Murano y Burano: dos joyas que no se puede perder si viaja a Venecia

Murano y Burano: dos joyas que no se puede perder si viaja a Venecia

Una es la cuna del famoso cristal multicolor, la otra es ícono de la producción de encaje de hilo.

notitle
02 de febrero 2015 , 05:30 p.m.

Pasos venecianos: 1. Paseo en góndola. 2. Foto en la Plaza de San Marcos. 3. Visitar Murano y Burano. El orden de los factores no altera el resultado, pero saltarse uno solo es un garrafal error de turista desinformado.

Venecia, la bella ciudad italiana que flota desde el siglo V y que quedó inmortalizada por Shakespeare en ‘El mercader de Venecia’, es un rompecabezas de 118 islas que en su interior esconden un laberinto de 455 puentes. Por algo, lo primero que debe olvidar al llegar a la tierra de Marco Polo es el concepto del bus público.

Su mejor aliado serán los vaporettos, barcos que recorren las islas en una red de transporte organizada, cronometrada y a un costo elevado (7 euros por trayecto) si se compara con el valor de un tiquete de metro o bus de capitales como Nueva York, Londres o la misma Roma.

Venecia3

Estas dos ciudades son paraísos de canales, puentes y fachadas pintorescas.

El paseo en góndola y la postal de la Plaza de San Marcos están a la mano en la ciudad histórica. En cambio, para ir a Murano y Burano, prepárese para salir de viaje por un día.

Primera parada: Murano, la isla más visitada de Venecia y cuna del reconocido cristal multicolor italiano. La mejor opción es zarpar desde la Plaza de San Marcos (mata dos pájaros en uno) sobre las 9:30 de la mañana. Busque la parada San Zaccaria y tome el vaporetto 42. Disfrute el paisaje azul con tintes verdes que ofrece el Mar Adriático; es un camino largo, son 40 minutos, así que si puede, hágase a una silla al interior del barco.

Un legado de cristal

Moverse por Murano es muy sencillo. El río dei Verièri muestra el camino al dividir como una autopista a la isla. La calle principal Fondamenta Daniele Manin es el lugar ideal para el amor a primera vista. Alberga decenas de tiendas que exhiben con orgullo artesanías de vidrio ‘Made in Murano’, lámparas, jarrones, joyas, animales, personajes famosos y demás objetos de decoración con cristales transparentes y de colores vivos, con fuerte predominio del azul, verde y rojo.

Venecia4

A lo largo de Murano se encuentran esculturas de vidrio, que destacan la labor artesanal.

La mayoría de estos almacenes combina la elegancia de una boutique con la variedad y encanto de una tienda tradicional de pueblo pequeño. En esta ruta recomendamos tres tiendas: Barovier e Toso (puerta #28), Domus Vetri D’arte (#82) y Seguso Gianni (#138).

Al seguir río arriba, por Fondamenta Daniele Manin, empiezan a aparecer callejones con casas de ladrillo de fachadas de colores, minúsculas plazas con jardines que son atravesados por el aire con cuerdas con ropa al sol y bicicletas clásicas abandonadas como si fuera un escenario vintage; en cuestión de segundos, el espíritu comprador compulsivo se aplaca y la tranquilidad del mar y el olor característico de la cocina italiana llenan la atmósfera y el visitante queda envuelto en un sentimiento parroquiano para pasar el tiempo sin prisa.

A lo largo de la isla se encuentran esculturas y obras de arte relacionadas con el vidrio, motor económico y responsable de la reputación de la isla.

Venecia 1

La cristalería de Murano es famosa en el mundo por su calidad.

Contexto histórico: por allá en 1291 ante el riesgo de incendios en Venecia, los cristaleros y joyeros empacaron y se instalaron en Murano. Un siglo después la isla ya era famosa por sus espejos, arañas de luces y se convirtió años después en la mayor productora de cristal de Europa.

Por esta razón, otro de los atractivos turísticos es revivir el arte milenario en las fábricas abiertas al público. Algunas cobran entre 3 y 5 euros por su acceso, y otras son gratuitas y esperan una propina al fin del tour. De hecho, varias fábricas abren sus puertas y trabajan por algunas horas con los hornos exhibidos al visitante.

Sin embargo, como es obvio, los talleres más especializados son celosos de las técnicas y modelos de sus artesanos y se dedican al negocio puro, no a entretener extranjeros.

Antes de partir de Murano, tres recomendaciones: primero, almuerce en la isla, probablemente ya sea más de mediodía y la oferta gastronómica es buena, no en términos de cantidad, pero sí en relación precio-calidad; se siente el sabor casero en la maduración de las carnes y en la sazón de las pastas.

Segundo, pase por la Iglesia de Santa Maria e Donato, original del siglo VII y famosa por su gran techo y piso de mosaico. Por último, pase por el Museo Vetrario, fundado en 1861 y por 5,50 euros brinda un recorrido histórico sobre la elaboración de vidrio y cristal en Venecia.

Colores y encaje, la marca de Burano

Desde la estación El Faro, en Murano, aguarde por el vaporetto de la línea LN y en 30 minutos estará en nuestra segunda parada: Burano, la isla del encaje y de pintorescas fachadas. Al llegar sentirá el choque del ambiente, atrás quedaron las multitudes de Venecia y Murano; es como arribar a un pueblo de pescadores recién descubierto, tranquilo y con ese aire romántico que enmarca el paisaje del océano. Tan pequeña es que solo tiene una parada de vaporetto.

Hay tres cosas por hacer en Burano: primero, sacar el alma de fotógrafo para aprovechar las coloridas casas, que juegan muy bien con los contrastes, y buscar en escenas cotidianas la foto para enmarcar; segundo, maravillarse por los trabajos en encaje de hilo que despliegan las decenas de tiendas en sus dos calles principales, Viale Marcello y Baldassarre Galuppi, se encuentran vestidos de novia, manteles, servilletas, pañuelos y demás piezas con técnicas centenarias.

Venecia5

Fachadas pintorescas

Los precios son altos, cuidado con las imitaciones, también algunas tiendas venden productos traídos desde China y a veces es difícil reconocer la diferencia, por eso la recomendación de oro en cualquier viaje: desconfíe de lo barato. Más aún, si en una tienda tradicional como Matina Vidal, que tiene trabajos hechos por dos generaciones de mujeres, el valor de un mantel promedia 1.500 euros.

Lo tercero por hacer en Burano es descansar. Caminar sin rumbo fijo, al lado de los angostos canales inundados por botes como si fueran bicicletas, disfrutar de un gelato y arriesgarse a probar otros sabores. Descubrir a pie por qué Burano, al igual que Murano, son las dos joyas de la corona veneciana.

Si usted va

Tips de compras por Murano
- Compre cristal original. Hay varias tiendas que venden cristales de baja calidad, con fallas o de origen chino. Para estar seguro que adquiere auténtico cristal de Murano busque en la vitrina del local el sello ‘Vetro di Murano – Negozzio autorizzato’.

- No madrugue. Las tiendas empiezan a abrir a las 10 a.m., cierran para almorzar y luego van hasta las 6 o 7 p.m. Es tiempo suficiente e incluso le alcanza para visitar los hornos de algunas fábricas.

- Regatee. Recorra varias tiendas antes de elegir, puede llevarse sorpresas en los precios. Además, pregunte si el precio de la etiqueta es fijo, generalmente los vendedores hacen rebajas.

- Tiquete de vaporetto de 12 horas. Al salir de Venecia escoja el tiquete válido por 12 horas, así le servirá para cubrir el recorrido por Murano y Burano sin pagar extra.

Dos clásicos en Venecia

Paseo en góndola. Venecia es una a pie y otra vista desde sus canales. Solo se entiende el ADN de esta ciudad al flotar con ella. La tarifa oficial es de 100 euros por un viaje de 40 minutos después de las 7 p.m. cuando las luces se encienden y la belleza del paisaje es alucinante.
Plaza de San Marcos. Lo mejor es ir en la tarde cuando los toures de turistas ya han saciado su frenesí. Aliste la cámara para las fotos que ofrecen la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, el Museo de Correr y el Campanille. En la noche, los cafés, como el centenario Café Florian, ofrecen música en vivo con orquestas completas al aire libre.

Venecia 2

Venecia es una a pie y otro vista desde sus canales. Solo se entiende el ADN de esta ciudad al flotar con ella.

GONZALO PIÑEROS

ESPECIAL PARA VIAJAR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.