2015: el año de tomar en serio la seguridad / Análisis

2015: el año de tomar en serio la seguridad / Análisis

A medida que se masifique el acceso a Internet más serán los afectados por el cibercrimen.

notitle
26 de enero 2015 , 06:03 p. m.

Escuchar al presidente Barack Obama hablar de manera tan contundente y clara ante el Congreso de su país sobre la ingente necesidad de forjar una plataforma legislativa que ayude a repeler las amenazas digitales no es una cosa para leer rápido.

No entiendo cómo el mundo estuvo tan tranquilo mientras en ‘aguas IP’ Estados Unidos y Corea del Norte se batieron en una guerra. Tal cual, sin exageraciones, estas dos naciones enemigas en el mundo real, se enfrentaron a bala digital en los últimos meses del año pasado.

Lo mismo ha ocurrido con China, con naciones árabes... en fin. Lo complejo de todo esto es que el paso del ataque con código malicioso al bombardeo y los misiles es muy corto.

Por eso el llamado de Obama a construir, junto con el sector privado (llámense empresas de tecnología, operadores, etc.) un frente común para potenciar a las fuerzas del orden y entidades judiciales de cara a una pelea que sucede y sucederá en un campo abierto y público, por el que circula esta columna que usted lee desde su computador o móvil, los correos de su empresa y los goles de Santa Fe.

El peligro es que uno de esos ‘disparos’ termine por afectar a inocentes.

En Colombia existe un marco regulatorio, un boceto, una estructura a mi modo de ver bien pensada, que necesita pasar rápidamente a la realidad.

Es urgente pisar el acelerador en este tema. Una mayor vinculación del sector privado (pero no de esas de ‘cumplamos y ya’), y una socialización vigorosa de los roles y divisiones de las políticas de ciberseguridad y ciberdefensa que se han definido desde Gobierno se hacen prioritarias.

Porque lo peor que nos puede pasar es que, como ha sido característico en la seguridad informática, nos mantengamos a la espera de los golpes de los malos para reaccionar.

El año pasado, por ejemplo, una bien armada red de delincuentes informáticos logró movilizar casi 170.000 millones de pesos de los sistemas de Bancolombia. La cifra, para que se hagan una idea, vendría ca ser casi la mitad de todo el presupuesto que tendrá Colciencias en este 2015.

Afortunadamente sólo lograron ‘materializar’ 7.500 millones de pesos del botín digital que acapararon. Estamos ante un estado de sofisticación y ‘calidad’ de los golpes de la criminalidad digital que merecen atención privilegiada. Según empresas como Eset Latinoamérica, Symantec, McAfee y Kaspersky, en Colombia ya ebulle un mercado negro digital realmente preocupante.

Compra de identidades digitales falsas, robos de cuentas de redes sociales, ataques dirigidos, tarjetas de créditos robadas y hasta perfiles en plataformas de videojuegos y de millas de turista ya se pueden pagar.

Seis millones de personas son víctimas cada año de delitos informáticos en Colombia, y a medida que aumente la penetración de internet, veremos al alza las estadísticas.

¿Estamos preparados? ¿Seguiremos cayendo en trampas sencillas que nos invitan a descubrir quién visita nuestro Facebook o Twitter?

José Carlos García R.
Editor Tecnósfera

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.