'La vida es un tesoro para compartir': papa Francisco en Hangout

'La vida es un tesoro para compartir': papa Francisco en Hangout

El pontífice se conectó con jóvenes en situación de discapacidad de varias partes del mundo.

notitle
05 de febrero 2015 , 09:13 a.m.

El papa Francisco participó en la mañana de este jueves en una videoconferencia con jóvenes en situación de discapacidad de Brasil, España, India, Estados Unidos y Argentina, en el marco de la red mundial de escuelas que se conectan a través de internet por la herramienta Scholas Social. (Lea sobre el programa Scholas)

Con esta iniciativa, el pontífice argentino busca integrar a las escuelas del mundo para que trabajen en proyectos que propendan por los valores y la paz. A la fecha, el proyecto cuenta con 400.000 escuelas y redes de escuelas en los cinco continentes.

Este segundo Hangout del papa –el primero fue en septiembre pasado en el III Congreso Educativo Mundial Scholas- tuvo mensajes de los jóvenes hacia el pontífice enfocados en cómo la tecnología los ha ayudado a salir adelante pese a su situación de discapacidad.

El primer turno fue para Isabel Vera, de 13 años, quien se conectó desde España y le contó al papa cómo son sus clases. Isabel es invidente y se comunica apoyada de un computador con lector de pantalla y línea braille. Este sistema hace que todo lo que salga en la pantalla del computador se duplique en la línea braille para que ella pueda seguirlo.

Es una amante del atletismo, deporte que practica tres veces por semana y que complementa con sus clases. “Me gusta la tecnología porque es una ayuda muy útil. Le digo a la gente con discapacidad que no se rinda, que con un poco de esfuerzo pueden llegar a donde quieran”, señaló.

Francisco la alentó a seguir adelante, a sacarle provecho a la tecnología y a que siga corriendo.

Pedro es un niño de 12 años y padece una discapacidad en uno de sus brazos. Desde Sao Pablo, en Brasil, le confesó al papa que es aficionado al fútbol, pasión que comparte el pontífice argentino.

Pese a no tener parte de su brazo derecho, su posición favorita en la cancha es el arco. El papa le preguntó qué sentía cuando le marcaban un gol y Pedro le respondió: “Feliz, porque estoy compartiendo con mis amigos”.

“Es una lección la que nos da este chico, porque lo que importa no es ganar sino jugar y estar junto con los amigos”, añadió Francisco.

Pedro espera, con la ayuda de una prótesis, andar en bicicleta.

Una cámara de video es el ‘juguete’ predilecto de Alicia, una joven española de 16 años que padece síndrome de down. En su charla con el papa, le contó que con ella trabaja con un grupo de cine de la fundación a la que pertenece.

Luego, sorprendió al pontífice con una de esas preguntas espontáneas que hacen los chicos: ¿Le gusta hacerse fotos y descargarlas en el computador?

Hubo risas antes de la respuesta del papa, quien confesó que es un “tronco” con el computador. Avergonzado, reconoció que no maneja estas máquinas.

Las preguntas siguieron, esta vez desde Estados Unidos. Dos jóvenes interrogaron al papa en torno a qué hace cuando enfrenta alguna dificultad. “Primero, no me enojo, permanezco tranquilo. Después, busco la manera de superar esa dificultad. Si no lo logro, la aguanto hasta que se dé la oportunidad de superarla”, señaló Francisco.

El máximo líder de la iglesia Católica agregó que no hay que asustarse nunca con las dificultades. “Nosotros somos capaces de superarlas todas, solo necesitamos tiempo para comprender, inteligencia para buscar el camino y coraje para salir adelante”.

Manoj Kumar, tiene 13 años y es fanático de Bruce Lee, ese legendario actor especialista en artes marciales. Vive en India y dice que solo conoció un computador hace tres años. Cursa sexto grado y le enseñan karate, yoga y computación en su escuela. Padece una discapacidad auditiva.

“No sabía qué eran los computadores hasta hace tres años. Hoy me gustan mucho, cuando no entiendo algo de las materias, voy a internet y busco imágenes. Es como tener a otro profesor”, resaltó.

Manoj le preguntó al papa cómo cree que Scholas puede ayudarlos. “Tendiendo puentes, comunicándolos, porque cuando lo hacen dan lo mejor que tienen dentro y reciben de los demás lo mejor también. Cuando no nos comunicamos nos quedamos solos con nuestras limitaciones y eso nos hace mal”, respondió el pontífice.

El último turno fue para Juan Bautista, ‘Bauti’, de 14 años. Se conectó desde España, pero es oriundo de Buenos Aires, ciudad donde Francisco fue Arzobispo. Le contó al papa que con su tableta y su computador estudia. Repasa matemáticas y lenguaje, y observa videos de ciencias naturales. Saca fotos con su tableta y hace collages. Le gustan los juegos de construcción de vías, juegos y caminos.

Y sí, le preguntó que si tiene tableta. “No tengo una”, respondió Francisco entre sonrisas. “Me gustaría ir a visitarlo a Roma alguna vez”, apuntó ‘Bauti’.

El papa llamó a estos jóvenes a seguir adelante y valoró su tenacidad. “Lo que ustedes hacen desde sus lugares nos ayuda a todos a comprender que la vida es un lindo tesoro, pero solamente tiene sentido si la damos”, dijo.

Al cierre de videoconferencia, envió un mensaje: “Todos ustedes tienen un cofre, una caja y adentro hay un tesoro. El trabajo de ustedes es abrir la caja, sacar el tesoro, hacerlo crecer y darlo a los demás, así como recibir de ellos. Cada uno de nosotros tiene un tesoro, si lo guardamos encerrado, queda ahí, si lo compartimos, este se multiplica con los que vienen de los demás”.

VIDA / IGLESIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.