Qué pena dañar la fiesta

Qué pena dañar la fiesta

No estaría de más que el equipo económico mirara la más reciente cifra de desempleo con inquietud.

notitle
31 de enero 2015 , 08:24 p.m.

Con bombos y platillos, el director del Dane, Mauricio Perfetti, anunció el jueves que el desempleo en Colombia bajó de 9,6 % a 9,1 % entre el 2013 y el 2014. El presidente Juan Manuel Santos y voceros del equipo económico festejaron la cifra como algo histórico, “el mejor dato en 14 años”, al decir del Gobierno.

Qué pena aguarles la fiesta. Aunque el indicador no es malo, hay algunos peros importantes. La cifra divulgada por el Dane de modo tan profuso es el promedio del desempleo durante todo el año pasado, comparado con el promedio del 2013. En esa medida, marca un descenso. Pero el Dane suele decirnos, mes a mes, si el desempleo subió o bajó en virtud de comparar el último mes analizado con el mismo mes del año anterior. Esta vez no fue así, acaso porque esa comparación no resulta positiva.

Según el comunicado de prensa (www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/ech/CP_empleo_dic_14.pdf), el desempleo en el pasado diciembre –un mes donde la temporada navideña trae a veces más trabajo– fue de 8,7 %. El comunicado no lo compara con diciembre del 2013. Y como se trata de una comparación obvia que el Dane hace siempre, hurgué un poco más.

Me topé así con el boletín técnico, mucho menos divulgado (www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/ech/bol_empleo_dic_14.pdf). En él sí aparece, aunque no muy destacado, el dato comparado: dice que, en diciembre pasado, “la tasa de desempleo nacional fue 8,7 %”. Y agrega: “Comparada con el mismo mes del 2013, la tasa de desempleo aumentó 0,3 puntos porcentuales (8,4 % en el 2013)”. En resumen, de diciembre del 2013 a diciembre del 2014, el desempleo subió.

No discuto que el director del Dane haya preferido analizar el promedio anual: al fin y al cabo estamos en enero, hora de balances del año que terminó. Pero me parece importante observar ese rebrote del desempleo en la temporada decembrina, que, repito, en ocasiones marca un descenso del desempleo (como ocurrió en el 2013) debido, entre otras causas, al comercio y al turismo.

Y no me refiero solo a la comparación de diciembre del 2014 con diciembre del 2013. También a la comparación de diciembre del 2014 con el noviembre que lo antecedió, que confirma a las claras el rebrote: la cifra de noviembre del 2014 fue de 7,7 por ciento, mientras que la de diciembre fue de 8,7 %, un punto porcentual más de un mes a otro.

Santos puede cobrar –con justicia– que durante sus cuatro años y medio de gobierno el desempleo ha bajado más de 2,5 puntos porcentuales. Pero la cifra promedio del 2014 (9,1%) no es tan buena si la comparamos con el mismo indicador en Perú, Chile, Uruguay y Ecuador, donde el desempleo se mueve entre 5% y poco más del 6%. Para no hablar del subempleo o empleo informal (que carece de seguridad social), que en el país es mucho más alto que el promedio regional.

Si la economía colombiana no se estuviese enfrentando a tiempos difíciles por la dramática caída de los precios del petróleo (producto que hasta hace poco representaba más de la mitad de las exportaciones del país), así como por la baja de precios de otros productos vendidos al exterior, sería válido pensar que lo ocurrido en diciembre con el desempleo no fue más que un tropezón.

Pero el propio Gobierno ha dicho que por el descenso en los ingresos petroleros, la Nación dejará de ingresar unos 9 billones de pesos este año (hay analistas que creen que será mucho más). Además, varias compañías petroleras han comenzado a reducir su personal y su consumo de maquinaria e insumos. En consecuencia, no estaría de más que el equipo económico mirara la más reciente cifra de desempleo con inquietud. Está bien que el comunicado del Dane haga fiestas, pero, al menos de puertas para adentro, es mejor que el Gobierno no destape champaña.

Mauricio Vargas
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.