Editoria: 'El agua que gastas otro la necesita'

Editoria: 'El agua que gastas otro la necesita'

Una vez más, el Gobierno ha lanzado una campaña en la que le pide ahorrar agua.

22 de enero 2015 , 09:55 p.m.

Una vez más, el Gobierno ha lanzado una campaña en la que le pide a la ciudadanía cambiar ciertas costumbres con el fin de ahorrar agua. Cerrar la llave al cepillarse los dientes y al afeitarse, utilizar la lavadora solo con la carga completa y revisar los empaques de los grifos en busca de fugas son algunos ejemplos.

El motivo es la llegada del fenómeno del Niño y, con él, intensas y prolongadas sequías, como las que ya empiezan a padecer algunas regiones del país y que han llevado el caudal de ríos como el Magdalena y el Cauca a niveles críticos en algunos tramos.

Por desgracia, está claro que, a causa del calentamiento global, este no será el último fenómeno del Niño que azote al país. Así las cosas, el adecuado aprovechamiento del agua debe convertirse en la norma, no en la excepción. Urge que estas pautas –que suelen desempolvarse cuando escasean las lluvias– sean parte, de una buena vez, de las costumbres de los colombianos. Es una cuestión cada día más de supervivencia o, por lo menos, de responsabilidad con las próximas generaciones, las de nuestros hijos y nietos. El reto pasa por generar una cultura de uso racional del líquido, más que cumplir con unas recomendaciones solo mientras dura la emergencia.

Pero hay que ir más allá. Qué bueno sería que este ejercicio sirva también para construir tejido social, capacidad para reconocer y asumir, en las decisiones que tomamos en la vida cotidiana, que no estamos solos, que todas nuestras acciones, desde desperdiciar agua hasta estacionarse en un carril de una vía rápida, afectan a los demás. Suena muy simple, pero a veces parece que se olvida.

En este orden de ideas, el eslogan escogido, ‘el agua que gastas otro la necesita’, es acertado. Implica hacer el ejercicio de ponerse por un momento en los zapatos del otro siempre que se utilice este recurso; asumir que todos somos parte de un colectivo y que si hoy en la región andina llueve y hay suficiente líquido, puede que en zonas no muy lejanas este escasee, por lo que su uso inadecuado no solo aumentará la factura, sino que disminuirá la calidad de vida de otros. 

EDITORIAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.