Secciones
Síguenos en:
'Hay ignorancia frente al uso de la marihuana medicinal': Galán

'Hay ignorancia frente al uso de la marihuana medicinal': Galán

El Senador habló con ELTIEMPO.COM sobre la iniciativa que pretende legalizar su uso terapéutico.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de enero 2015 , 07:05 p. m.

La propuesta legislativa de avalar el uso de la marihuana con fines medicinales nació del senador del partido Liberal Juan Manuel Galán, quien en julio del 2014 presentó un modelo de regulación de la marihuana en Colombia. Este plan deberá ser el resultado de un proceso de investigación en dónde participen los científicos, la comunidad médica, pacientes, la industria farmacéutica y el Estado.

En marzo, el proyecto de ley deberá superar el segundo de cuatro debates en el Legislativo, luego de que la plenaria del Senado haya aplazado la votación el pasado diciembre, solicitando mayor conocimiento sobre el tema.

Pese a las negativas que han manifestado algunos de sus colegas frente al tema, el Senador ha defendido su idea con base en estudios científicos, experiencias de otros países e incluso personales. En entrevista para EL TIEMPO.COM, Galán aclaró varios puntos referentes a esta iniciativa.

Hay muchas personas que creen que aprobar la marihuana medicinal es aprobar su uso recreativo. ¿Qué estrategia tiene para explicarles a los colombianos su diferencia?

Hay que decir que el consumo de la marihuana en Colombia es legal desde hace 28 años. El Estatuto Nacional de Estupefacientes, la Constitución de Colombia en su artículo 49, las jurisprudencias de la Corte Suprema y de la Corte Constitucional, han indicado que la dosis mínima es legal, inclusive la de aprovisionamiento, que es la última jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia. Yo lo que diría es que ya hay varias experiencias en el mundo como en Israel, en 23 estados de EE. UU., Canadá y varios países europeos que han regulado el consumo del cannabis terapéutico estableciendo barreras y límites claros frente a lo recreativo. Lo recreativo en materia de marihuana es más que todo fumarla, nadie se recrea con un aceite de marihuana.

¿Las personas que usan la marihuana medicinal para tratar algún mal se drogan?

La marihuana con uso medicinal se consume a través de extractos, de aceites, de gotas cuyos componentes pueden variar, algunos tienen THC (el componente psicoactivo), otros no lo tienen. Por ejemplo, en el caso del consumo de marihuana con uso medicinal para niños no tiene THC, sino que tiene otros cannabinoides, de uso comprobado, para tratar convulsiones y regular el apetito. Entonces, yo creo que la frontera es fácil de establecer en el sentido en el que los enfermos que se van a tratar con marihuana medicinal no van la van a fumar.

El senador Álvaro Uribe y el procurador Alejandro Ordóñez, entre otros, han manifestado ser unos de los principales opositores al proyecto de ley. ¿Qué mensaje les puede mandar a ellos ante los argumentos con los que defienden su posición?

Yo creo que ellos no han tenido, tal vez, la información o no conocen a fondo de qué trata este proyecto. Es muy importante que la opinión pública se entere de que no estamos hablando de marihuana fumada. Los enfermos consumen la marihuana con uso medicinal por medio de aceites, que es la modalidad más común para acceder a los beneficios de esta sustancia, que aún está siendo investigada en el mundo. (Las voces que se oponen)

La principal preocupación de los que están en contra de la iniciativa es que se convierta en una puerta para la legalización de negocios turbios…

Está demostrado que los sistemas de regulación del consumo de sustancias son el mecanismo más efectivo para controlar el uso, la comercialización, la distribución y el cultivo de una sustancia. La regulación es el camino más eficaz para que el Estado controle el acceso a estas sustancias. Hoy quienes están regulando el consumo de la marihuana son los ilegales: las ollas de microtráfico y los criminales. Lo que pretendemos con este proyecto es que sea el Gobierno el que controle y facilite el acceso a los enfermos, que podrían encontrar en el cannabis terapéutico una opción eficaz.

Foto: Shutterstock


¿Qué opina de la afirmación de Monseñor José Daniel Falla, quien asegura que darle marihuana medicinal a un enfermo es darle veneno?

Eso lo que revela es una profunda ignorancia frente a la marihuana, a las enfermedades, a la investigación científica y a las condiciones de las personas que están sufriendo por varios males. Sus afirmaciones son contradictorias con la posición que ha asumido la Iglesia, a través de los testimonios del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro, del arzobispo de Bogotá, Rubén Salazar y otros representantes de esta institución, quienes han manifestado posiciones objetivas y a favor de que se regule como medicamento el cannabis. ('Hay medicamentos más eficaces que la marihuana': padre Pedro Mercado)

¿Usted considera que la decisión de aplazar la votación del proyecto en la plenaria del Senado para marzo fue oportuna?

Yo no tengo ningún problema con esperar, con explicar más, hacer más foros o presentar más información sobre el proyecto. El verdadero problema no es que yo espere o no espere, el problema es la espera para los pacientes y las personas que necesitan tratar sus enfermedades. Es duro decirle a un paciente, para quien la única opción es la marihuana medicinal, que aún no es posible la implementación de este tratamiento porque algunas personas aún no derrumban sus prejuicios y salen de la ignorancia sobre el cannabis terapéutico.

¿De ser aprobado el proyecto de ley cuál será el siguiente paso?

El siguiente paso es ir a la comisión primera de la Cámara de Representantes y luego a plenaria de la Cámara de Representantes para que cuando se apruebe en la cámara pase a sanción presidencial.

¿Qué beneficios tendría la aprobación del uso de marihuana medicinal en materia de salud pública?

Se beneficiarían cientos de miles de pacientes en Colombia que potencialmente podrían tratarse con la marihuana medicinal. Estoy hablando solamente en epilepsia refractaria. Cifras arrojadas por ‘The New England Journal Medicine’, quienes hacen unos cálculos para cada país de acuerdo a su población, han señalado que en Colombia casi 400.000 pacientes con epilepsia refractaria se beneficiarían de la marihuana con uso medicinal como única opción para disminuir y evitar convulsiones, ya que es una enfermedad intratable, incurable y para la cual los fármacos no funcionan.

Por un lado, son solo 400.000 con epilepsia refractaria, pero estamos hablando de muchas enfermedades más como la esclerosis múltiple, enfermos de VIH, la anorexia y el cáncer para las personas que sufren de vómito y nauseas por las quimioterapias.

DANIELA RANGEL R.
ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.