Urge rectificar la economía venezolana / Análisis

Urge rectificar la economía venezolana / Análisis

Medidas como controles de precios empeoran situación. Recesión en 2015 será peor y Gobierno no cede.

03 de febrero 2015 , 11:08 p.m.

La intervención del Gobierno Central venezolano en el aparato productivo nacional no es novedad. El modelo económico llamado Socialismo del Siglo XXI sigue desde hace al menos 10 años una lógica para nada distinta a la de los países socialistas del siglo XX, que incluyen el rechazo a la propiedad privada, el uso de la planificación central y control gubernamental del aparato productivo nacional. Hasta la fecha, en Venezuela se han expropiado centenares de empresas, se han intervenido miles de hectáreas de terreno productivo y existen decenas de controles gubernamentales sobre los procesos de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios.

En consecuencia, el Socialismo del Siglo XXI emula los resultados de los socialismos clásicos: inflación, desabastecimiento y las largas colas. Incluso, la improvisación ante resultados adversos inesperados se convirtió en una estrategia muy común del Gobierno Central.

Ante una inflación galopante, se generalizan los controles de precios; y ante el desabastecimiento, se intervienen los comercios. Vale decir que estas medidas empeoran cada vez más la situación; y cuando no dan resultados, se culpa a terceros, esta vez asegurando que existe una supuesta “guerra económica”, cuya única respuesta ha sido intensificar las medidas que provocaron las distorsiones en primer lugar. La intervención de la cadena Día a Día y las fuertes amenazas contra Farmatodo son un ataque más contra un sector privado ya muy golpeado.

Venezuela es reconocida como una de las peores economías para hacer negocios en el mundo, producto de las importantes trabas generadas por el propio Gobierno –como el control cambiario, el control de precios, la leyes laborales, la burocracia gubernamental y el sistema tributario–; y estos ataques solo desincentivan la inversión privada, que es fundamental para reactivar el aparato productivo nacional.

La economía venezolana entró en recesión al comenzar el 2014, cuando los precios del petróleo rondaban los 100 dólares por barril. Esto indica –por un lado– que es producto de la fatiga del modelo económico. Por otro lado, esta fatiga, sumada a la caída del precio del petróleo, augura que la recesión en el 2015 continuará y será más pronunciada que en 2014.

El escenario demanda la rectificación de las políticas económicas del Gobierno, las hace urgentes. Sin embargo, el Gobierno venezolano parece no estar dispuesto a ceder en sus políticas de control sobre la economía.

ANABELLA ABADI
Economista, analista de Entorno y Políticas Públicas en ODH Grupo Consultor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.