Un robot abre el camino para el nuevo Tranvía de Medellín

Un robot abre el camino para el nuevo Tranvía de Medellín

Una máquina con pinta de 'Transformer' abre el canal en el concreto de vías del Tranvía de Ayacucho.

notitle
04 de febrero 2015 , 09:10 a.m.

Un pequeño destructor de concreto obedece a las indicaciones de un control remoto. Milimétricamente, destruye parte del concreto que durante más de un año han vaciado los contratistas del Tranvía de Ayacucho. No es un error, no.

Se trata de una máquina que parece un pequeño ‘Transformer’ y que es la encargada de abrir la estrecha senda para los rieles del medio de transporte que operará en el segundo semestre de este año.

No mide más de dos metros de alto y más parece un juguete, pero su desempeño de entre 80 y 100 metros por día, son un hecho histórico para la ciudad.

Se trata de la fresadora especial que desde esta semana abre el estrecho canal para la instalación de los rieles de 15 metros de longitud cada uno que serán la guía, la ruta del nuevo modo de transporte con el que Medellín le ‘chicanea’ al país.

“El nombre de fresadora se le da a las máquinas grandes para retirar el pavimento viejo, pero en este caso es una fresadora para retirar ese ancho específico”, explica el ingeniero Alexander Jiménez, profesional 1 de la gerencia de Planeación del Metro.

Con ese control remoto dirigido por un operario, el ‘Transformer’ retira parte del concreto de la calzada del tranvía, que desde su lanzamiento, tuvo demarcado con cortes, las líneas del espacio para el riel.

“Que la comunidad no crea que estamos dañando el concreto, es que ese es el proceso”, reiteró el ingeniero Jiménez. Si bien este tipo de robot no es raro a nivel mundial, sí es muy especializado, y Medellín es una de las ciudades que puede admirar este ingenio, que le trazará al Tranvía el camino para beneficiar a 350 mil personas.

Para el Tranvía de Ayacucho se requerirán en total 10.000 metros de rieles. Pese al que el robot que abre el canal, para ellos puede avanzar más de 80 metros/día, el ingeniero Alexander Jiménez explica que el trabajo debe ser coordinado entre fresadora e instaladores de rieles. “No se puede dejar el canal abierto, pues se llena de escombros y el paso de los vehículos lo puede afectar”, añadió Jiménez.

Este es el robot que come concreto a una velocidad de entre 80 y 100 metros diarios, todo para abrir la senda del tranvía.

El robot fresadora que trabaja en la apertura del canal para los rieles del tranvía, opera en la actualidad entre la estación Miraflores y la carrera 37 del barrio Buenos Aires.

Esta vía y sus residentes, serán los privilegiados testigos de los primeros ‘pasos’ del sistema de transporte que vuelve a la vida tras casi un siglo de haber operado en la capital paisa.

Con una inversión de más de 600 mil millones de pesos, el Tranvía de Ayacucho rodará en marcha de pruebas, entre los meses de abril y mayo.

“Allí iniciaremos pruebas y en esa vía vamos a montar los primeros postes de catenaria que alimentarán el tranvía”, informó el ingeniero Alexander Jiménez.

Según el funcionario, tras la apertura del canal en el concreto, la instalación de los rieles y erigir los postes de catenaria (con su conexión eléctrica), los constructores franceses de los trenes, empezarán pruebas.

“Serán muy lentas al principio y por supuesto, sin pasajeros, pero luego se podrán hacer con usuarios”, manifestó el experto del Metro.

VÍCTOR VARGAS RODRÍGUEZ
Redactor ADN
Medellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.