Listo el plan para recuperar la cuenca alta del río Cauca

Listo el plan para recuperar la cuenca alta del río Cauca

Se busca que plan sea incorporado en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018.

notitle
03 de febrero 2015 , 07:08 p.m.

Plantas de tratamiento de aguas residuales, planes para el manejo de vertimientos causados por actividades agrícolas e industriales,reubicación de asentamientos en zonas de riesgo y apoyo a las actividades de conservación desarrolladas por las comunidades, son algunas de las estrategias que contempla el ‘Programa para el saneamiento, manejo y recuperación ambiental de la cuenca alta del río Cauca’.

Se trata de la apuesta de los departamentos de Valle y el Cauca para mejorar las condiciones del importante afluente, que abastece a 180 municipios de seis departamentos, y que fue presentada al Departamento Nacional de Planeación.

Fueron dos años de trabajo nada fáciles y tortuosos en los que participaron entidades del orden local, departamental, nacional, ambientales y sociales, que trabajaron unidos y lograron consolidar un plan para el rescate del río, dice Carlos Calderón, gerente de Vallecaucana de Aguas, entidad encargada de coordinar la mesa técnica de trabajo que alcanzó el logro.

“Se reclamaba con justa causa que el río Cauca no tiene dolientes, la falta de propuestas y la desarticulación institucional, mientras el río se está muriendo. El Gobierno nacional nos pidió que armonizáramos una propuesta y ahora podemos presentar este programa que contiene todos los componentes, todas las miradas desde las dos regiones, pero sobre todo que le da relevancia al componente ambiental”, explicó Calderón, quien precisó que la meta es que sea incluido como un capítulo del Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, que llegará al Congreso esta semana.

“Es el momento de salvar al río Cauca y es una responsabilidad de todos. Desde las regiones se han hechos estas propuestas en las que comprometen recursos, pero al mismo tiempo le decimos al Gobierno nacional que es momento de mirar al río Cauca, pero con propuestas precisas”.

El plan demanda inversiones por 1,6 billones de pesos, y asegura Calderón, hubo un minucioso esfuerzo por delimitar muy bien el trabajo.

De ahí, que el programa incluye acciones desde el nacimiento del río en Sotará, en el Cauca, hasta el límite del Valle con La Virginia, en Caldas.

Se trazaron ocho objetivos de acuerdo con los diagnósticos que ya existían y que fueron articulados.

En el primer objetivo, que contempla el manejo adecuado de los recursos naturales, el Cauca, por ejemplo, propone la articulación de 23 experiencias piloto de manejo sostenible de suelos; le apuesta a un plan de ordenación forestal y a planes de manejo de las subzonas hidrográficas.

El Valle a su vez propone planes de acción para la gestión integral del recurso hídrico concertado con la comunidad y la adopción de mecanismos de compensación por servicios ecosistémicos, entre otros.

“Son muchas las acciones, por eso fue necesario concertar”, dijo Calderón.

Cali, resaltó el funcionario, es responsable de al menos un 50 por ciento de la contaminación que llega al río, y debe de manera urgente encaminarse en el tratamiento secundario que requiere la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Cañaveralejo (PTAR). “Es una de las obras más grandes que se necesita. Se requiere de 200.000 millones de pesos de la Nación, a parte de los compromisos que tiene Emcali para este tema.

Por eso, nuestro anhelo es que el programa haga parte del Plan de Desarrollo”, insistió Calderón.

Lo mismo ocurre con los asentamiento en la capital del Valle. Se calculan que son necesarios al menos 250.000 millones de pesos para completar las inversiones, por más de 132.000 millones de pesos que contempla la Alcaldía para este tema. “Lo que nos permitió este ejercicio fue aterrizar las cifras con valores muy precisos e interlocutores válidos. Teníamos diagnósticos avanzados y lo que hicimos fue definirlos”, dijo.

Determinar qué pasaba era una tarea importante para hacer una visión integral de la cuenca del río Cauca y creo que esto quedó plasmado en cosas concretas, señaló el gerente de Vallecaucana de Aguas.

La iniciativa que inicia ahora la prueba de fuego en el Congreso, necesitará el apoyo de las fuerzas vivas y el bloque parlamentario. La meta es que en julio el río Cauca sea un capítulo del Plan de Desarrollo.

“No es un tema regional es de impacto nacional, no solo desde el punto de vista ambiental sino productivo. La productividad del país está directamente ligada al saneamiento del río Cauca, el desarrollo de las zonas que atraviesa el río hasta unirse al río Magdalena está directamente vinculada a la posibilidad de disponer del recurso hídrico del río y su supervivencia”, fue enfático en señalar.

Una verdad de apuño es que la situación del río Cauca es crítica. Pese a los esfuerzos individuales y desperdigados a lo largo de la geografía regional, el río presenta falta de oxígeno, es receptor de químicos, vertimientos y contaminantes de todo tipo.

A esto se suma la situación delicada que presenta la cuenca en la parte más alta donde los cultivos ilícitos, la minería, la deforestación y las malas prácticas agrícolas, amenazan con su estabilidad.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.