Con algunas variantes, los mismos de siempre en el Suramericano Sub-20

Con algunas variantes, los mismos de siempre en el Suramericano Sub-20

Colombia es una incógnita para el hexagonal final que arranca este lunes en Uruguay.

notitle
24 de enero 2015 , 04:26 p. m.

Un día puede ser Ecuador, otro Perú, otro más Venezuela (casi nunca Bolivia, lamentablemente) los que experimenten alguna alegría fugaz; en general el panorama es siempre el mismo, los que avanzan a la ronda final de los torneos suramericanos juveniles son Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, con menor frecuencia Paraguay. En este caso puntual del Sub-20 que se disputa en el país de Artigas, el sexto al que le sonrió la clasificación es Perú. Pero aquellos cuatro primeros buques representan desde hace tiempo la armada invencible. Son los que trabajan mejor en inferiores, o al menos los que producen mayor cantidad de jóvenes talentos. Y eso se traduce luego en buenas selecciones de las grandes, en pasajes a mundiales.

Este 27° Suramericano Sub-20, en rigor Juventud de América (su nombre fundacional), nacido en Venezuela 1954, no ha sido la excepción. Argentina y Uruguay lideraron los grupos hacia la ronda final, seguidos de Colombia, Brasil, Paraguay y Perú. Pero ser primeros en los grupos no representa ventajas, da lo mismo. Lo sustancioso empieza el lunes en Montevideo, todos contra todos por puntos con dos objetivos grandes en juego: el Mundial de Nueva Zelanda y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

¿Cómo son los torneos juveniles ahora...? Muy serios, organizados, los campeonatos y las selecciones. Los jugadores son casi todos de primera división, los equipos llegaron con varios meses de preparación, algunos con más de 30 partidos de práctica. Tienen el máximo apoyo logístico de las federaciones, no como antes, que era todo muy improvisado, amateur. Recordamos lo que nos contara José Sulantay en 2007, reputado técnico chileno de juveniles, que dirigió en varios de estos certámenes y además jugó el Juventud de América de 1958: “En ese entonces, al menos en Chile, no existían las divisiones menores, como ahora. Se formaban selecciones juveniles regionales. Era salir de la tierra para pasar al pasto. No me olvido nunca del olor a pasto, me quedó grabado. No existían lo que hoy día son el Sub-20, el Sub-17... Ni siquiera mundiales había. Yo pasé de jugar en el equipo de la escuela a integrar la selección, imagínese...”

El equipo nacional logró un agónico triunfo frente a su similar de Venezuela a la que venció 1-0. (Reuters)

Son como una Copa América pero con límite de edad. En este marco, hemos visto hasta ahora un torneo discreto, sin grandes destaques. Acaso Uruguay se mostró como el equipo más fuerte, el que más jugó con dientes apretados (también es cierto que los uruguayos juegan así desde los ocho años). Pero dejó una sensación de más solidez que el resto y ganó con justicia su difícil grupo con Brasil, Colombia, Chile y Venezuela, como para que no digan que el local siempre es beneficiado con los grupos.

Colombia es una incógnita. Perdió con Uruguay y Brasil, ganó a los más débiles, Chile y Venezuela. Por lo visto en esta primera fase no se la ve como para retener el título a Colombia, sí como para lograr un cupo al Mundial. Tampoco hay que dar juicios definitivos, en categorías jóvenes hay demasiados vaivenes. Es verdad que puso suplentes ante Brasil, pero el rival hizo lo mismo. Perder no sirve ni agrada ni hace bien.

Estuvimos con José Pékerman en el palco del campus de Maldonado, vino expresamente a ver a los juveniles. Estaba feliz, José. De este mundillo surgió y es muy respetado, tiene un récord imbatido: triple campeón mundial Sub-20.

“Creo que el equipo es ordenado, se está acomodando y va a crecer en la ronda final”, comentó, muy diplomático y prudente. Pero justo vino cuando jugaron los reservas, va a sacar buenas conclusiones a partir del lunes, cuando Colombia enfrente a Paraguay. De entre los suplentes, tiene que haberle quedado buena impresión de Aldayr Hernández, excelente y aguerrido zaguero.

Luis Bedoya, cerca de Pékerman, sonreía. Estaba muy satisfecho de que la eliminatoria próxima vaya a sorteo y no que se juegue con el fixture de los últimos años. “Está bien así. Se sorteará el 25 de julio en San Petersburgo, junto con los otros continentes”.

El viernes, pese a los buenos momentos de fútbol, el equipo de Restrepo perdió 1-2 contra Brasil. (AFP)

Reinaldo Rueda es miembro del flamante Grupo de Estudios Técnicos de la Conmebol (un correlato del de la Fifa en los mundiales). El DT caleño definió a Uruguay como el conjunto más compacto, el de mayor cohesión. “Colombia es el equipo con mayor paciencia para elaborar el ataque. También tiene buen cambio de ritmo”. Le pedimos que diera nombre que le agradaron y enunció: “Quiñónez; jugó como un veterano en el partido más difícil, ante Brasil, aflojó un poquito ante Chile y Venezuela, pero es bueno. También me gustaron Borré y Orejuela”, dijo. Hay 300 observadores europeos que vinieron a descubrir filones. Ellos también tienen anotados a los tres que mencionó Reinaldo.

Este lunes, frente a Paraguay, arranca el hexagonal. Ahí se empezará a saber para qué está este equipo de ‘Piscis’ que vino a refrendar el título obtenido en Mendoza. Los tres rivales por vencer sí están claros: Argentina, Brasil y Uruguay. No hay más.

Último tango…

JORGE BARRAZA
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.