Virgen de Guadalupe, la gran anfitriona de Cartago

Virgen de Guadalupe, la gran anfitriona de Cartago

Restaurado santuario de Nuestra Señora de Guadalupe y la réplica de la Virgen, impulsan el turismo.

04 de febrero 2015 , 07:00 p.m.

Convertirse en morada de la segunda réplica autorizada en el mundo de la Virgen de Guadalupe y lucir con orgullo el esplendor del restaurado santuario, que lleva el mismo nombre, le ha dado un impulso a la ‘Ciudad con el sol más alegre de Colombia’, como uno de los destinos religiosos preferidos de propios y extraños.

Fieles devotos de la ‘Virgen Morena’ llegan a Cartago para visitar estos tesoros religiosos y de paso aprovechan para conocer la oferta turística y cultural del municipio.

Mariam Fernanda Castro, directora de la Oficina de Gestión de Cultura de Cartago, dice que aunque la ciudad siempre ha estado en el mapa de los destinos religiosos, contar con una joya como lo es el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, sin duda se convierte en un atractivo.

“La inauguración de la parte arquitectónica de la iglesia ha aumentado las visitas de creyentes de la Virgen de Guadalupe”, agrega la funcionaria.

La iglesia de estilo colonial mexicano, aún conserva arcos, portales, ventanas y grabados de la época. Su torre y campanario son originales, y el blanco que reemplazó el color de los vetustos ladrillos en su facha e interiores, le da un realce a la esquina de la carrera 4 con calle 8.

En el altar mayor permanece la imagen de la Virgen que don Mariano Hormaza y Matute, quien contribuyó para su construcción en 1808, trajo personalmente de México para cumplir una promesa.

Y aunque por estos días la réplica de la Virgen de Guadalupe está de peregrinaje, esta reliquia recibe a los fieles que llegan en busca de favores o a agradecer los ya cumplidos.

Asegura el padre Fabio Jaramillo, de la Diócesis de Cartago, que la hermosura del santuario es una excusa para visitar la ciudad, que cuenta con una amplia muestras de la arquitectura colonial y la religiosidad de su gente. “El otro santuario es el de la Virgen de la Paz, en el Seminario Mayor, donde está la imagen de tiempos del Rey Felipe II”, dice el sacerdote.

La Catedral de Nuestra Señora del Carmen, la iglesia de San Francisco, Nuestra Señora de la Pobreza, y las iglesias de Santa Ana y San Jorge, son de una belleza arquitectónica increíble. Además, dice Mariam Fernanda Castro, Cartago cuenta con un centro histórico que narra sus 475 años de historia.

Al recorrerlo se pueden apreciar edificaciones de estilo barroco y balcones andaluces que han logrado sobrevivir al paso del tiempo como la Casa del Virrey. También está el tradicional parque de La Isleta, donde la brisa da descanso a quienes lo recorren y los cafés con estilos muy típicos para pasar la tarde.

Hay hoteles de primera categoría como el Mariscal Robledo, El Hotel Resort y Don Gregorio. “Por tener un clima seco se reciben turistas que quieren disfrutar del sol y de comidas típicas como el tamal valluno o un amplio menú para complacer el paladar”, agrega.

Los bordados a mano, esos tesoros cartagüeños que no tienen comparación, están a la orden en el comercio, mientras para los más osados está el balsaje en río La Vieja. “Si se quieren razones para visitar a Cartago, aquí están todas”, dicen sus habitantes.

Cali

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.