Las predicciones de 'Volver al futuro' para el 2015

Las predicciones de 'Volver al futuro' para el 2015

'El mundo que describe la película, en general, no es el que vivimos en la actualidad'.

29 de enero 2015 , 08:28 p. m.

Este 2015 se cumplen 30 años del estreno de la película Volver al futuro.

En la segunda entrega de esta famosa trilogía, Marty Mc Fly, su novia, y Emmet Brown (‘Doc’, el científico loco) tienen que viajar al 2015 para rescatar a los hijos de la familia.

Hay muchas propuestas de innovación tecnológica en esta película que cautivó la imaginación de toda una generación: carros y patinetas que vuelan, zapatos con cordones automáticos, ropa que se ajusta a la talla y lazos que pasean perros.

Se anticipan máscaras rejuvenecedoras, alimentos en cápsulas, pizza hidratada y se visionan pantallas gigantes y gafas inteligentes para la diversión.

Una película aún futurista muchos años después. El mundo que describe la película, en general, no es el que vivimos en la actualidad.

Si bien hay elementos que de alguna forma ya funcionan plenamente, como el videochat y las pantallas, otros no se alcanzaron a vislumbrar, como los teléfonos inteligentes, y unos más ya van de salida, como el uso masivo del fax. Diferencias entre lo que imaginamos y lo que finalmente logramos.

Innovaciones comprobadas tardan hasta 10 años en ser acogidas por empresas y puede haber unos 20 a 40 años para que sea masiva esta adopción. Tenemos la idea de que estamos avanzando más rápido, pero aún a finales del 2014 el 60 por ciento de la población mundial no estaba conectada en línea, un 50 por ciento no tiene un celular y el 70 por ciento no está en redes sociales.

La teoría de la difusión de innovaciones de Everett Rogers establece tipos de adoptadores de una innovación y varias categorías en el proceso: innovadores (2,5 por ciento), adoptadores tempranos (13,5 por ciento), la mayoría temprana (pragmáticos 34 por ciento), la mayoría tardía (resignados 34 por ciento) y los laggards (escépticos, 16 por ciento).

La difusión va a depender de la característica de la innovación (unas más fáciles que otras), los canales de comunicación, el tiempo de adopción de la innovación y el sistema social en que se encuentra inmersa (a quién y para qué le sirve). Volver al futuro nos recuerda que por interesantes que sean estas innovaciones, no tienen asegurada su implementación ni permanencia ya que esto va a depender de las personas (adoptadores rápidos o lentos), sus sistemas sociales y políticos (intereses estratégicos) y el uso apropiado que se dé a cada uno de los canales para difundir la nueva información.

Vivimos aún en muchos lugares el dominio de las estructuras sociales “pesadas”, poco propensas al cambio y con adoptadores más bien lentos. Por eso la realidad es algo diferente a la imaginada en 1985.

CARLO VINICIO
Ph. D., profesor asociado de Medicina, Universidad del Norte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.