género ya saturado en su fórmula.

Pero cuando empezamos recién a descubrir las opciones de nuestro ágil personaje, una voz nos avisa que nuestro titán está listo para el despliegue. Marcamos una zona con cielo abierto y tras presionar un botón escuchamos una máquina de guerra humanoide de varias toneladas de peso que a altísima velocidad y se estrella contra el suelo. Abre su cabina y nos da la bienvenida a lo mejor de la acción.



El titán funciona como una extensión del cuerpo del piloto y se maneja como tal. El sonido de las pisadas y la interfaz dentro de este hace creíble el estar manejando un robot gigante, que nos ofrece una mayor potencia de fuego y movilidad. El campo de batalla se ve reducido bajo sus poderosas pisadas al igual que cualquier infortunado jugador que se nos cruce en el camino.

La jugabilidad de Titanfall es alucinante. Con una interfaz llena de opciones pero amigable que se encarga de mantener las partidas niveladas, evitando así las típicas carnicerías de novatos a manos de profesionales consumados.

Por si fuera poco Titanfall presenta un arma que mantendrá la balanza equilibrada. La pistola inteligente, un arma para aquellos no muy ágiles en este tipo de juegos gracias a su sistema automático de puntería.

La curva de aprendizaje del juego es muy buena, casi imperceptible, y nos irá guiando a retos cada vez más difíciles, buscando armas mejores, obligándonos a soltar la pistola inteligente, abriéndonos a nuvas opciones. En resumidas cuentas haciéndonos más hábiles.

Tanto los pilotos como los titanes son largamente personalizables. No solo podremos elegir y arreglar nuestra arma favorita, sino que podremos elegir habilidades que nos hagan más veloces, que nos dejen ver a través de los muros o hacernos invisibles.



En resumen, Titanfall es un juego que los amantes del género FPS no pueden dejar pasar. Un juego bien planeado y logrado que ofrece innovación, bellas gráficas y sobre todo, mucha diversión.

Redacción Tecnósfera

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.