Un predio tiene en 'ring' a U. Nacional y Alcaldía de Medellín

Un predio tiene en 'ring' a U. Nacional y Alcaldía de Medellín

Alcaldía dice que lo necesitan para ampliación de la 80. Universidad lo cede, pero si se lo compran.

notitle
29 de enero 2015 , 05:40 p. m.

Un predio, necesario para la segunda fase del proyecto de ampliación de la avenida 80, tiene en un cuadrilátero jurídico a la Alcaldía de Medellín y a la Universidad Nacional (Unal).

Mientras la Secretaría de Infraestructura de la ciudad le pidió a la Unal que le entregara anticipadamente el lote ubicado en la Facultad de Minas –para no generar retrasos en las obras–, la institución educativa sostiene que ella no puede hacerlo, pues la ley no se lo permite.

El vicerrector de la Unal, sede Medellín, Carlos Alfredo Salazar, le expuso a EL TIEMPO cuáles son sus razones para no ceder el terreno, fundamental para la continuidad de las obras de la vía más congestionada de la capital antioqueña.

¿Cuál es el lío, entre ustedes y la Alcaldía, con el predio que se requiere para seguir con las obras de la calle 80?

En enero del 2014 recibimos formalmente de la Alcaldía de Medellín un acto administrativo solicitando la venta del predio por un valor de 1.969 millones de pesos. Mediante esa solicitud nosotros le pedimos al municipio que tuviéramos una reunión para conocer el proyecto.

Solo cuatro meses después aceptaron dicha reunión y aunque ahí no nos notificaron cómo era el mismo y cómo afectaba la institución, sí pretendieron cambiar las connotaciones y revocar el acto administrativo de oferta de compra con otros criterios.

¿Cuáles?

Que entregáramos el predio de forma gratuita. Cabe aclarar que nosotros hicimos una construcción en el año 2009 que fue avalada por la Curaduría Cuarta, la cual no nos obliga a ceder terrenos para vías internas, paradójicamente ese fue el soporte en el que se basó el municipio para que nosotros se lo cediéramos.

Entonces, según usted, primero le ofrecen comprar el predio y luego que lo regalen ¿qué razón les dio la Alcaldía para eso?

El municipio siguió insistiendo en que le diéramos el predio, fundamentado en la licencia de la Curaduría Cuarta. Pero esa misma curaduría, en un concepto que le pedimos, nos dijo que no era obligación entregarlo pues la Unal hacía parte de equipamiento de ciudad, por ser una institución pública de educación.
Entonces la discusión se ha dado en la interpretación de la norma.

¿Para la universidad qué es lo innegociable?

Nosotros hemos estado dispuestos a negociar. Es más, en la primera etapa (de la ampliación de la 80) lo hicimos y nos pagaron, sin ningún problema, la fase entre la carrera 65 y 75.

Pero en esta establecieron otros argumentos para no pagar esos predios. Aclaro que no estamos en contra de la negociación, solo que el municipio está cambiando la posición bajo una supuesta norma que no aplica a la universidad.

Si el municipio sigue con la insistencia de que les entreguen gratuitamente el predio ¿ustedes lo hacen?

La universidad es la propietaria. Ellos lo que pretenden es que nosotros lo entreguemos anticipadamente, sin contraprestación y que después resolvamos el problema en los estrados judiciales.

¿Es decir que si no hay antes una contraprestación ustedes no entregan el predio anticipadamente?

El señor rector (la máxima autoridad de la institución) nos otorgó, a mí y a la Oficina Jurídica, la delegación para negociar solo y exclusivamente la oferta de compra. Pero ahora ellos pretenden dejarla sin efecto y que se lo cedamos.

Nosotros como entidad pública no podemos entregar gratuitamente lo que no se puede entregar gratuitamente, tenemos unas responsabilidades constitucionales. Lo haremos según la norma y esta dice que ellos deben pagarlo. El mejor antecedente es que nos pagaron 1.600 millones de pesos en el año 2011 para la primera fase del proyecto de ampliación de la 80.

¿Pero qué pasó con el acto administrativo de oferta de compra?

Sigue vivo, no lo han revocado. No lo pueden revocar porque ya le dijimos que no lo vamos a consentir. Y hay una norma que dice que si la parte a la que va dirigido no lo consiente, este no se puede revocar.

¿Qué pasará entonces?

El único que puede revocar el acto es un juez y, dependiendo de las condiciones que la Alcaldía haga en esa de la revocatoria, es el dirá que si se debe, o no, entregar el predio. Más eso no nos lo pueden decir a nosotros, porque el rector y el vicerrector son responsables de unos bienes públicos que tienen como fin la educación superior del país.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.