'Sé lo que hiciste el gobierno pasado'

'Sé lo que hiciste el gobierno pasado'

María del Pilar debería decir quiénes eran destinatarios de información que obtenía irregularmente.

notitle
03 de febrero 2015 , 08:07 p.m.

Sigue el temblor en las filas del uribismo tras la entrega de María del Pilar Hurtado a las autoridades colombianas, luego de permanecer varios años en Panamá, huyendo de la justicia. Álvaro Uribe, quien encabeza el club de los atortolados, ha disparado a diestra y siniestra su artillería retórica desde el fin de semana, en un mal disimulado intento de congraciarse con la exdirectora del DAS e impedir que colabore con la Fiscalía en las múltiples investigaciones que adelanta, en particular por las chuzadas ocurridas en la era de la seguridad democrática.

“María del Pilar Hurtado llega al Gobierno por su buena reputación, por el trabajo que había hecho en gobiernos anteriores”, escribió el expresidente al iniciar una seguidilla de trinos con los cuales pretendía desvirtuar los señalamientos de las autoridades judiciales contra numerosos excolaboradores de su gobierno, varios de los cuales han tomado las de Villadiego.

Y aunque es grave y delicado que –alegando una persecución política y declarándose víctimas de un complot– esas personas empaquen maletas y pongan pies en polvorosa, es más preocupante que sea todo un expresidente de la República quien les aconseje huir del país para evadir la acción de la justicia. Lo hizo María del Pilar Hurtado; lo hizo Luis Carlos Restrepo, excomisionado de Paz; lo hizo Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura, y lo hizo hace pocos días Luis Alfonso Hoyos, exasesor espiritual del candidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

Por su parte, David Zuluaga, hijo del excandidato uribista, hace años está radicado en Estados Unidos e hizo un paréntesis en sus estudios para venir a colaborar en la campaña de su padre y resultó enredado en actividades no muy claras con el hacker Andrés Sepúlveda. Luego de unos meses regresó a Nueva Jersey y ahora también es requerido por la justicia.

En su tuiteratón, el doctor Uribe señala las virtudes de cada uno de sus antiguos subalternos, quienes, según él, son almas de Dios. Y la verdad es que yo le creo al senador cuando dice que en el momento en que él los conoció, o los nombró, todos eran “buenos muchachos”. El problema es que una vez quedaron bajo su órbita sufrieron una honda transformación y terminaron involucrados en una serie de escándalos y anomalías sin precedentes en el alto Gobierno.

En cuanto a la persecución política de la que supuestamente son víctimas sus exfuncionarios, coincido en parte con el doctor Uribe, pues sí son perseguidos, pero no por razones políticas, sino por delitos comunes. Demasiado comunes, sobre todo en su gobierno, como lo eran la interceptación ilegal de comunicaciones, los seguimientos a magistrados, periodistas y opositores, la adjudicación irregular de contratos, entre otras conductas non sanctas.

El inocultable temor del exmandatario se debe a que él sabe qué es lo que María del Pilar sabe y no quiere que nadie más lo sepa. Sin embargo, ya que se entregó, ella debería darse la pela completa para que finalmente todos sepamos de quién (es) recibía órdenes y quiénes eran los funcionarios, periodistas y demás destinatarios de la información que obtenía irregularmente mientras despachaba en Paloquemao.

¿Valdrá la pena que una mujer tan capaz siga protegiendo con su silencio el pellejo de quienes la llevaron a la encerrona donde hoy se encuentra? ¿O será hora de que con su testimonio el país sepa que ella fue apenas una ficha de un poderoso engranaje? María del Pilar tiene la palabra.

* * * *
Colofón. El Ministerio de Defensa nos debe muchas explicaciones no solo por la construcción y derrumbe del puente peatonal en el Cantón Norte, en Bogotá, sino por haber expuesto la vida e integridad de unos jóvenes soldados.

@Vladdo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.