Dedicación y talento se verán en el Babyciclismo en Medellín

Dedicación y talento se verán en el Babyciclismo en Medellín

Camilo Sepúlveda Piedrahita, de 11 años, busca mejorar el séptimo puesto que logró el año pasado.

notitle
22 de enero 2015 , 06:48 p. m.

Desde hace cuatro años, Camilo Sepúlveda Piedrahita, de 11 años, no solo monta en su bicicleta por diversión, también lo hace con el deseo y la convicción de ser un gran ciclista y por qué no, de seguir los pasos de Rigoberto Urán, su ídolo.

Camilo, que cursa sexto grado, participará este fin de semana en la segunda versión del Babyciclismo, deporte que cierra el V Festival de Festivales, organizado por la Corporación Deportiva Los Paisitas y que tiene lugar en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.

El menor ya tiene experiencia en este torneo. El año pasado ocupó el séptimo puesto en la categoría de ruta y, por supuesto, ha entrenado mucho más para mejorar ese puesto y alcanzar, por lo menos, un escalón en el podio.

Aunque no conoce a los demás competidores, provenientes de Boyacá y Cundinamarca –departamentos invitados– y de clubes de municipios como Caucasia, Tarazá, Yarumal, Santa Rosa de Osos, Copacabana, Bello, Rionegro, La Ceja, Carmen de Viboral y Andes, sabe que no será fácil, pues todos tienen su mismo deseo: ganar.

Sin embargo, está preparado para salir a la ruta y mostrar sus capacidades. “Debo concentrarme en mí para hacer un buen tiempo. No siento nervios o susto porque este es el deporte que me gusta y disfruto practicar”, comentó.

Y es que antes de decidirse por el ciclismo, Camilo, como la mayoría de niños, tuvo interés por el fútbol. Y quizás, una de las razones para cambiar de deporte haya sido el negocio de su papá, Freddy Sepúlveda, quien desde hace 13 años es el dueño de Ciclo Freddy, local dedicado al mantenimiento, reparación y venta de accesorios para bicicletas. Además, ofrece alquiler y venta de estas.

A su hijo, al verlo trabajar todos los días con las ciclas, le empezó a gustar el deporte de las dos ruedas, aprendió a montar muy pequeño y dejó el fútbol.

Freddy siempre lo ha apoyado, cuando no jugó más al fútbol le pareció bien pues “no era muy hábil con el balón, pero si mañana me dice que va a volver a las canchas yo lo apoyo”, aseguró.

Define a su hijo como un niño disciplinado y entregado a lo que le gusta hacer. Prueba de ello es el entusiasmo y energía que muestra cuando entrena. “Es ágil, activo, se concentra en cada ejercicio y, sobre todo, buen compañero y buena persona”, comentó Fernando Saldarriaga, entrenador de Camilo.

Saldarriaga hace parte de la Escuela Nueva Generación, donde, según él, más que tener buenos ciclistas, les interesa formar buenos ciudadanos.

“Si en un futuro dejan el ciclismo no importa, porque es más importante tener valores y ser buenas personas”, dijo.

Todas las tardes, luego de su jornada estudiantil, Camilo entrena hora y media o dos horas en el Aeroparque Juan Pablo II.

Con las indicaciones y supervisión de Saldarriaga quiere ser uno de los mejores y este fin de semana dará todo de sí para sobresalir en las pruebas de ruta y demostrarles a su familia y a los espectadores que, contrario a lo que pasó en el fútbol, en el ciclismo tiene talento. De hecho, ya ha ganado en otros torneos.

MÓNICA MARÍA JIMÉNEZ RUIZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.