Ponen la primera piedra del Altar de la Patria Vallecaucana

Ponen la primera piedra del Altar de la Patria Vallecaucana

En Buga se concentrarán los actos centrales del Día de la Vallecaucanidad.

notitle
31 de enero 2015 , 04:25 p. m.

 En buena hora se coloca este domingo la primera piedra del Altar de la Patria Vallecaucana, en Buga, para conmemorar el Día de la Vallecaucanidad, oficializado mediante el decreto 176 del 24 de enero de l997 de la Gobernación del Valle. Documento en el cual se plasmó el verdadero germen de nuestra comarca y se dio inicio al movimiento de la independencia de Colombia.

‘Señálese el primer día del mes de Febrero de cada año como Día de la Vallecaucanidad en recuerdo de quienes en esa fecha suscribieron en el Cabildo de Cali el “Acta de las Ciudades Confederadas del Valle del Cauca”, dice el primer artículo.

Pocas fechas tan importantes en la historia de Colombia y, particularmente en el devenir vallecaucano, como el primero de febrero de 1811, cuando se reunió en Cali la Junta Provisional de Gobierno de las Seis Ciudades Amigas del Valle del Cauca para firmar la famosa Acta de las Ciudades Confederadas, que al decir de algunos historiadores, entre ellos el maestro Germán Arciniega (q. e. p. d.) fue tanto o más importante como la firma del Acta de Independencia de Colombia.

Esta confederación de ciudades fue la consecuencia del grito de Independencia que dio Cali el 3 de julio de 1810 y que desató la ira del gobierno de Popayán, en manos de don Miguel Tacón Y Rosique, quien ordenó una serie de disposiciones hostiles contra nuestra ciudad, desplegando guardias especiales, interceptando la correspondencia, acuartelando tropas y pertrechos de guerra con el fin de acallar el deseo de libertad de los caleños.

Joaquín de Cayzedo y Cuero, protagonista de los hechos del 3 de julio, recorrió todo el Valle, de sur a norte, solicitando el apoyo de los diferentes cabildos para formar una Junta Suprema de Seguridad Pública, como se había acordado en el Acta de Independencia.

El primero de febrero de 1811 se reunieron en Cali José María Cabal por Caloto, Joaquín Fernández de Soto por Buga, Fray José Joaquín Meléndez por Cartago, José María del Cuero por Anserma, Fray José Joaquín Escobar por Toro y Joaquín de Cayzedo y Cuero por Cali, quienes juraron obediencia al Cabildo e integraron la Junta Superior de Gobierno de las Seis Ciudades Amigas de Valle, la cual lucharía por su defensa y seguridad territorial.

Por primera vez, en la época de la emancipación colombiana, se reunía un grupo de ciudadanos en representación de los cabildos de sus respectivas ciudades para manifestar, por escrito y en forma vehemente, su inconformidad con el gobierno español.

“El acto de confederación de las seis ciudades amigas del Valle del Cauca echó las primeras raíces del derecho constitucional del país. La confederación vallecaucana respaldo el principio político de la organización, con la creación de fuerzas militares, de allí surgió, del Cabildo de Cali, la creación de un cuerpo respetable de milicias con batallones de infantería y escuadrones de caballería, dándose a la organización militar el nombre de Patriotas del Valle”, dice el historiador José María Samper.

Este pequeño ejército, comandado por el coronel Antonio Baraya, venido de Bogotá con tropas para ayudar a la independencia de esta región, sin tiempo para prepararse, tuvo que enfrentar al ejército realista del aureolado Tacón y Rosique, derrotándolo en la batalla del Bajo Palacé, el 28 de marzo de 1811, donde murió el primer héroe colombiano y vallecaucano, don Miguen Cabal Barona.

El monumento

El Altar de la Patria Vallecaucana viene gestándose desde el 2008, cuando la Academia de Historia del Valle, a través de su presidente, Carlos Calero Mercado (q.e.p.d.), presentó al gobernador del momento el proyecto. Se pensaba realizar en la Manzana del Saber, en Cali.

“Al considerar que fue Santiago de Cali la primera ciudad en lanzar el Grito de Independencia; que fueron las ciudades vallecaucanas las que se unieron para iniciar la lucha con el nombre de Ciudades Confederadas, que la primera batalla fue librada por las tropas vallecaucanas; que fueron vallecaucanos los primeros caídos en combate por la libertad y que vallecaucanos fueron los primeros en ofrendar sus vidas en los patíbulos levantados por la opresión, sentimos la necesidad de dar el debido relieve nacional y local a estos gloriosos hechos. Para ello hemos proyectado la creación de lo que denominaremos El Altar de la Patria Vallecaucana”, dijo el doctor Calero, en el Salón de los Gobernadores durante el cumpleaños 98 del departamento del Valle.

También se le pidió al Gobernador adecuar un lugar donde pudiera exhibirse, en urna de cristal, el Libro de Actas de las Ciudades Confederadas. A su lado iría el Acta de Independencia de Cali, del 3 de Julio de 1810, y acompañando estos dos documentos la efigie de su promotor y gestor Joaquín de Cayzedo y Cuero.

En letras de oro se colocarían los nombres de Anserma, Buga, Cali, Caloto, Cartago y Toro, conocidas como las heroicas Ciudades Confederadas del Valle del Cauca. En placas de bronce se recordarán los nombres de las batallas y combates librados por las tropas vallecaucanas, iniciando con el Bajo Palacé, en 1811 y terminando con la batalla de Sanjuanito en Buga, en 1819.

En placas de mármol se recogerán los nombres de los héroes y heroínas vallecaucanas (en su mayoría desconocidos) con su respectiva fecha de sacrificio.

RAFAEL SALAZAR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.