Debate en La Conejera se embolató por un tuit

Debate en La Conejera se embolató por un tuit

Sesión del Concejo en humedal se desvió por trinos de Secretaría de Ambiente y de otros concejales.

notitle
27 de enero 2015 , 09:10 p. m.

Este martes, en el humedal de La Conejera, todo estaba listo para que la comunidad conociera de la Secretaría de Ambiente por qué en el humedal que protegen desde hace tres meses –acampando a su entrada– es posible la construcción de la urbanización Reserva de Fontanar, por parte de los cuñados del alcalde Gustavo Petro.

Para el debate de control político que propuso el concejal Roberto Sáenz, de la Alianza Verde, hasta el líder de la comunidad Alberto Bateman prestó la electricidad para que los micrófonos y el equipo se conectaran en el parque Hato Chico, en frente del predio de la constructora Praga. 

Pero, tal vez, para cuando le llegue el recibo de la energía a este vecino de Suba, todavía no haya una decisión frente a la construcción de las viviendas, porque el debate de este martes se convirtió en otro ‘round político’ de un polémico caso que enfrenta al Distrito con el Concejo, los entes de control y la comunidad.

Durante las cuatro horas del debate, la discusión por unos tuits y unos videos de la Secretaría de Ambiente –que consultó a expertos que avalan la construcción de los cuñados de Petro en La Conejera– opacó el debate ambiental.

Eran cerca de las 10 de la mañana cuando ya el improvisado set para la sesión estaba listo. Detrás de esta, estaban los árboles que alcanzaban a tapar la valla del proyecto Fontanar y debajo de otras copas, que rodean esa pequeña cancha de fútbol del barrio, los interesados en la discusión se guarecían del sol.

La palabra la tomó primero Sáenz, quien al final de su exposición gritó con micrófono en mano que “este debate no era personal, que no era contra el Alcalde”, pero que no aceptaba “más tuits en contra de los concejales”.

Pero el encuentro empezó a diluirse minutos antes de la intervención del concejal, pues desde la cuenta de la Secretaría de Ambiente se había replicado un tuit de @MafeCarrascal, que compartía un video de un ambientalista explicando cómo algunos concejales se aprovechaban de su causa para enlodar la gestión de Petro.

Réplicas  de otros usuarios a ese tuit  mencionaban a la concejal Clara Sandoval, quien –en medio de las explicaciones ambientales y jurídicas de sus compañeros de Concejo– pidió la palabra para solicitarle a Susana Muhamad, secretaria de Ambiente, su respuesta ante esos mensajes difamatorios.

Entre tanto, dos mujeres del barrio sostenían un artículo de EL TIEMPO, publicado el martes, bajo el título: ‘Mapas de La Conejera: ¿quién dice la verdad?’. De ese enredo sobre qué entidad tiene razón acerca de la verdadera afectación, todavía no se había hablado y el debate se concentraba en lo que pasaba en la red social. Pero no era solo ese tuit. Otros concejales aprovecharon para decir que mensajes de la cuenta de @AmbienteBogotá ponían a la Administración en el límite de la “calumnia y la injuria”.

Después de casi una hora y media de la intervención de la bancada ‘verde’ –en la que el concejal Diego García insistió que faltaba claridad en la gobernanza ambiental– llegó el turno de la comunidad.

Cuando por fin Alberto Bateman tomó la palabra, no comenzó por el tema que tanto llamaba la atención de los cabildantes, sino explicando que el problema de su comunidad era histórico, que necesitaban que los constructores sí cumplieran con los planes de incorporación, que pedían nuevamente se impusiera medidas preventivas para el humedal, que quería una nueva demarcación para este...

Mientras él hablaba hubo silencio en la carpa. Sus vecinos comenzaron a gritar “dejen de mirar los celulares. Para qué vinieron hasta acá”. Para ellos, los cabildantes, a pesar de estar en pleno humedal, seguían concentrados en sus teléfonos inteligentes.

Continuó el debate y Alexánder Bustos, otro líder del campamento, explicó que las acusaciones del video eran falsas y que no tienen relación política con ningún concejal. Al terminar la intervención de los líderes, llegó la esperada respuesta de la Administración. El Secretario de Planeación explicó que la licencia del proyecto se había ajustado a los usos del suelo del POT del 2004 y que los planos urbanísticos y topográficos demostraban que la obra no afectaba al humedal.

En pleno mediodía, la comunidad ya empezaba a retirarse de la carpa, mientras otros seguían atentos a la respuesta de Ambiente.

Antes de que Susana Muhamad, la secretaria de dicha dependencia, iniciara su intervención, el presidente del Concejo le pidió que aclarara por qué la cuenta oficial de su dependencia acusaba a los concejales. El cabildante Marco Fidel Ramírez alcanzó a gritar en ese momento que se trataba de un “sicariato tuitero”, mientras que los campistas seguían detrás, llevando carteles de “Yo defiendo a La Conejera”.

Muhamad explicó que sabía que ese retuit al video no permitía discutir el tema de una forma tranquila, pero solo al final de la sesión pidió disculpas a la comunidad por compartirlo en la red social.

Solo hasta después de la aclaración –dos horas desde que arrancó la sesión– comenzó a discutirse realmente el detalle técnico del humedal. La funcionaria insistió que no había afectación porque después de un levantamiento topográfico su equipo determinó que las obras no se superponían a la zona de manejo y preservación ambiental. Sin embargo, nuevamente la comunidad rechazó sus argumentos y exigen que se suspenda la obra.

Muhamad también propuso que se compren los predios de este sector para que no se construya la obra. A pesar de las explicaciones técnicas, los concejales apoyaron la posición de la comunidad.

“La construcción está en zona de riesgo medio inundable, genera recarga de aguas de escorrentía por endurecimiento de zonas verdes”, afirmó el concejal Celio Nieves, del Partido Polo Democrático.

Hacia las tres de la tarde, el sol se ocultó y una fuerte lluvia levantó la sesión. La carpa del Concejo se desmontó, pero siguieron en pie las de la comunidad, que esperan ahora sea el Tribunal de Cundinamarca el que imponga medidas cautelares para proteger al humedal.

Esperan alcalde ad hoc

En medio del debate, la comunidad volvió a mencionar la necesidad de que el presidente Juan Manuel Santos designe a un alcalde ad hoc para que tome decisiones frente a la problemática de La Conejera, luego de que el alcalde Gustavo Petro se declarara impedido en este tema, puesto que sus cuñados son los dueños del proyecto urbanístico.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.