Patarroyo sí podría usar monos en experimentos

Patarroyo sí podría usar monos en experimentos

Consejo de Estado, sin embargo, dice que debe cumplir con requisitos de Corpoamazonía.

notitle
02 de febrero 2015 , 05:33 p.m.

El doctor Manuel Elkin Patarroyo y su equipo lograron un triunfo clave en el Consejo de Estado: esa corte rectificó un fallo propio del 2013 y autorizó el uso de primates para sus investigaciones científicas, siempre y cuando se cumplan todas las condiciones impuestas por las autoridades ambientales competentes.

La decisión, producto de una acción de tutela interpuesta por Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (Fidic), le devuelve a Patarroyo todos los derechos sobre el proyecto ‘Captura y estudio de investigación científica en diversidad biológica de primates en la cuenca del río Amazonas en el trapecio amazónico colombiano’.

Patarroyo afirmó este martes que ahora que se le vuelve a permitir realizar pruebas sobre monos puede conseguir en dos años la fórmula definitiva para combatir esa enfermedad.

El fallo anterior, de la Sección Tercera, suspendía indeterminadamente el uso de estos animales en las investigaciones del científico, que completa décadas de lucha contra la malaria.

El Consejo de Estado dice que “una vez se entregue el informe de la entidad competente (Corpoamazonía), y este sea favorable porque se han cumplido las condiciones exigidas para el otorgamiento de los permisos”, Patarroyo podrá volver a usar monos de la región para sus experimentos. Ese proceso de verificación no deberá prolongarse más de 30 días después de la notificación de la sentencia de tutela.

Fines científicos

Los consejeros señalaron que los fines del proyecto se enmarcan con el objetivo del bien común que defienden la ley y la Constitución Nacional.

“A pesar de la fuerte oposición que ejercen grupos de defensores de animales en contra de la experimentación con nuevas terapias o drogas en el organismo de diferentes especies –dice el fallo–, sin lugar a duda aquellos grupos olvidan los adelantos que la medicina ha logrado en relación con enfermedades como el alzhéimer (...), progresos que no hubiesen sido posibles si previamente no se hubiere ensayado las nuevas sustancias o los nuevos tratamientos en diferentes especies”.

El tribunal es claro en señalar que, en el caso concreto, “la utilización de los monos Aotus vociferans no es caprichosa o producto del simple querer de los investigadores”, pues su sistema inmune es muy similar al de los seres humanos.

El fallo del 2013, que le quitó a Patarroyo los permisos para la caza científica de 4.000 monos nocturnos y que se cayó con la nueva decisión, señalaba que “los humanos pueden servirse de los animales para su supervivencia, para su compañía, para investigación, en actividades laborales o recreativas, pero sin vulnerar los derechos que les asisten”.

La reactivación del proyecto deberá cumplir condiciones como recolectar solo la especie autorizada en las cantidades y sitios determinados, además de ajustar los protocolos de manejo de los primates y otros relacionadas con el seguimiento a los individuos que retornen a su medio.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.