'Rey de las corralejas' defiende los encierros

'Rey de las corralejas' defiende los encierros

Inis Amador condenó los hechos de Bolívar y Sucre y propuso formas de ponerle orden a las fiestas.

notitle
25 de enero 2015 , 07:55 p.m.

Lo que más molesta al abogado e historiador sincelejano Inis Amador Paternina es aquella vieja y perversa frase popular que reza: “Entre más muertos haya, mejor es la corraleja”.

Amador es conocido como ‘El Rey de Corralejas’, el hombre que más ha estudiado esta fiesta popular y quien hoy sale en defensa de estos encierros celebrados en muchos pueblos del Caribe entre los meses de diciembre y febrero, pero que podrían desaparecer debido a casos de maltrato animal como los registrados en videos aficionados de hace dos semanas, cuando una turba mató a puñal, patadas y palazos a un toro en Turbaco, Bolívar, y luego en Buenavista, Sucre, a un caballo.

Ahora, en Bolívar, las autoridades analizan la viabilidad de una consulta popular para evaluar la conveniencia de las corralejas, mientras desde distintos sectores del país crece el repudio a las fiestas.

En defensa de las corralejas, Amador asegura: “Desde el reinicio de las corralejas en Sincelejo, en 1997, hasta el año 2013, cuando fueron de nuevo clausuradas, no hubo un solo muerto, ni siquiera heridos de gravedad. Mientras que en los estadios de fútbol las muertes entre hinchas salvajes continúan. ¿Cuándo vamos a suspender el fútbol nacional?”, se pregunta el hombre de 60 años, quien entrega una visión folclórica y cultural de las corralejas: “Es una fiesta bonita donde se rinde homenaje al toro, al caballo y al vaquero, símbolos de la costeñidad. A diferencia de la tauromaquia, en las corralejas el toro no es sacrificado. Han existido toros que fueron símbolo y que bravearon en todas las corralejas del Caribe para ser indultados y dejados para el monte”, agrega.

De las fiestas de enero, en una infancia lejana, recuerda que a su casa en la Calle Cruz del Colorado, de Sincelejo, llegaban las comparsas, y todo el mundo se lanzaba a bailar, y la gastronomía y el fandango también hacían parte de estas tradiciones. Las únicas fiestas del año en el pueblo.

“Los sincelejanos y sabaneros reprochamos lo que pasó en Turbaco y en Buenavista, donde unos desadaptados y bárbaros, con responsabilidad de las autoridades municipales y de los organizadores de la corraleja, cometieron esa deplorable muerte a un animal”, dijo, indignado.

Amador acepta que estos encierros están perdiendo la tradición y pasaron de ser un encuentro ganadero entre amigos y familiares a festines donde reina la anarquía.

“Las corralejas nacieron como celebraciones en pueblos pequeños y en zonas rurales donde todo el mundo se conocía y tenía que ver entre sí, pero el país ha cambiado y esos pueblos familiares ahora son ciudades secundarias, como por ejemplo Turbaco, Arjona o Planeta Rica, que hoy tienen más de 100.000 habitantes y a donde llegan para las fiestas gentes de todas partes, lo que las hacen a veces incontrolables”, aseguró.

Quieren poner orden

Pero como el sueño de este hombre es que las corralejas vuelvan a reinar, el viernes pasado lideró una reunión con 45 ganaderos provenientes de todo el Caribe y Antioquia para llevarle al gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, una propuesta para unas fiestas más organizadas.

“Tiene que haber mínimo dos anillos de seguridad para entrar al encierro. No pueden ingresar menores, ni gente en estado de embriaguez, y en la arena tiene que haber mínimo 30 amarradores que protejan al toro y a los vaqueros. Además debe haber todo un plan institucional con Policía, Defensa Civil, hospitales, bomberos y veterinarios que supervisen el trato a los animales”, sentencia.

Para la protección de los animales propone que los pitones del toro sean cubiertos con caucho, y el caballo deberá llevar una cubierta de cuero como en el rejoneo. También estudian un nuevo sistema de banderillas que no lastimen a los toros; además estará prohibido el ingreso de palos y armas a los escenarios de corralejas.

Pese a las polémicas, este fin de semana arrancaron las corralejas en San Pablo, Bolívar, y esta semana siguen en Zambrano. Luego vienen más encierros en Planeta Rica y San Pelayo, en el Departamento de Córdoba, y en dos meses los tendidos se abrirán en Tierralta, también en Córdoba.

JOHN MONTAÑO
Corresponsal de EL TIEMPO
Cartagena.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.