Crónica de la larga espera por una casa gratis del Gobierno

Crónica de la larga espera por una casa gratis del Gobierno

Desplazados por la violencia asistieron masivamente al evento del miércoles pasado en La Hoja.

notitle
22 de enero 2015 , 08:08 p. m.

Filas interminables de familias desplazadas de todas las regiones del país, sentadas en sillas de plástico, una tras otra. Muchas de ellas se agarran de las manos con la misma fuerza con la que se sujetaron cuando las armas los sacaron de sus tierras en la Sierrra Nevada o en Tierra Alta.

Todos esperan –si el azar está con ellos– salir de allí con una casa propia que en ningún caso se ve como un regalo, sino como una compensación. Un acto de justicia. Y ya poco importa que el apartamento no tenga las mismas dimensiones de su casa de campo y que el vecino más cercano esté al otro lado, atravesando la pared. (Lea: Entregan las primeras viviendas gratis con computador e internet)

Algunos parecen aturdidos todavía por el hecho: pensar que un elemento tan fortuito como una balota pueda definir un buen futuro o terminar de condenarlos no resulta nada fácil de sobrellevar. Por eso, en sus ojos hay candela, la candela ansiosa de una esperanza demasiado inmediata.

Si el presidente Santos saca el número de alguno de ellos, inmediatamente será adjudicatario de una de las 457 Viviendas de Interés Prioritario (VIP) del proyecto urbanístico la Plaza de La Hoja, ubicado en la carrera 30 con calle 19, costado norte-sur.

Acaban de anunciar, además, que la primera casa será entregada con toda la dotación y todos los muebles, y que además todas cuentan con un computador y con conexión gratis a internet.

La tensión emocional es alta. Tan alta que Jazmín Moreno, apenas oye el número 40, el mismo con el que termina su cédula, se sube de afán a la plataforma.

Procedente de Boyacá y también víctima de la violencia, esposa de un celador y madre de tres hijos, tuvo tiempo suficiente para soñar con su nuevo apartamento hasta que el verdadero poseedor de la balota número 40, Diego Fernando Rivera, desplazado por los paramilitares en Caldas y quien vive con sus padres, llegó a reclamar su derecho.
Su abatimiento, apenas supo que se había equivocado, duró poco. El Presidente decidió otorgarle la segunda vivienda gratis del día.

Hay, sin embargo, dos tipos de ganadores: los que están sujetos al sorteo y que dependen de que salga su balota, y los que, por el contrario, reciben la vivienda directamente porque su condición suma varios factores (son desplazados, pertenecen a la red Unidos o cuentan con algún tipo de discapacidad externa).

Ellos, sin embargo, asisten como todos al evento y no se enteran de que son propietarios directos hasta que el sorteo va bastante avanzado.

Este proyecto se construyó de manera conjunta entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá, y en el sorteo se hicieron presentes el presidente, Juan Manuel Santos; el vicepresidente, Germán Vargas Lleras; el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, y el alcalde Gustavo Petro.

Convivencia

La alegría de recibir su primera casa no es del todo perfecta. Con el paso del tiempo, los habitantes descubren, como ha pasado con varios de los proyectos de vivienda gratis ya entregados por el Gobierno (Villa Karen y Las Margaritas) , que existen varios problemas de convivencia.

Entre ellos el volumen de la música, las riñas entre vecinos por decidir quiénes pertenecerán a la junta administrativa, las mascotas ilegales (pájaros, canarios), el sobrecupo en algunos apartamentos.

“No nos han hablado nada de reglamentos de convivencia. Por ahora solo nos importa lo que acaba de pasar y que vamos a poder vivir juntos”, dijo Celina Olave apenas advirtió la manilla verde del papá de sus esposo.

Valorización de las viviendas

De las viviendas 457 sorteadas, 226 ya están terminadas. Cada apartamento tuvo un costo cercano a los 45 millones de pesos. Pero por el terreno y su localización en el centro de la ciudad, en un futuro cercano alcanzarán un valor unitario de por lo menos 90 millones de pesos.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.