Agresiones de Venezuela forzaron el giro de Colombia, creen analistas

Agresiones de Venezuela forzaron el giro de Colombia, creen analistas

En Caracas cayó de sorpresa el giro del gobierno de Juan Manuel Santos hacia el de Nicolás Maduro.

notitle
27 de enero 2015 , 04:36 p. m.

Por decir lo menos, en Venezuela cayó de sorpresa el giro del gobierno del presidente Juan Manuel Santos hacia el de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro. El comunicado publicado la noche de este lunes por la Cancillería colombiana, en el que le pide a Caracas respeto hacia el expresidente Andrés Pastrana y que expresa el deseo de que “Leopoldo López recupere su libertad lo antes posible” fue interpretado por ciudadanos y analistas como un cambio considerable en la política exterior de Bogotá, motivado por varias razones.

“Más allá de que las relaciones binacionales entran de nuevo en una etapa crepuscular, el comunicado de Colombia deja claro que la influencia del presidente Maduro sobre las negociaciones entre el gobierno de Santos y las Farc no es la misma que tenía el presidente Chávez, y que Venezuela comienza a ser prescindible para los diálogos de La Habana”, explica a EL TIEMPO el analista político Manuel Malaver.

En Venezuela suele interpretarse que el presidente Santos lleva –¿o llevaba?- las relaciones con Caracas en términos muy sutiles justamente por la necesidad de que el gobierno “revolucionario” ayudara a encaminar a las Farc en los diálogos de paz y mantenerlos en la mesa. “Lo que uno piensa ahora es que ya ni el gobierno colombiano ni las mismas Farc necesitan de Venezuela para lo que vendrá de ese proceso (de diálogo)”, señala también el internacionalista y profesor de la Universidad Central, Gerardo Arellano.

Destacan los expertos que otros factores pueden haber incidido en el giro de la Casa de Nariño, como las recientes deportaciones que ha hecho Venezuela de ciudadanos colombianos o las denuncias de que a decenas de colombianos sin cédula venezolana pero residentes en el lado venezolano de la frontera les estén poniendo todo tipo de trabas para comprar alimentos y medicinas. Aseguran también que el fuerte decaimiento de las relaciones económicas entre ambos países también le permite hoy al presidente Santos mayor margen de maniobra política.

“En tiempos de Chávez el intercambio con Colombia llegó hasta 7.000 millones de dólares, ahora no pasa de 1.700”, explica Manuel Malaver. “Creo que esto pudo ir convenciendo también a Santos -y a la canciller Holguín, una de las más férreas defensoras de la relación con el presidente Maduro- que no vale la pena soportar tantos atropellos como las trabas al comercio, el cierre de las fronteras y el maltrato a los colombianos de este lado, las deportaciones han sido masivas y brutales”.

También cierto hastío ante las constantes agresiones verbales del gobierno venezolano, las cuales trascendieron de la figura del expresidente Álvaro Uribe y ahora la emprendieron contra el expresidente Pastrana. “Era obvio hasta cierto punto que después de la declaración de Chile rechazando también las palabras del presidente Maduro hacia el presidente (Sebastián) Piñera, Colombia debía defender a su expresidente. No lo han hecho mayormente con (el expresidente Alvaro) Uribe pero este es el segundo expresidente atacado de manera desproporcionada. Colombia estaba un poquito forzada a reacción”, destaca Arellano.

Entre el sábado y el lunes los expresidentes Pastrana y Piñera visitaron Caracas -a la visita se juntó luego el ex presidente mexicano Felipe Calderón- para participar en un foro organizado por la oposición venezolana y para visitar al dirigente político Leopoldo López. Esta última gestión les fue negada por las autoridades, lo que terminó por convertirse en un fuerte llamado de atención sobre la condición de preso político de López y las constantes denuncias contra el gobierno venezolano por violación de Derechos Humanos.

Entre los pasillos de las cancillerías venezolana y colombiana manejan la posibilidad de que en la Cumbre de la CELAC que comienza este miércoles en Costa Rica puedan limarse rápidamente las asperezas creadas en las últimas 24 horas entre Colombia y Venezuela.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.