Enfermedades y jíbaros acechan a emberas en Cali

Enfermedades y jíbaros acechan a emberas en Cali

Medicina Legal busca precisar causa de muerte de bebé. ICBF mantiene raciones.

notitle
26 de enero 2015 , 07:09 p.m.

Los 199 indígenas emberas katíos, que se apretujan en habitaciones de tres metros de largo por dos de ancho en El Calvario, viven rodeados de riesgos.

Para la Personería de Cali y la Defensoría del Pueblo, las enfermedades son un peligro latente para esta población que generan más de un interrogante, como la muerte de una bebé de 4 meses de nacida en medio del hacinamiento en el céntrico sector caleño. Es así que Medicina Legal busca precisar si fue una infección respiratoria la que le cobró la vida a la menor, pues como lo señaló Jhon Arley Murillo, director regional del Instituto de Bienestar Familiar, “según información preliminar suministrada por el asesor de paz de la Alcaldía de Cali, (Felipe Montoya), el cuerpo de la bebé no presenta ningún signo de maltrato o violencia física y, de acuerdo con la versión de los padres, la pequeña no tenía síntomas de problemas nutricionales o respiratorios”.

La Defensoría tiene claro que a los emberas de El Calvario los acecha problemas de salud, pues a comienzos del 2014 una bebé estuvo enferma por asfixia. Señaló que otros riesgos son el consumo de licor y de estupefacientes en esa zona de Cali, aquejada por expendios de droga y prostitución, un balance que hace más crítico el panorama para esta etnia, cuya mayoría proviene de Puerto Rico (Risaralda). De allí partíó huyendo de la violencia en 2012 para terminar arrumada en algunos inquilinatos en Cali.

“Hay indígenas que dicen ser amenazados o agredidos por consumidores de alucinógenos que, sin importar que hay niños cerca, se ponen a consumir droga”, dicen en la Defensoría.

Así mismo, la Personería explica que su intervención no obedece únicamente a la muerte de la bebé embera. Desde comienzos del año pasado, la entidad participa en el Comité Territorial de Justicia Transicional con Bienestar familiar, la Unidad de Atención Nacional a las Víctimas, la Contraloría de Cali y la Alcaldía local (la Asesoría de Paz, Salud, Gobierno y Bienestar Social). También participan representantes de Risaralda con los cuales, se analiza el retorno a Risaralda. Por ahora se evalúa llevar a los emberas a Cartago o a La Virginia (Risaralda), donde se adaptaría un albergue provisional.

El director regional del ICBF recalcó que la entidad está pendiente de los niños emberas que podrían quedar bajo protección de la entidad si se llega a comprobar que están en condiciones de mendicidad.

Añadió que un equipo interdisciplinario del Instituto continúa prestando atención integral a las 31 familias y precisó que entre marzo y diciembre de 2014, “el ICBF suministró diariamente 40 raciones del complemento nutricional para los niños y las niñas, y entregó mensualmente 40 bolsas de Bienestarina, necesarias para un mes de preparaciones”.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.