Retorno busca poner fin a 'Calvario' de emberas en Cali

Retorno busca poner fin a 'Calvario' de emberas en Cali

Alcaldía de Cali y Gobernación de Risaralda procuran regreso de 204 indígenas a sus resguardos.

notitle
04 de febrero 2015 , 07:39 p.m.

Vendiendo dulces, bebidas energizantes y frutas, entre otros productos, le tocó a Elver Situa 'rebuscarse' el sustento para sus cinco hijos de entre 2 y 14 años.
Llegó a Cali hace 14 meses desplazado desde el resguardo embera chamí de Risaralda, en límites con Chocó, y confiesa que los primeros cinco meses en esta ciudad les tocó sobrevivir con lo que su esposa Dioselina Batesa conseguía en un andén.
Situa dice que ahora, a sus 32 años, un diplomado que hizo como tecnólogo en Desarrollo sostenible Comunitario le permitió ubicarse en el programa 'De cero a siempre', del Gobierno Nacional para con la niñez, con lo que tiene algunos recursos.
Es uno de los líderes de la etnia embera que está al frente del proceso de retorno a Pueblo Rico (Risaralda) de 42 familias, que suman 204 personas y residen en el sector de El Calvario, conocido como ‘olla del centro de Cali.
El consumo de alucinógenos, mendicidad y malos olores hacen parte de la cotidianidad en esta zona, que la Alcaldía de Cali se propone renovar con el programa ‘Ciudad Paraíso’.
“La ciudad es dura, hay que pagar 10.000 diarios de arriendo, se vive encerrado. En el resguardo se cultiva ñame, yuca, primitivo (plátano pequeño), banano. Es difícil con niños”, dice.
Hoy está previsto un encuentro en Cali entre delegados de la Gobernación de Risaralda, la Alcaldía de Cali y autoridades indígenas de Risaralda para definir la relocalización.
Mónica Gómez, consejera de Paz de la Gobernación de Risaralda, expresa que el propósito es que se logre el retorno en las mejores condiciones. Expone que se concederán ayudas alimenticias por seis meses y apoyo para procesos productivos en los resguardos.
Felipe Montoya, asesor de paz de la alcaldía de Cali, precisa que las familias exigen que la reubicación sea en conjunto, con la totalidad de las personas.
Un primer acuerdo con la Gobernación de Risaralda contempla la adecuación de dos ‘tambos’, como llaman los emberas a los albergues, a donde llegarán inicialmente en Pueblo Rico. Cali aporta 50 millones de pesos en ese propósito.
Luego por parte de la Gobernación de Risaralda estaría la adecuación de dos colegios y un puesto de salud en territorio indígena, además de la construcción de un puente sobre el río San Juan para llegar a los resguardos.
Montoya explica que “como comunidad protegida, todo depende de la decisión de los emberas, que avalen que tienen las condiciones para su relocalización y que se han cumplido los acuerdos. Entre tanto, siguen aquí en El Calvario”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.