Cuenta de cobro a petrolera, por contaminación ambiental

Cuenta de cobro a petrolera, por contaminación ambiental

Anadarko pagó 5.150 millones de dólares a EE.UU. Es la multa más alta pagada en ese país.

27 de enero 2015 , 08:35 a. m.

En el escenario mundial, que le está pasando cuenta de cobro a las petroleras, por los daños medioambientales que ocasionan con su actividad, la petrolera estadounidense Anadarko fue obligada a pagar 5.150 millones de dólares a la Justicia de Estados Unidos.

El dinero, según la ley, debe ser destinado a remediar los daños medioambientales que causó Tronox, una filial de esa empresa que se declaró en bancarrota.

Se trata de la mayor indemnización de este tipo pactada en Estados Unidos y no es para pagarla por cuotas. La multa, de acuerdo con lo informado por el secretario adjunto de Medio Ambiente del Departamento de Justicia, John C. Cruden, acaba de ser pagada.

Los receptores del pago informaron que 4.400 millones de dólares se destinarán a indemnizar a las 7.000 personas que vivieron bajo los efectos de la contaminación. De allí también se tomarán recursos para limpiar las zonas dañadas, entre las que se destacan los estados de Oklahoma, Illinois y Arkansas.

Entre las zonas dañadas se encuentra la nación navajo, la mayor comunidad indígena del país con 300.000 censados, que reparte su territorio entre el noroeste de Nuevo México, el noreste de Arizona y el sureste de Utah.

El dinero lo recibirán directamente los gobiernos tribales de las tribus indias de la nación navajo, los gobierno estatales y cuatro fondos medioambientales de respuesta creados especialmente para limpiar las zonas dañadas.

Otro fondo recibirá 600 millones de dólares para abonar indemnizaciones a las personas que durante 85 años sufrieron los daños de Kerr-McGee (matriz de Tronox y comprada por Anadarko en 2006) y sus negocios químicos, energéticos y de manufactura.

La compañía negoció con el Departamento de Justicia, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y Anadarko y algunas de sus filiales para alcanzar un acuerdo sobre la multa que debía pagar la petrolera por los daños causados por Tronox, fabricante de dióxido de titanio que se acogió a la ley de bancarrotas en 2009.

Un tribunal de bancarrotas estableció que la compañía Kerr-McGee había trasladado de forma fraudulenta activos a otra entidad (la "nueva" Kerr-McGee) para evitar sus responsabilidades por la limpieza de los puntos contaminados, que ascienden a más de 2.000. Este intento fue criticado por la fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, que consideró que "Kerr-McGee intentó escapar de las consecuencias de sus fechorías transfiriendo sus activos más valiosos a sus filiales".

"Como muestra el acuerdo histórico, el Gobierno no permitirá escapar a los que contaminan y no pagan el daño que han infligido a nuestra tierra, nuestro agua y nuestra gente", agregó Bharara.

Este acuerdo de 5.150 millones de dólares supera a los 4.525 millones de dólares que pagó la petrolera británica BP por sus vertidos sobre el Golfo de México en 2010. Para el resto del mundo es un precedente sobre lo que está sucediendo con las compañías que contaminan el mundo y provocan efectos de alto impacto para la salud humana y el medio ambiente, como el cambio climático.

Con información de EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.