Nueva fórmula para abastecer tiendas de barrio por mensajes de texto

Nueva fórmula para abastecer tiendas de barrio por mensajes de texto

Emprendedores buscan que tenderos hagan pedidos de verduras y así puedan ahorrar tiempo y dinero.

notitle
30 de enero 2015 , 05:57 p.m.

Que con tan solo un mensaje de texto los tenderos puedan hacer sus pedidos de frutas y verduras para que les lleguen a la puerta de su negocio parece una idea más que atractiva.

Sobre todo, para Víctor Castaño, un tendero del barrio El Recreo de la localidad de Bosa, que debe levantarse todos los días a las tres de la mañana para ir a Corabastos.

La idea es de cinco jóvenes emprendedores que implementaron este modelo en barrios marginales de Kenia y que ahora buscan replicarlo en Bogotá. Sokotext es el nombre del proyecto que fue calificado como uno de los más innovadores de América Latina según el Banco Interamericano de Desarrollo, BID. Tiene como objetivo evitar que los tenderos se trasladen a mercados de abasto pues, según algunos de ellos, no solo pierden plata y tiempo sino que, además, en ocasiones reciben los productos en mal estado.

De acuerdo con la investigación de Sokotext, los tenderos gastan 15 horas semanales y el 20 por ciento de sus ingresos transportándose a mercados centrales. Por eso, la propuesta de los emprendedores es sencilla: en la noche, los tenderos escriben en un mensaje de texto el pedido que necesitan, se crean centros de distribución cerca de los barrios marginales –en donde se reciben los productos directamente de los agricultores para que estén en buen estado– y un grupo de bicicleteros se encarga de llevarlos a las tiendas a la mañana siguiente.

La idea es crear pedidos colectivos diarios y así darle al tendero acceso a precios mayoristas, descuentos que beneficiarían al consumidor final. “Es decir, si tenemos cinco tenderos y cada uno va a comprar diez bananos, se crea un pedido colectivo diario, entonces ya no son 10 bananos, sino que son 50 y así se compra al por mayor para que salga más barato”, explicó Carolina Medina, líder del proyecto en Colombia.

En octubre del año pasado se realizó un piloto en diez tiendas de la localidad de Bosa en el que participaron diez tenderos. Castaño, que fue uno de ellos, aseguró que además de disminuir gastos de transporte, se ahorró cerca de 40.000 pesos diarios. “A veces, cuando se compra en abastos, uno se da cuenta que la mitad del producto es bueno y la otra mitad está en mal estado”, contó.

“La verdura la consigo en los supermercados más grandes del barrio. Sale más caro pero es que el traslado hasta Corabastos es difícil”, afirmó Joaquín Guzmán, tendero del barrio San Cristóbal Norte.

Se espera que en el primer semestre de este año se desarrolle un piloto más grande, con 300 tenderos, para luego implementarlo en toda la ciudad.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.