Las claves de Alquería para cuadruplicar su facturación

Las claves de Alquería para cuadruplicar su facturación

Adquisiciones de empresas como Freskaleche son hitos en la expansión de la productora láctea.

notitle
01 de febrero 2015 , 08:25 p.m.

Luego de la autorización, por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), para adquirir a Freskaleche, la empresa Alquería da un salto en el negocio de los lácteos.

Así las cosas, pasaría de facturar unos 749.374 millones de pesos anuales, meta para el 2015, a unos 940.000 millones, pues Freskaleche vende 190.000 millones de pesos cada año. En el 2006, Alquería solo facturaba 240.000 millones.

Su presidente, Carlos Enrique Cavelier, dice que las adquisiciones de competidores son claves para crecer, pues Colombia es un país de regiones, y una productora láctea debe cubrirlas a todas.

¿Por qué compraron a Freskaleche?

Como las vacas no dejan de dar leche, ni el consumidor descansa de tomarla, si acaso el domingo, desde entonces estamos acelerando proyectos de ese tipo.

Con Freskaleche llevamos una relación de ocho años y eso es como un matrimonio, independientemente de que los socios actuales se queden. Tampoco estábamos en Bucaramanga.

Empresas como nosotros o Alpina vimos que no solo hay que estar en las capitales, sino también en las regiones. Las productoras lácteas deben estar en todo el territorio, porque el negocio es local y el acopio de leche es costoso.

¿Cómo le fue en ventas a Alquería en el 2014?

Crecimos cerca del 7 por ciento, a 700.220 millones, y fue un año maravilloso. Por ejemplo, hicimos el lanzamiento de yogur Alquería, como parte de la alianza con Danone, y de la practijarra (que facilita servir y mantener el producto).

Por composición genética, la gente en el país también está aceptando bien la leche deslactosada.

¿Por qué tanta creencia contra el consumo de leche?

Uno no sabe qué intereses tienen algunos, porque los seres humanos somos mamíferos.

La mala fama puede venir de países desarrollados donde aplican hormonas a las vacas, pero esa moda acá no ha entrado.

Sin embargo, en nuestro país un pequeño campesino o los ganaderos alimentan sus animales con productos que no tienen riesgos contra la leche.

Eso pasa en sociedades sobreindustrializadas; acá son procesos orgánicos.

¿Por qué Alquería es una marca de alta recordación?

En eso ayudó la mayor presencia en televisión, y estamos en un 40 por ciento de top mind; y en niños, en el 40 por ciento.

La construcción de marca es un libro de arte, que se moldea y se revisa continuamente. No es como un edificio, que uno coge un terreno, lo ara y ya sabe que va un ladrillo sobre otro.

Este negocio es de relación con el consumidor, de entendimiento con él y en el que se debe interactuar.

¿Persiste la entrada de lácteos baratos al país?

Es un hecho y hay que verlo con optimismo, porque da oportunidades para ofrecer un mejor producto local, de calidad mundial.

Colombia tiene una oportunidad enorme de convertirse en un exportador lácteo importante. Puede tener un modelo de producción propio, con vacas que coman más pasto.

La solución no es traer ganado canadiense a esta altura, con menos oxígeno, por ejemplo, para que rinda más, porque la comida saldría más cara y no sería rentable. Podemos tener vacas de razas no tan grandes y que coman más pasto.

Hay que producir más leche por hectárea, y el país cuenta con la capacidad.

Por fortuna, el Gobierno ha sido receptivo para que haya un acuerdo con el fin de garantizar la leche a todos los cientos de miles de pequeños productores y así poder empezar a exportar.

¿Qué inversiones tiene previstas este año Alquería?

Aunque en el 2014 la alianza con Danone y las máquinas para fabricar la practijarra significaron altos desembolsos, vamos a consolidar esos y otros procesos que requieren altos esfuerzos de inversión.

Además seguiremos lanzando nuevos productos, que a veces son una lotería.

Sin embargo, la inversión por cada uno de ellos será de 700 millones.

¿Y el crecimiento en ventas estimado para el 2015?

Es el mismo del año pasado (7 por ciento), es decir, llegaremos a unos 750.000 millones (sin Freskaleche).

También estimamos que el empleo va a seguir creciendo y la gente tendrá capacidad de adquirir nuestros productos.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
Redacción Economía

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.