Los retos de la presidenta del Tribunal Superior de Villavicencio

Los retos de la presidenta del Tribunal Superior de Villavicencio

La magistrada Delfina Forero orientará destinos de la justicia regional durante el 2015.

01 de febrero 2015 , 04:42 p.m.

Una mujer carismática, con raíces ‘pingas’, como dicen en su natal Santander, y 18 años de experiencia en la rama judicial, tendrá la responsabilidad de devolverle la credibilidad y el respeto a la justicia regional, pensando en el reto que genera el camino del posconflicto.

Es la magistrada Delfina Forero Mejía, recién elegida y posesionada como presidenta del Tribunal Superior de Villavicencio, que tiene influencia sobre la justicia en el Meta, Guaviare, Vichada, Guainía, Vaupés y en los municipios de Guayabetal, Medina y Paratebueno, de Cundinamarca.

El viernes, en su discurso de posesión, dejó entrever que uno de sus retos es depurar la imagen de la justicia y por eso hizo un llamado a la sociedad llanera a que denuncie a los funcionarios corruptos de la rama.

“Convocamos a toda la comunidad para que asuma la cultura de denunciar de manera expresa y directa cualquier comportamiento que pudiere comprometer el actuar de los servidores judiciales, por cuanto el silencio y los anónimos o los simples comentarios que sobre el particular puedan hacerse, en nada contribuyen a la excelencia en la administración de justicia”, precisó la magistrada.

En los pasillos del Palacio de Justicia en Villavicencio no paran de correr versiones sobre ríos de plata que se mueven por los despachos, a través de abogados non sancto, para que los jueces orienten los fallos a favor de sus representados.
Precisamente, la magistrada Forero hizo un llamado a los empleados de la rama “a que en la ejecución de sus funciones reinen día a día los valores y principios que deben inspirar nuestro obrar ético: honestidad, rectitud, objetividad, imparcialidad, transparencia, prudencia, tolerancia y respeto”.

En ese papel la magistrada considera que las mujeres del Distrito Judicial de Villavicencio tienen un compromiso.
De hecho, expresó que de los 569 empleados públicos del Distrito, las mujeres ocupan el 58 por ciento en cargos de citadoras, oficiales mayores y escribientes, entre otros. Además, de los 159 cargos de jueces y magistrados, el 45 por ciento los ocupan mujeres.

La hora de la justicia frente a la paz

El gobernador del Meta, Alan Jara Urzola, llamó la atención de magistrados, jueces y funcionarios de la rama en la región frente al reto inminente del final del conflicto armado, más allá de las negociaciones de paz en La Habana.
“El tema de construir paz se debe hacer desde las instituciones y qué más que en el Meta se garantice el acceso a la justicia”, dijo Jara el viernes pasado en la posesión de los nuevos dignatarios ante el Tribunal Superior y Tribunal Administrativo.

Para el mandatario es necesario que frente a la coyuntura de la paz, en el Meta, por ser uno de los departamentos más golpeados por el conflicto, es necesario fortalecer los tribunales. “Es imposible hacer justicia con el número de magistrados –siete permanentes y dos de descongestión–, no alcanzan a cubrir toda la jurisdicción”, manifestó Jara.

VILLAVICENCIO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.