Meluk le cuenta... (Grandes responsabilidades)

Meluk le cuenta... (Grandes responsabilidades)

Los grandes entendieron por fin que ellos son los que le aportan el nivel a la Liga.

notitle
31 de enero 2015 , 06:53 p. m.

Los últimos campeones de la Liga han sido Santa Fe, Nacional, Millonarios, Junior... Vamos para ocho años (13 torneos), en los que los más grandes, incluyendo al América (en el 2008) y a los que construyen su camino a la ‘gran grandeza’, como Medellín y Once Caldas, han sido los triunfadores.

Pido perdón por el pleonasmo, pero es necesario crear una ‘categoría’ para equipos como ellos porque evidentemente no son chicos, pero tampoco hacen parte del grupo de los supergigantes que han vencido.

Pero volvamos al punto. Los grandes entendieron por fin, como lo han hecho Santa Fe y Nacional, que ellos son los que le aportan el nivel a la Liga. Su papel es el de seguir siendo grandes para marcar la ruta del NIVEL de nuestro fútbol.

La reacción, la mejoría de los últimos años (porque la ha habido, así aún falte más) en este pantanoso tema de la mediocridad general, es porque los grandes han entendido su papel de sobresalientes, porque han llevado a la cancha y a la tabla de posiciones su jerarquía. Aquí los grandes se achicaron, y muchos de ellos apenas se están levantando de nuevo. No hay que ir más allá: Santa Fe, el campeón defensor, es el más brillante botón de la muestra.

De a pocos, en la Liga ya se ha vuelto a ver a los chicos salidos de la B directo a la final de la A, como lo hicieron Tuluá, Real Cartagena, Equidad o Huila, y los propios Cúcuta, Chicó y Pasto, que salieron campeones. Aunque siguen saliendo palos, como Huila y Águilas en diciembre pasado, más que por su buen nivel por la medianía general que surge del sistema del campeonato, que facilita las opciones para los más débiles, para los pequeños.

De a pocos, ahora, y a pesar de la medianía general, insisto en eso, se ha visto en los últimos años un incremento en el nivel porque varios grandes reaccionaron con organización interna y plata.

Así es. En el fútbol, a más bolsillo, más nivel. Qué le vamos a hacer. Es casi una obviedad, con excepciones normales que confirman esa regla. Si hay dinero para traer y pagar mejores jugadores y entrenadores y dar salarios y premios superiores, pues...

Reitero que los grandes tienen la responsabilidad de serlo siempre, como instituciones transparentes, empresas sanas y serias, y equipos deportivamente fuertes para ser los puntos de referencia, para que los otros (los de mitad de tabla y los chicos) tengan la necesidad de elevar su nivel y para pelearles las clasificaciones y los títulos.

Los grandes jalan las ligas, como ocurre en todas partes, como pasa en España, Inglaterra, Italia, Alemania, Portugal y, ahora, en Francia... Cuentan que Séneca repetía que “el ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás: ¡es la única manera!”.

Así, entonces, también son los grandes los que deben alimentar las buenas prácticas y no alentar a fingir, a trampear, a perder tiempo, a estafar, a timar; a no insistir en que hay que ganar a cualquier precio de manera intencional. Son ellos los que deben promover el juego limpio, impedir el ‘tuiterazo’ alevoso, el microfonazo caliente para excusar derrotas, a renunciar a la marrulla. Comienza el fútbol nuestro de cada día, que será más grande si los grandes lo son más.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
EDITOR DE DEPORTES

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.