Colombia ganó 3-1 a Perú y llegó a 5 puntos en el hexagonal del Sub-20

Colombia ganó 3-1 a Perú y llegó a 5 puntos en el hexagonal del Sub-20

Con goles de Lucumí y Borré, la Selección logró su primer triunfo en segunda fase del Suramericano.

notitle
01 de febrero 2015 , 04:54 p.m.

Colombia se sacudió, pasó la página de dos empates inmerecidos. Perú fue su víctima. No le dio la oportunidad de ser un nuevo verdugo. Lo venció 3-1 en la tercera fecha del Suramericano Sub-20. No fue brillante, pero recuperó el gol, la victoria y la sonrisa. (Lea aquí: crónica interactiva del partido en el que Colombia superó 1-3 a Perú).

Perú lució tan frágil que resultaba sorprendente que Colombia no aprovechara y que fuera tan pasivo. Su despertar, su cambio de velocidad, llegó cuando recibió el gol. Fue un golpe necesario para sacudirse. (Lea también: Argentina derrotó a Brasil en hexagonal final del Suramericano Sub-20).

La jugada desnudó su quietud: un centro sobrado de izquierda a derecha, 22 minutos; la defensa colombiana, pasmada; el balón, de regreso, ahora de derecha a izquierda, y los colombianos, paralizados; y en una ‘palomita’ fatal, se zambulló el peruano Succar: 1-0. (Lea también: Uruguay logró un triunfo sobre Paraguay en el Suramericano Sub-20).

Ese gol 'cayó como plomo' en Colombia. Era la primera aproximación de los peruanos, en realidad era la primera emoción del partido, y ya se perdía el juego ante un rival con dos derrotas a cuestas. Colombia ya había empatado 0-0 con Paraguay y había desperdiciado la victoria frente a Argentina en el último minuto (1-1). Ahora se complicaba con el más débil del hexagonal. Pero si algo necesitaba Colombia para despabilarse era esa agresión. Ver su arco vulnerado. Poner en riesgo el partido y la clasificación al Mundial. La reacción fue inmediata.

Pasaron tres minutos para que la técnica, la magia, el talento y todos los dones del fútbol se juntaran brevemente. Fue un pelotazo largo a Borré, quien de espaldas al arco, tras un par de amagues, se volteó y asistió a Lucumí, su cómplice, quien remató, solo, sin error. Fue el veloz empate.

El partido ya era otro. Los bostezos ya no se presentían. Solo el estado de alerta, en un juego muy físico. Inmediatamente después del empate, el portero colombiano Montero salvó su arco en dos ocasiones seguidas, dos remates en los cuales demostró sus reflejos, su capacidad felina.

Y si el arquero cumplía, sus compañeros se contagiaron. Al minuto 40, Borré clavó un taquito genial; lo irreal no fue su remate, sino la soledad en la que lo dejaron. De espaldas al arco, al recibir un centro de Quintero, solo tuvo que hacer un movimiento de su cuerpo y empujar la pelota, a media altura, con el talón. Fue un golazo sutil.

Borré, que sigue siendo el más inquietante, pudo tener un juego más heroico, pero en la segunda parte, como si las jugadas más fáciles se le complicaran, falló dos remates: en uno, solo tenía que empujar el balón, pero lo mandó afuera; y en el otro, su buen disparo pasó tan cerca que pareció que le movieran el arco.

El que no falló fue Lucumí. En tiempo de descuento, cuando Colombia cuidaba con el alma el marcador –pese a que Perú no lo buscaba–, el hábil Lucumí, luego de dejar picar varias veces el balón en el área, y ante la vista de cuatro peruanos, fusiló y anotó: 3-1.

Colombia no mostró su habitual posesión, su dinámica; más bien, tuvo que luchar, que correr, que exigirse, pero esa fórmula le bastó. Ganó y volvió a sonreír.

En la próxima jornada, la fecha 4, Colombia enfrentará a Uruguay el próximo miércoles.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.