¿Contará Hurtado las claves del escándalo de las 'chuzadas'?

¿Contará Hurtado las claves del escándalo de las 'chuzadas'?

Tendría pocas motivaciones para revelar detalles porque ya no puede negociar con la justicia.

notitle
31 de enero 2015 , 07:35 p.m.

Perseguida política para el uribismo y prófuga para la justicia colombiana desde diciembre del 2010 hasta el viernes pasado, la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado Afanador es una pieza central en la estrategia ilegal que, según la Fiscalía y la Procuraduría, se coordinó desde esa entidad para espiar y desacreditar a magistrados de las altas cortes, políticos de oposición al gobierno del expresidente Álvaro Uribe, periodistas y defensores de los derechos humanos.

Ella y Bernardo Moreno, exsecretario general de la Casa de Nariño, son hasta ahora los funcionarios de más alto rango enredados por ese escándalo, que estalló a finales del 2008 y que llevó a la liquidación del DAS después de 50 años de existencia como organismo de inteligencia de la Presidencia de la República. (Lea también: Hurtado permanecerá en el búnker de la Fiscalía para proteger su vida)

Las investigaciones muestran que desde el 2004 y hasta que Hurtado estuvo en la dirección del DAS (finales del 2008), hubo varios planes secretos que llevaron a que objetivos no legítimos fueran considerados como blancos de inteligencia, sin la existencia de órdenes judiciales y en varias oportunidades con métodos criminales, como la utilización de amenazas y de lo que la Corte Suprema de Justicia denominó “tortura psicológica”: la presión sobre familiares y personas cercanas a esos objetivos.

Eso pasó, por ejemplo, en el caso de Hugo Daney Ortiz, exsubdirector de Operaciones del DAS, condenado a 11 años de cárcel por la estrategia sistemática de intimidación contra la periodista Claudia Julieta Duque. A ella le enviaron una muñeca ensangrentada, en referencia a su hija. (Lea también: así fue la entrega de María del Pilar Hurtado a la justicia colombiana)

En pleno proceso de la ‘parapolítica’, que llevó a la condena de más de 30 de los congresistas elegidos en el 2006 y que hacían parte de la coalición de gobierno, la Sala Penal de la Corte Suprema fue objeto de seguimientos ilícitos del DAS.

Con la supuesta excusa de un posible intento de infiltración de los narcos en la Corte, el DAS desplegó una estrategia entre el 2007 y el 2008 que lo llevó a esculcar incluso las cuentas bancarias de magistrados y sus familias, y a la divulgación de noticias que afectaban la imagen de los investigadores de la ‘parapolítica’. (Lea: Hurtado, la mujer que abrió la estrategia de las fugas)

Uno de los más afectados fue el magistrado auxiliar Iván Velásquez, quien incluso fue víctima de un montaje con ‘exparas’ en el que, según la Fiscalía, intervino el DAS.

El ente investigador sostuvo en el juicio contra María del Pilar Hurtado que ella fue la pieza clave de una “empresa criminal” integrada por “funcionarios de la Presidencia de la República, del DAS y de la Uiaf que, amparados en su posición, emitieron y ejecutaron órdenes carentes de fundamento con el fin de desprestigiar a magistrados, congresistas y particularmente los considerados por el Gobierno como blancos políticos”.

En los últimos meses de la administración de Hurtado, que fue retirada por el presidente Uribe tras estallar el escándalo, el DAS infiltró la Sala Penal de la Corte. Utilizó fondos reservados para sobornar a empleadas de la cafetería para que grabaran subrepticiamente las sesiones en las que se estaban definiendo casos de ‘parapolítica’. Alba Luz Flórez Gélvez, alias Mata Hari, quien coordinó esa operación, aseguró que uno de sus objetivos era averiguar sobre el caso del senador Mario Uribe Escobar, primo del entonces presidente Álvaro Uribe.

El juicio contra Hurtado y contra el exsecretario general de Palacio Bernardo Moreno –que a diferencia de ella cumplió con el deber de comparecer ante la justicia en todo momento– está pendiente de fallo en la Corte Suprema de Justicia.

La ponencia le corresponde al magistrado Fernando Castro Caballero y fuentes de la Corte señalan que la sentencia se conocería en el primer semestre de este año. En octubre pasado la Fiscalía pidió la condena de los dos exfuncionarios, que se exponen a penas de entre 12 y 18 años de cárcel, señalados como las supuestas cabezas del plan. La Procuraduría respaldó la petición en el caso de Hurtado, pero pidió la absolución de Bernardo Moreno.

En contra de la exjefa del DAS juegan los testimonios de dos de sus manos derechas. Los capitanes Fernando Tabares y Jorge Lagos, jefes de Inteligencia y Contrainteligencia del DAS, le dijeron a la Corte que fue por sus órdenes que la inteligencia del Estado empezó a perseguir a objetivos no legítimos.

El abogado Luis Guillermo Pérez, representante de las víctimas de las chuzadas, sostiene que Hurtado debe regresar al país para colaborar con la justicia y “no cargar todo el peso y toda la responsabilidad de delitos que cometió siguiendo órdenes”.

Sin embargo, el exfiscal Guillermo Mendoza Diago sostiene que la exfuncionaria hoy no puede aspirar a ningún beneficio por colaboración. “Los principios de oportunidad y preacuerdos se pueden dar antes de terminar el juicio y este ya no es el caso. Y los beneficios por colaboración de condenados están vigentes en el antiguo sistema inquisitorio, pero no en el actual sistema oral”, afirma Mendoza.

‘Le queda confesar’

Luis Guillermo Pérez, abogado de las víctimas

¿Qué efecto tiene para el proceso que haya vuelto María del Pilar Hurtado?

Esperemos que ella no cargue a sus espaldas las órdenes ilegales que recibió de la Casa de Nariño. Ella era presionada muy a menudo por el alto Gobierno. El mejor paso que le queda es confesar y denunciar quiénes fueron los determinadores de las ‘chuzadas’ cometidas por el DAS.

Pero el juicio terminó y ella ya no puede negociar...

Cierto, pero como la Corte Suprema ordenó que se investigaran otras conductas relacionadas con todo este proceso, como amenazas de muerte a opositores y delitos de tortura psicológica, ella también podría colaborar en esos procesos y obtener beneficios.

Los condenados

Capitán Jorge Alberto Lagos
Exsubdirector de contrainteligencia

En el 2010 fue el primer condenado por las chuzadas. Recibió una pena de 8 años de prisión.

Capitán Fernando Tabares
Exdirector de inteligencia

Al igual que Lagos, aceptó cargos y recibió una pena de 8 años de cárcel. Está detenido desde abril del 2010.

Martha Inés Leal
Exsubdirectora de operaciones

En diciembre pasado recuperó la libertad por pena cumplida tras pasar cuatro años en prisión.

Giancarlo Auque de Silvestri
Exdirector de inteligencia

Fue condenado en septiembre del año pasado a 9 años de prisión. Estuvo en el cargo en el DAS entre el 2003 y 2004.

La crisis llevó a la liquidación del DAS

21 de febrero de 2009

Estalla el escándalo de las chuzadas. La Fiscalía allanó el DAS, pero no halló pruebas. Tras un año, fueron implicados el director y subdirector de Inteligencia, Jorge Lagos y Fernando Tabares.

19 de noviembre de 2010

Lagos y Tabares involucran a Hurtado, quien hizo una reunión a la que asistió el secretario de la Presidencia Bernardo Moreno. Les pidió información de magistrados de la Corte y senadores.

Noviembre del 2010

Hurtado se habría fugado a Panamá donde recibió asilo territorial en el 2010, el cual fue declarado inconstitucional el año pasado. Bernardo Moreno fue enviado a prisión en julio del 2011.

10 de julio de 2014

Con el cambio de gobierno en Panamá, la Corte Suprema de ese país le quita a Hurtado el asilo territorial y lo declara inconstitucional, pues “no es buscada por delitos políticos”.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.