Cuando las figuras públicas hablan de más

Cuando las figuras públicas hablan de más

La reciente broma de la presidenta argentina es una entre muchas frases hilarantes de mandatarios.

notitle
05 de febrero 2015 , 03:46 p.m.

Bromear sobre la forma en como los chinos pronuncian cuando hablan en castellano y más si se está en China puede tener implicaciones para quien intenta ser chistoso. Ahora, si esa persona es la presidenta de Argentina las críticas en su país y en el que visita perfectamente pueden opacar cualquier otro de sus actos de Estado. Lea Presidenta argentina bromea sobre la pronunciación de los chinos

Y es lo que le ha pasado a la mandataria gaucha, Cristina Fernández de Kirchner desde el miércoles, cuando en un foro con empresarios chinos y argentinos en Pekín escribió en su cuenta de la red social Twitter: “Más de 1.000 asistentes al evento? ¿Serán todos de "La Cámpola" y vinieron sólo por el aloz y el petlóleo? (sic)".

Las reacciones en Argentina y China no se hicieron esperar. Figuras de la oposición, academia, estudiantes, políticos y público respondieron de diferentes formas al chiste de la mandataria.

Este mensaje, dirigido a los 3,53 millones de seguidores de la presidenta en Twitter, pero replicado y convertido en una noticia anecdótica de su gira por el gigante asiático, pasará a la historia y se sumará a muchas frases pronunciadas por personajes de la política internacional –muchos de ellos presidentes, mandatarios y reyes- que en un momento de chispazo intelectual, euforia, imprudencia, mal genio o despiste las pronunciaron y las dejaron para la posteridad.

Estas frases, por fuera de los protocolos oficiales, muchas veces desdicen de la dignidad que debe tener un mandatario en un acto oficial en su país o fuera de él y normalmente hacen quedar mal a su autor y se convierten en objeto de burlas y en ocasiones hasta de problemas diplomáticos.

A continuación presentamos una pequeña muestra de las ‘salidas’ de algunas personalidades que no solo figuraron o todavía figuran en los medios de comunicación por sus ejecutorias, sino también por la forma como se han expresado en ciertos momentos en público o cuando creen estar en privado y hay micrófonos que detectan conversaciones en voz baja.

Felipe Calderón, expresidente de México

En una visita a Estados Unidos criticó la costumbre que existe en algunos estados de ese país, sobre la idea “medicinal del uso de la mariguana”, y añadió:
“Igual que en México se dice, tienes gripa tómate un tequila, si no se te quita, se te olvida”.

Vicente Fox, expresidente de México

En el 2002, dos días antes de una Cumbre de la ONU en Monterrey (México), el entonces presidente Vicente Fox recibió una carta de Fidel Castro en la que aceptaba la invitación al encuentro, aunque todos creían que él no asistiría. Fox estaba preocupado por la reacción del presidente de EE. UU., George Bush a esa visita y llamó a Castro y le dijo, tras varios minutos de insinuarle que no fuera:
…”Inclusive te invito al almuerzo de ese día, inclusive te puedo sentar a mi lado. Pero una vez terminado el evento te regresas”.

Enrique Peña Nieto, presidente de México

El actual mandatario mexicano, antes de lanzarse a la presidencia le pregunto al presidente del PRI, sin darse cuenta que tenía el micrófono prendido:
“¿Entonces soy candidato o precandidato?”

Rey Juan Carlos de España

Juan Carlos de Borbón, padre del rey de España, Felipe VI, en una cumbre iberoamericana en Chile en el 2007 espetó al entonces presidente venezolano Hugo Chávez, que estaba descalificando al expresidente de gobierno español, José María Aznar:
“¡Por qué no te callas!”

Hugo Chávez, expresidente de Venezuela

En 1998, cuando era candidato presidencial venezolano, Hugo Chávez le concedió una entrevista al periodista Jorge Ramos, de Univisión y entre algunas de las respuestas dijo:
"Cuba sí es una dictadura, pero no puedo yo condenar a Cuba".

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

El entonces candidato presidencial, tras la muerte de Hugo Chávez dijo sobre su mentor:
“De repente entró un pajarito chiquitico y lo sentí ahí como dándonos una bendición, diciéndonos: 'hoy arranca la batalla. Vayan a la victoria. Tienen nuestra bendiciones'. Así lo sentí yo desde mi alma".

José Mujica, presidente de Uruguay

El mandatario uruguayo estaba en un evento con un alcalde hablando de la presidenta argentina, Cristina Fernández y su difundo esposo, el expresidente Néstor Kirchner y cuando creía que los micrófonos estaban apagados le dijo:
“Esta vieja es peor que el tuerto”.

Guillermo León Valencia, expresidente de Colombia

En 1964, el presidente de Colombia, Guillermo León Valencia, después de saludar al mandatario francés, Charles De Gaulle, en gira diplomática, le dijo:
“Desde Medellín hasta Cúcuta y desde Cartagena hasta Leticia, Colombia entera os saluda General De Gaulle”, y después gritó “¡Viva España!”.

Sarah Palin, exgobernadora de Alaska

La republicana Sarah Palin dijo en una intervención en el programa radiofónico de Glenn Beck y tras un discurso sobre las tensiones actuales entre las dos Coreas:
"Tenemos que estar al lado de nuestros aliados de Corea del Norte.”

Mariano Rajoy, presidente del gobierno español

"Quiero transmitir a los españoles un mensaje de esperanza. ETA es una gran nación; España, perdón, es una gran nación."

Gjorge Ivanov, presidente de Macedonia

El mandatario, durante una intervención causó escándalo cuando dijo:
“Cuando Jacques Chirac fue presidente de Estados Unidos, tomó posesión del cargo después de haber sido alcalde de París, y debido a esa experiencia hizo frente al problema de los inmigrantes”.

Ronald Reagan, expresidente de Estados Unidos

Durante una cena de Estado en Brasil en 1982, el entonces mandatario ofreció un brindis a los asistentes. El problema fue que el ofrecimiento lo hizo "por el pueblo de Bolivia". Al darse cuenta que se había equivocado de país, Reagan intentó corregirse diciendo que Bolivia sería la próxima escala de su gira, pero tampoco acertó porque debía viajar a Colombia.

Nicolas Sarkozy, expresidente de Francia

En una reunión del G20 en el 2011 en Cannes, el entonces mandatario tuvo una conversación con su par estadounidense, Barack Obama que se suponía era privada pues creían que los micrófonos estaban apagados. En ella Sarkozy calificaba al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de "mentiroso" y afirmaba que no lo aguantaba:
"Es un mentiroso, no lo soporto", dijo Sarkozy, a lo que Obama respondió: "Tú no lo soportas, pero yo tengo que aguantarlo mucho más a menudo que tú".

Holman Rodríguez M.

Redacción Internacional 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.