Los tipos de cáncer que más matan en Colombia

Los tipos de cáncer que más matan en Colombia

Los tumores de estómago, próstata y mama son los que más víctimas cobran.

notitle
03 de febrero 2015 , 06:08 p.m.

¿Le está ganando el mundo la batalla al cáncer? Para el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (Ciic), organismo de la Organización Mundial de la Salud especializado en la lucha contra esta enfermedad, la respuesta es no.

De hecho, en su reporte más reciente sobre el avance de este mal, deja claro que está creciendo a un ritmo alarmante y subraya la necesidad de adoptar con urgencia estrategias eficaces para frenarlo.

Christopher Wild, director del Ciic, asegura que la solución no solo cruza por el hallazgo de nuevos tratamientos, también por la puesta en marcha de mayores esfuerzos en materia de prevención y detección precoz para complementar los avances.

En Colombia, los tumores de estómago, próstata y mama, que tienen una alta posibilidad de cura cuando se detectan y tratan a tiempo, son, paradójicamente, los que más enferman y matan.

Una pesadilla masculina

De acuerdo con el Ministerio de Salud, la mortalidad por cáncer de próstata en el país se ha triplicado en los últimos 30 años. Según Globocán, 2.900 hombres fallecieron en el 2012 por esta causa. Los especialistas coinciden en que el envejecimiento normal de los varones está íntimamente ligado con el desarrollo de este mal. Al respecto, el Ministerio ha indicado que uno de cada tres hombres mayores de 50 años tiene cáncer de próstata y que más del 60 por ciento de los casos nuevos se da en personas entre los 50 y 69 años.

Señala, además, que los afrodescendientes tienen alta posibilidad de desarrollar este cáncer; de hecho, la Costa Atlántica tiene el mayor número de casos. El Plan Decenal para el Control del Cáncer (2012-2021) incluyó metas para lograr su detección temprana.

El de estómago y su diagnóstico tardío

Las cerca de 5.000 muertes por cáncer gástrico que se presentan cada año ubican a este tumor silencioso como uno de los que más muertes causa en el país, a pesar de ubicarse en el tercer lugar de incidencia. De acuerdo con el hematólogo y oncólogo clínico Joaquín Guerra, el principal problema es que la mayoría de los casos se diagnostican tarde, incluso cuando el tumor se ha convertido en un mal metastásico, sin posibilidad de cura.

En el desarrollo de la enfermedad influyen factores como el estado socioeconómico de los pacientes, la infección por la bacteria helicobacter pylori, el consumo frecuente de alimentos asados o ahumados y conservados en sal o vinagre, entre otros.

Los especialistas también indican que existe una mayor incidencia y mortalidad por este tipo de cáncer en las zonas montañosas de Colombia, especialmente en la región Andina; una de las zonas en las que más casos se presentan es el altiplano cundiboyacense.

El de seno continúa en franco crecimiento

Los tumores malignos de mama están entre los más temidos por las mujeres, y aun así en Colombia la mayoría de los casos se detectan en estados tardíos, lo que limita las posibilidades de curación.

Este se forma en los tejidos del seno, especialmente en el revestimiento de los conductos (tubos que llevan la leche al pezón) y en las glándulas que producen leche (lobulillos).

Los más de 8.600 nuevos casos y las 2.649 muertes estimadas cada año por culpa de este tipo de tumor han hecho que se perfile como un problema de salud pública. Hay consenso en torno a la necesidad de desarrollar y fortalecer estrategias de detección temprana. La falta de cultura frente al autoexamen, la consulta a destiempo y los problemas relacionados con el acceso a atención se suman a los factores que inciden en el aumento de la incidencia de esta enfermedad.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, la mayor cantidad de los casos registrados se presentan en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Santa Marta y San Andrés, lo cual podría ser explicado por la presencia de factores de riesgo relacionados con el desarrollo y urbanismo en las grandes ciudades.

Así se comporta este mal en Colombia

El aumento en el volumen de la población, una mayor expectativa de vida de las personas, cambios sociales y demográficos que ha experimentado el país en las últimas décadas han sido definitivos para que el cáncer se haya convertido en un problema de salud pública en el mundo y en Colombia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) da cuenta de que en 2012 se presentaron 14,1 millones de casos de cáncer en el mundo y 8,2 millones de muertes, mientras que en Colombia los casos nuevos ascendieron a 71.442 y las muertes a 37.894.

En el país, según la OMS, las principales víctimas de cáncer son las mujeres. En 2012 hubo 19.052 muertes para este género, frente a 18.842 en hombres.

Para ellas la mayor prevalencia de la enfermedad se concentra en cáncer de mama, cuello uterino, y colon y recto; que también son los que generan la mayor mortalidad.

En el caso de los hombres los tumores más comunes son los de próstata, estómago y pulmón.

Incluso, el cáncer en el país tiene un comportamiento distinto por regiones. Según el oncólogo clínico Álvaro Guerrero, coordinador del posgrado de Hematología y Oncología de la Universidad Libre de Cali, en la región suroccidental y en la región Andina, hay una mayor prevalencia de cáncer gástrico, mientras que en la Costa Pacífica y en la Costa Atlántica el cáncer de próstata es uno de los de mayor incidencia.

Sin embargo, la demora en el diagnóstico oportuno del cáncer es una de las principales debilidades de la atención por esta enfermedad en el país, según el oncólogo clínico Joaquín Guerra.

Obviamente, un demorado diagnóstico también empeora las posibilidades de supervivencia de los pacientes y, a juicio de los especialistas, esto puede deberse tanto a fallas administrativas como a las creencias de las personas frente a la enfermedad, al miedo al resultado del diagnóstico y a la automedicación.

El oncólogo Uriel Navarro sugiere que para hacerle frente al diagnóstico tardío es importante que ante los primeros síntomas se permita acceder a la consulta prioritaria sin mayores trabas que retrasen todo el proceso.

“El tiempo promedio desde que un paciente identifica los primeros síntomas hasta recibir el tratamiento por cáncer es de 244 días. Hay que evitar que una enfermedad temprana se convierta en una avanzada”, concluye el especialista.

ESTILO DE VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.