Dos rehenes del Estado Islámico con fatales destinos ligados

Dos rehenes del Estado Islámico con fatales destinos ligados

Haruna Yukawa y Kenji Goto son las más recientes víctimas del grupo islamista.

notitle
01 de febrero 2015 , 09:12 p.m.

Los dos japoneses cuya ejecución anunció el grupo Estado Islámico (EI) con una semana de diferencia entraron en Siria en el verano y otoño y no se tuvo noticias de ellos hasta que reaparecieron en enero en videos colgados en internet por el EI. (Lea también: Estado Islámico anuncia que decapitó al rehén japonés Kenji Goto).

Este es el recorrido de los ciudadanos nipones, Haruna Yukawa y Kenji Goto: según informaciones colgadas en internet en agosto pasado, Yukawa, de 42 años de edad, fue secuestrado y maltratado en Siria por militantes islamistas. Entonces no hubo ninguna reivindicación enviada a las autoridades japonesas.

Un video mostraba a un hombre que se declaraba japonés en manos de yihadistas del grupo EI, seguramente en la provincia septentrional de Alepo.

El individuo, con cabellera castaña bastante larga y barba de varios días, se encontraba tendido en el suelo y aparentemente herido en la cabeza. Decía llamarse Haruna Yukawa, ser “fotógrafo” y luego “periodista y casi médico”.

Haruna Yukawa era el jefe de una muy pequeña empresa llamada Private Military Company (PMC), cuya misión es socorrer a japoneses en el extranjero, enviando a hombres entrenados y con equipos diversos.

Antes de dejar Japón, Yukawa sufrió varias decepciones (quiebra de una tienda, muerte de su esposa), y habría intentado suicidarse o mutilarse varias veces.

Kenji Goto, el segundo rehén, era amigo de Haruna Yukawa. Este nació en 1967 en Sendai (noreste de Japón), y era periodista independiente y productor de video. Proporcionaba reportajes sobre Oriente Próximo a las cadenas de televisión japonesas, entre ellas la pública NHK.

El contacto fue perdido con Goto, al parecer, desde el mes de octubre. En noviembre, su mujer recibió por e-mail la exigencia de pagar un rescate procedente supuestamente de un miembro del grupo EI. Los e-mails de amenaza fueron confirmados como emanados de un remitente implicado en el asesinato del periodista estadounidense James Foley. El

EI anunció la ejecución de Yukawa hace una semana y la de Goto, el sábado de noche. Por su parte, Jordania continuaba al cierre de esta edición los intentos por salvar a su piloto Muaz Kasasbeh, también en manos de los citados yihadistas.

El portavoz del Ejecutivo jordano, Mohamed al Momani, condenó la ejecución de Goto y el terrorismo del EI. Al Momani subrayó que su país continúa “desplegando sus esfuerzos” para obtener la liberación de Kasasbeh, capturado por los extremistas el pasado 24 de diciembre mientras participaba en una ofensiva aérea de la coalición internacional liderada por EE. UU. contra el EI.

Las tensas negociaciones entre el grupo yihadista y los gobiernos de Jordania y Japón no evitaron que el periodista nipón fuera decapitado. Jordania “no escatimó ningún esfuerzo para proteger la vida de Goto, y estaba en constante contacto y coordinación con el Gobierno japonés”, dijo Al Momani, quien agregó que “los terroristas rechazaron todos los intentos” para liberar al reportero.

AFP y EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.