Con fotografías, Julio Medina muestra el pasado desde su pasión

Con fotografías, Julio Medina muestra el pasado desde su pasión

El actor de 82 años expone en el teatro La Quinta Porra más de 40 imágenes de su autoría.

notitle
02 de febrero 2015 , 05:52 p.m.

Algunos detalles parecen esconder su edad, como esa memoria de veinteañero que le permite exponer con exactitud alguna fecha importante. Pero el experimentado actor Julio Medina tiene muy presentes sus 82 años recién cumplidos, e incluso se da el lujo de bromear sobre ellos. Lo hace, por ejemplo, cuando saca a relucir una de sus pasiones: la fotografía.

En su archivo personal tiene 49 imágenes que ahora componen la exposición Serendipity pero que hasta hace poco estuvieron archivadas en su casa. “Se las mandé por correo electrónico a 120 personas porque el día que yo me muera, que tal vez va a ser pronto, la familia no va a saber qué carajos hacer con eso”, se sincera el actor.

La actriz Fabiana Medina, que actualmente dirige el teatro La Quinta Porra, de Bogotá, invitó a Medina a presentar las cerca de 50 fotografías de pequeño formato en esta exposición que se inauguró en diciembre pasado y sigue abierta al público.

Medina apunta que todas las fotografías se ciñen al concepto de la palabra inglesa serendipity, “que significa el don de encontrar cosas buenas accidentalmente”, asegura.

Por eso son imágenes que se alimentan de la intuición, de apretar el obturador en el momento preciso. Así se pueden ver instantáneas de un perro que va corriendo con el periódico matutino en su hocico, un concurso de comida en el parque Griffith de Los Ángeles y el aviso de un boticario que promete tratamientos especiales para la diabetes, el reumatismo, las úlceras estomacales, la impotencia sexual y otra decena de enfermedades.

Todo comenzó, recuerda el actor, en 1961 cuando vivía en la ciudad de Seattle, en el estado de Washington, y trabajaba como editor de películas industriales para una empresa en la construcción de aviones Boeing. “Compré una camarita de 33 dólares, una Argus C3, que era de foco paralelo”, complementa.

Medina empezó entonces a pulir su técnica fotográfica, aprovechando la luz del día con un lente de 50 milímetros, sin filtro y casi siempre en blanco y negro.

Capturó imágenes en Estados Unidos, especialmente Los Ángeles; México, Nicaragua y Perú. Una de las que más recuerda es la de una señora acostada en una lavandería que solía visitar. “Yo siempre iba bien tarde a lavar la ropa y siempre llevaba la cámara. Esa noche vi a la viejita ahí y cuando hice clic se despertó y me pegó una vaciada. ‘¿Por qué no deja dormir a la gente?’, me dijo”, recuerda con una sonrisa.

La última imagen la tomó en 1984 en Managua y en ella se ve a un niño corriendo por los pasillos de la edificación aún derruida por el terremoto que azotó a la capital de Nicaragua en 1972.

Su faceta como fotógrafo finalizó poco antes de volver a Colombia, a mediados de la década de 1980. “Se me cayó la cámara y nunca más lo hice de nuevo”.

Actor de método

Medina llegó a Estados Unidos en 1933. Allí, además de sus incursiones momentáneas en la edición y en la fotografía, también estuvo durante dos años en la Armada. Pero su labor más fructífera fue la de actor, pues pasó por conocidas series como El gran Chaparral, Kung Fu y Dallas.

También hizo teatro y así tuvo la oportunidad de conocer a Lee Strasberg, uno de las grandes maestros de actuación de Estados Unidos gracias a su famosa técnica de ‘El método’. Medina cuenta que trabajó con él en el Actors Studio West, un centro que Strasberg tenía en Los Ángeles y estaba destinado a los actores profesionales.

Su audición fue con una escena del drama Long Day’s Journey into Night, de Eugene O’Neill. “Lee Strasberg estaba sentado ahí con a un asistente al lado. Dijo gracias y se fue. Después, cuando uno hacía escenas, él las analizaba. Escucharlo era increíble”, rememora el actor, que hace parte del Sindicato de Actores de Estados Unidos.

Medina ha venido dejando de lado la televisión y el cine, pero aún hace algunas apariciones en teatro. A finales del 2013 protagonizó, junto a Bernardo García, la pieza de microteatro Feliz Navidad Stanislavski, con dramaturgia de Verónica Ochoa y dirección de Manolo Orjuela.

“Fue maravilloso. Yo nunca había estado tan cerca de la gente y la gente nunca había estado tan cerca de mí, del actor. Eran seis funciones por noche, exigentes pero muy ricas”.

Aunque enfatiza en que no sería capaz de enfrentar una obra larga, por algunas dificultades de movimiento, sí se le enfrentaría de nuevo a una obra de ‘micro’. Medina cuenta que Orjuela le hizo una invitación para protagonizar una nueva obra de este formato. Otro riesgo a los 82 años.

¿Dónde y cuándo?

‘Serendipity’ se puede ver en el Teatro La Quinta Porra. Calle 11 n.° 2-78, Bogotá. Informes en el teléfono 334-0748.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.